Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    Tillerson: crónica de una 'muerte' anunciada

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 110

    Rex Tillerson es, hasta ahora, el último alto cargo de la Administración Trump en caer en desgracia con su jefe, el presidente de EEUU. El mandatario norteamericano sigue rompiendo marcas, y el ya ex secretario de Estado se convirtió en el cartucho número 20 que Donald Trump quema en apenas trece meses de mandato.

    Dice la leyenda que a Tillerson le pasó lo mismo que a un cónyuge engañado: fue el último en enterarse de su destitución. Cuenta también esa leyenda, que cuando descendió del avión que lo traía desde su periplo en África, — donde se inmoló momentos antes de abordar el vuelo al hacer unas declaraciones sin el visto bueno de la Casa Blanca acerca del caso Skripal —, que para convencerle de su destitución, un miembro de 'su' equipo le imprimió su 'acta de defunción' de sus funciones, que su jefe publicó en Twitter.

    Y es que tras declarar que avalaba completamente la versión británica acerca de la implicación rusa en la intoxicación del exespía ruso Serguéi Skripal, Tillerson montó raudo en el avión. Esto fue demasiado para Trump, quien ya más de una vez había manifestado abierta y públicamente su disensión en varios temas con su ya ex jefe de la diplomacia.

    Lea más: Rex Tillerson anuncia cuándo dejará el cargo de secretario de Estado

    Esa declaración de Tillerson, seguida de ese rápido abordaje, no evitó que su jefe no aguardara a su llegada para anunciar su decisión largamente esperada. Así, en pleno vuelo, cargó a su ave favorita, la de los 280 caracteres, con un misil tierra-aire. Y la combinación de letras resultó en este mensaje:  

    "Mike Pompeo, Director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel se convertirá en la nueva Directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!"

    Para el presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón, "esta destitución número 20 lo que revela es que Donald Trump no tiene equipo. Ha tenido prácticamente que improvisar su equipo, y de ahí que tenga que meter un montón de gente en la que por diversas razones, sean más o  menos lógicas, no confía, o pierde su confianza rápidamente en ellos".

    El analista lo entiende por el lado de que Trump "no tiene un partido detrás tampoco. Su partido lo apoya cuando le interesa, y Trump tampoco confía en el Partido Republicano. No tiene equipo propio y esto hace que vaya dando bandazos. Esto, enmarcado en una lucha feroz con el Partido Demócrata y con parte del Partido Republicano que constantemente le están sacando dossiers sobre sus colaboradores diciendo 'que si se han encontrado con algún embajador ruso alguna vez', y cosas por el estilo, para descalificarlos".

    "Juntamos todo ese coctel, y al final lo que tiene (Trump) es una plantilla muy corta de gente en la que puede confiar, en un contexto de enfrentamiento político interno con la mayor parte del establishment político norteamericano, y esto hace que veamos estos cambios y veremos muchos más", concluye Moragón.

    Entonces, el 'ángel caído' dio paso al vuelo de un halcón: el ya exdirector de la CIA, Mike Pompeo, toma el relevo de Tillerson para ejecutar una diplomacia más agresiva, en un momento en que se vislumbra un acercamiento al máximo nivel entre EEUU y Corea del Norte.

    Además: ¿Guerra Fría 2.0? Así será el mundo en la era posTillerson

    "Lo que no tengo claro es hasta qué punto EEUU realmente quiere negociar con Corea del Norte. Yo no creo que quieran negociar. Otra cosa es que tengan que hacer un cierto disimulo para en algún momento romper las negociaciones", y que responsabilicen de eso a Pyongyang, observa el experto.

    Así, Corea del Norte le sirve al juego de EEUU, según Moragón, quien indica que Washington "puede presentarlo como un malo muy malo, incluso por las características un tanto peculiares de Kim Jong-un, y luego le sirve para justificar toda su política en la parte del Pacífico, es decir, el rearme de sus aliados, Japón y Corea del Sur, al mismo tiempo que su propio rearme, su propia presencia cada vez mayor en el mar de la China Meridional, y su presión sobre China".

    "Y Mike Pompeo… vamos a ver lo que tarda en perder la confianza de su presidente", ironiza Fernando Moragón

    Además:

    Peso mexicano avanza sobre el dólar debilitado por la destitución de Tillerson en EEUU
    Corea del Norte e Irán: la discordia entre Trump y Tillerson
    México reconoce labor de Tillerson por relación bilateral y ofrece trabajar con Pompeo
    Trump vs. Tillerson: una guerra de egos en la cúpula política de EEUU
    Etiquetas:
    CIA, Rex Tillerson, Mike Pompeo, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik