En directo
    Hoy con nosotros

    Juan Aguilar: "Putin es un magnífico jugador de ajedrez de la geopolítica"

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Javier Benítez
    1844121

    La victoria de Donald Trump en EEUU. El acuerdo nuclear de Irán con el grupo 5+1. La victoria militar ruso-siria en Alepo. El creciente aumento de la tensión en el Mar de la China Meridional. El Brexit. La recuperación del precio del petróleo. Son puntos críticos importantes no sólo en sí, sino por su repercusión en los próximos tiempos.

    En un momento del año en que las cartas vuelven a repartirse, el periodista y analista internacional Juan Aguilar ha repasado los hechos fundamentales de 2016 en Radio Sputnik.

    Para comenzar, Juan Aguilar incidió en que “Donald Trump es un personaje atípico, una especie de paracaidista dentro de la política, donde por su grado de imprevisión puede ocurrir cualquier cosa, y eso en todo juego crea una incertidumbre que es muy interesante. Esperemos que no sea dramática, pero por lo menos que sea interesante”, dice el experto.

    El periodista destacó otro hecho en 2016: la condena a Israel por los asentamientos ilegales en Palestina. “Es muy importante, aunque no deja de ser una de las muchas resoluciones de las Naciones Unidas, que como casi todo el mundo sabe no se suelen cumplir, pero que tiene una importancia simbólica grande. ¿Por qué? Porque es la primera vez que nadie la ha vetado y contó con la abstención de EEUU, lo que ha creado una crisis diplomática grave entre Israel y el país norteamericano”.

    Sobre el conflicto en Siria, Aguilar ha dicho que en 2016 “ha habido pasos significativos, es un conflicto muy difícil porque hay un bando, este ‘batiburrillo’ de organizaciones terroristas que recibe permanentemente ayuda y financiación exterior, sumado a la posibilidades de organización, entrenamiento y armamento exterior”.

    Aguilar se detuvo especialmente en “un cambio cualitativo: la actitud de Turquía, sobre todo a partir del fracasado golpe de Estado contra el presidente Recep Tayyip Erdogan. A partir de allí, el Gobierno turco cambia un poco la orientación. Ante este nuevo escenario podemos estar en el principio del fin del conflicto en Siria”.

    En las últimas semanas que le quedan al frente de la Casa Blanca, Barack Obama ha tenido una postura muy extraña, opina Aguilar. “No parece lógico que estando a punto de irse, Obama le cree un problema diplomático al próximo presidente de EEUU con Israel; y que sabiendo que el nuevo mandatario llega con una actitud distinta con respecto a la lucha contra el yihadismo, diga que va a seguir armando a los opositores sirios”.

    “Da la sensación que este hombre en una rabieta y pataleta por la derrota de los Demócratas en las elecciones norteamericanas, ha decidido dejarle a Trump todas las minas posibles en el camino, a ver si alguna le explota”, observa el experto.

    Por otra parte, ya van varios años en que la provocación a Rusia por parte de Occidente es permanente y con una típica escalada de la tensión. Los dos últimos ejemplos: el derribo del bombardero ruso por parte de Turquía en Noviembre de 2015, y el asesinato del embajador de Rusia en Turquía en diciembre de 2016.

    “Ellos prueban una cosa, el resorte no funciona porque el Kremlin sabe aguantar la situación y además porque tiene un presidente que es un magnífico jugador de ajedrez de la geopolítica mundial, entonces aumentan la presión: cada nueva provocación a un nivel un poco más alto, y así van probando, intentando que de alguna forma al final el Gobierno ruso tenga un ‘error’ y caiga en la provocación”.

    También el analista se refirió al caso de la filtración de emails del Partido Demócrata de EEUU, que desnudó una red de conspiración y un entramado que cumplió su objetivo: que Bernie Sanders no accediera a la lucha por acceder a la Casa Blanca. “Cuando unos informadores demuestran que una serie de políticos son más bien delincuentes que otra cosa, hay una tendencia muy natural que es la de matar al mensajero, es decir, la culpa es de WikiLeaks, o sino de los hackers rusos”, señala Aguilar.

    “Al final Hillary Clinton acusa directamente al presidente Putin como si éste no tuviera otra cosa que hacer que por las noches meterse en un ordenador a ver si hackea las elecciones norteamericanas. Es que estos disparates se creen en Occidente”.

    Aguilar explica que lo grave de la cuestión “es que el público norteamericano no entra en saber si lo que dicen los emails de las filtraciones es verdad o no. Porque si es la verdad, algunos de ellos tendrían que estar encausados por los tribunales norteamericanos. Eso es lo importante, no si un periodista de investigación, o un señor escondido en la Embajada de Ecuador en Londres, o si el presidente Putin por las noches con un ordenador, se dedican a hacer estas cosas. Aquí lo importante es: la señora Clinton y su banda de secuaces han cometido delitos tipificados en los EEUU, ¿sí o no? Eso es lo importante, y eso es lo que no quieren contestar ni investigar. Incluso fuerzan al FBI a parar las investigaciones”, indica el experto.

    Europa ha pasado por un año muy difícil en cuanto a los atentados terroristas y sobre todo por una lectura de esos atentados, que son las absolutas fallas de seguridad, según Juan Aguilar. “Tras lo de Niza, lo de Berlín me parece increíble. Yo no quiero ser conspiranoico, ni tampoco quiero pensar mal, pero no parece lógico que siempre que se produzca una situación de estas aparezca la documentación de los autores porque se la han dejado en el coche, en el camión o donde sea, y luego los persiguen y al final los acaban abatiendo de tal forma que nunca podamos saber lo que pasó, el muerto no habla. Como trabajo policial es de lo más inútil y erróneo”.

    En referencia a otros temas que afectan a Europa, para Juan Aguilar “el Brexit se puede comentar en base a que los partidos tradicionales en los esquemas tradicionales de la política europea y occidental desde la Segunda Guerra Mundial están cambiando a marcha acelerada por todo una serie de cosas”.

    “Primero, por la crisis económica que machaca a la economías occidentales desde 2007. Segundo, porque la situación en Europa se ha visto muy deteriorada por una serie de razones: los refugiados que llegan sobre millones de inmigrantes, cientos de miles de los cuales han entrado de forma ilegal. Todo esto creó problemas sociales y de presupuesto”.

    Para finalizar el repaso de los temas más que tuvieron más impacto en 2016, Aguilar se refirió al tema del petróleo como ‘una gran partida de ajedrez’. “Las decisiones económicas que se están tomando ahora eran las lógicas que se tendrían que haber tomado ya en 2015 o incluso antes, en cuanto comenzó ese desplome en el precio del petróleo que no obedecía a razones económicas objetivas, pero que tenía detrás razones políticas y geopolíticas, e incluso un enfrentamiento de la élite saudí con la norteamericana”. Finalmente tras varias negociaciones “la realidad se impuso”.

    “Pero ¿quién ha movido esa partida, quién es el que ha hablado con todos y el que podía de alguna forma ponerlos a todos de acuerdo debido a su gran influencia política sobre países como Irán o Venezuela? Era Vladímir Putin. Y así se ha hecho”, concluye Juan Aguilar. 

    Etiquetas:
    hackeo, elecciones, ciberseguridad, refugiados, Elecciones presidenciales en Alemania (2017), Elecciones presidenciales en Francia (2017), Brexit, Elecciones presidenciales en EEUU (2016), UE, Juan Aguilar, Bernie Sanders, Donald Trump, Recep Tayyip Erdogan, Hillary Clinton, Benjamín Netanyahu, Barack Obama, Vladímir Putin, Europa, Israel, Turquía, Palestina, España, Siria, EEUU, Oriente Medio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik