En directo
    Política
    URL corto
    3314
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de facto de Bolivia anunció la designación de su vicecanciller Gualberto Rodríguez como próximo encargado de negocios en España, con la misión inicial de "fortalecer" las relaciones entre ambos países, afectadas por un reciente incidente que involucró también a la Embajada de México.

    "El vicecanciller irá como ministro consejero encargado de negocios, porque no podemos hacer la designación de un embajador plenipotenciario, lo que deberá hacer el próximo Gobierno", dijo a reporteros la canciller Karen Longaric.

    La designación de embajadores titulares debe ser aprobada por la Cámara de Senadores, que está controlada por el Movimiento Al Socialismo de Evo Morales, quien fue forzado a renunciar el 10 de noviembre y reemplazado dos días después por la senadora Jeanine Áñez, autoproclamada presidenta transitoria.

    "Queremos tener una representación del más alto nivel en España, capaz de conversar con el Gobierno español, de hacer conocer cuáles son los objetivos del Gobierno boliviano de manera clara y directa", aseguró Longaric sobre el envío del vicecanciller a la Embajada boliviana en España.

    Longaric conversó el 2 de enero con la canciller en funciones de España, Margarita Robles, a quien dijo que aseguró el interés del Gobierno de facto boliviano de mantener estrechas relaciones con la administración española, a pesar de haber expulsado a los principales representantes diplomáticos de Madrid.

    El Gobierno de Áñez expulsó el 30 de diciembre a la encargada de negocios Cristina Borreguero, al cónsul general y a por lo menos cuatro agentes de seguridad españoles, acusándolos de participar en un supuesto y frustrado plan de fuga de exautoridades bolivianas refugiadas en la Embajada de México.

    Esas expulsiones significan "simplemente que Bolivia dejó de confiar en esos funcionarios que estuvieron involucrados en hechos que no se ajustan a la ley boliviana, pero no una ruptura de relaciones", aseguró Longaric.

    La canciller hizo la declaración horas después de reunirse con el jefe adjunto de la delegación de la Unión Europea, Jörg Schreiber, y varios embajadores del viejo continente.

    La UE calificó el 31 de diciembre a las expulsiones como "medida extrema e inamistosa", en tanto que Madrid replicó con la expulsión de tres miembros de la embajada boliviana, sin jefe desde el golpe de noviembre que encumbró a Áñez.

    La Paz echó también a la embajadora de México, María Teresa Mercado, por su supuesta responsabilidad en el incidente ocurrido el 27 de diciembre, que derivó en el incidente diplomático más serio enfrentado por la administración transitoria de Bolivia.

    Sobre los miembros del pasado Gobierno de Morales refugiados en la Embajada mexicana en La Paz, Longaric reiteró que el Gobierno de Áñez no les otorgará salvoconductos de salida del país y dijo que prevé reunirse en los próximos días con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

    Etiquetas:
    España, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik