08:56 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Payaso. Bandera de EEUU

    La cumbre norcoreana y mucho más: la presión de EEUU, cada vez más impotente

    © CC0 / Pixabay
    Política
    URL corto
    5261
    Síguenos en

    Las recientes declaraciones desde Pyongyang sobre la 'inutilidad' de una cumbre con EEUU si solo se discute la desnuclearización unilateral pueden tener diferentes interpretaciones, pero la mayoría de ellas indican que la presión estadounidense ya no funciona tan bien como antes.

    La actitud norcoreana unas semanas antes del 12 de junio, la fecha prevista para la reunión de Donald Trump con Kim Jong-un en Singapur, podría verse en EEUU como un intento de salvar la cara antes de la 'capitulación'.

    Esta sería la desnuclearización de Pyongyang frente a las sanciones internacionales y la supremacía militar de Washington.

    Pero en realidad, significa que Corea del Norte rechaza someterse bajo la 'habitual' presión de EEUU y seguir haciendo concesiones unilaterales sin que la otra parte haga nada en respuesta, escribe el periodista Dmitri Kósirev en un artículo para Sputnik.

    La razón para esta actitud es la benevolencia de un poderoso aliado: China.

    Pekín, supuestamente 'apartado' por Trump del proceso de paz bilateral EEUU — Corea del Norte, se pronunció a favor de un acercamiento recíproco.

    Pyongyang realmente hizo concesiones a Washington: prometió cerrar su polígono nuclear, liberó a unos ciudadanos estadounidenses y aceptó celebrar la cumbre en un país proestadounidense, y sus socios deberían responder con pasos semejantes, según los chinos.

    Más: Líderes de EEUU y Corea del Sur saludan liberación de estadounidenses en Corea del Norte

    "Pero EEUU pensó que no habría nada más que nuevas concesiones. Trump creía que bastaba presionar, y todos los objetivos se lograrían. En realidad, así no va a lograrse nada", predice Kósirev.

    Es probable que el secretario de Estado, Mike Pompeo, haya llevado a Pyongyang un 'guion' para la cumbre en Singapur, los norcoreanos lo estudiaron, y aquí está la respuesta, escribe el autor.

    El 'triple fracaso' de Washington

    El desafío de Kim sería la tercera ocasión de los últimos meses en el que la habitual práctica de presionar a sus oponentes no funciona para la Casa Blanca.

    Pekín se ve él mismo en una contienda comercial con EEUU. Como de costumbre, Trump empezó con amenazas y sanciones, pero China no cedió ante la presión y envió a Washington su propia lista de frustraciones y sugerencias para discutir. ¿Es posible llegar a un acuerdo? Sí. Pero una capitulación, ya no.

    El caso de Irán es otro ejemplo de fracaso. El abandono unilateral del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní —muy parecido a lo que se podría concluir con Kim Jong-un— plantea la pregunta de si se puede negociar algo con EEUU y confiar en que Washington cumpla con lo acordado.

    Opinión: Estados Unidos siempre se ríe de tratados, acuerdos y promesas

    Pero lo más interesante es que los aliados europeos de Trump no están dispuestos a sacrificar sus intereses en Irán para satisfacer a EEUU, a pesar de las amenazas de la Casa Blanca de sancionar a cualquiera que comercie con Teherán.

    "Resultan no una sino ya tres las ocasiones donde el equipo de Trump creyó posible presionar a sus oponentes hasta que se quebraran y se equivocó, con un resultado opuesto", escribe el autor.

    Corea del Norte no está dispuesta a rendirse, así que la cumbre de 12 de junio en Singapur tendrá un guion diferente al presentado por Mike Pompeo durante su visita a Pyongyang, concluye.

    Un historial de deshonestidad: La potencia mentirosa, o cómo EEUU perdió la credibilidad

    Además:

    May asegura que Londres apoyará a EEUU en ejercer presión a Corea del Norte
    Moscú: la actitud de EEUU respecto a Corea del Norte hace peligrar los avances conseguidos
    Trump rompe con Europa por Irán, Jerusalén, el comercio, el cambio climático, la OTAN y el euro
    Etiquetas:
    desnuclearización, Corea del Norte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik