En directo
    La bandera de Rusia en el Kremlin de Moscú

    Kremlin: las nuevas armas de Rusia no amenazan a los que no tienen planes de atacarla

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Política
    URL corto
    2142

    MOSCÚ (Sputnik) — Las nuevas armas de Rusia no amenazan a los países que no tienen planes de atacarla, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "Reitero lo que ya dijo el presidente (Vladímir Putin), Rusia no va a atacar a nadie, estas armas no amenazan a los que no tienen planes de atacar a nuestro país", dijo.

    Es un error ver el mensaje de Putin a la Asamblea Federal como apuesta militarista, la idea principal es la necesidad de un salto tecnológico, añadió.

    "Considerarlas como unas declaraciones militaristas es erróneo", subrayó.

    Además, Peskov aseguró que resulta exagerado pensar que el mensaje de Putin aumentará el aislamiento de Rusia.

    "Es una percepción errada y exagerada del punto de vista del presidente", dijo el portavoz al enfatizar que Rusia es un país que "busca una cooperación recíprocamente beneficiosa, basada en el respeto mutuo y la confianza con todos los Estados del mundo".

    La idea clave del mensaje de Putin a la Asamblea Federal, según explicó, consistió en el salto tecnológico.

    "La idea es el salto tecnológico que inevitablemente se dará en todo el mundo", dice Peskov que añade que "la tarea de Rusia es dar este salto a tiempo" y, según él, el país "tiene todo lo necesario para lograrlo".

    Afirmó que el despliegue del escudo antimisiles global de EEUU era capaz de vulnerar la paridad nuclear estratégica.

    No se lo pierda: Moscú tiene numerosas pruebas de que el escudo antimisiles de EEUU apunta contra Rusia

    Peskov agregó que la respuesta de Rusia al despliegue del escudo antimisiles de EEUU no será simétrica.

    El portavoz del Kremlin aseguró que las declaraciones del líder ruso, Vladímir Putin, se refieren a acciones en respuesta  a los pasos que da EEUU en esa esfera, en particular, al abandono unilateral del Tratado sobre Misiles Antibalísticos (Tratado ABM).

    "Se trata precisamente de acciones de respuesta de Rusia a la destrucción del Tratado sobre Misiles Anti-Balísticos, su salida de ese convenio y el proceso muy activo de creación del sistema global antimisiles que, a su vez, en el futuro podría destruir la paridad estratégica, nuclear y de hecho neutralizar las Fuerzas Estratégicas de EEUU", dijo Peskov.

    Lea también: Rusia responderá de inmediato al uso de armas nucleares contra países de la OTSC

    Preguntado si Rusia responderá a un ataque nuclear contra el territorio sirio, Peskov recordó que "Rusia y Siria no tienen firmado un documento integral sobre relaciones de alianza".

    "Sin duda alguna, Siria es nuestro aliado, pero, como ustedes comprenden, desde el punto de vista de los compromisos internacionales, las relaciones de alianza se formalizan mediante acuerdos", dijo.

    Al precisar a qué aliados se refería Putin en su discurso, Peskov recordó que "Rusia forma parte de la OTSC (la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva), y ha asumido otros compromisos de alianza".

    "Así que en este tema todo es bastante evidente", señaló. 

    ​Asimismo, el Kremlin descarta la implicación de Rusia en la carrera armamentista.

    Lea más: Putin: las sanciones no lograron contener a Rusia

    Precisó que las nuevas armas rusas garantizarán la paridad en aras de estabilidad en todo el mundo.

    Las armas presentadas durante el discurso del presidente ruso a la Asamblea Federal "son un apoyo garantizado a la paridad estratégica, lo cual es necesario para mantener la paz y la estabilidad en todo el mundo", señaló.

    Peskov aseguró que "Rusia no se implicará en una carrera armamentista".

    "Putin destacó (…) que Rusia no responderá de modo simétrico a los planes de EEUU y a la creación del sistema de defensa antimisil", comentó el funcionario.

    Rusia no infringe los acuerdos internacionales sobre restricción y control de armamento y continuará respetándolos, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    "Rechazamos de plano todas las acusaciones de que Rusia infrinja algún artículo de la ley internacional sobre el desarme y el control de armamento, Rusia ha cumplido, cumple y seguirá cumpliendo todos sus compromisos internacionales", dijo.

    El portavoz del Kremlin subrayó que el nuevo proyectil Sarmat, presentado por el presidente ruso, Vladímir Putin, "no amenaza a nadie".

    Peskov recordó que según la doctrina militar del país, Moscú recurrirá a armas nucleares solo en caso de un ataque con armas nucleares u otro armamento "que amenazaría la existencia del Estado ruso".

    En su discurso ante la Asamblea Federal (Parlamento bicameral), Putin informó que Rusia comenzó una fase activa de pruebas del nuevo misil balístico intercontinental Sarmat, que contará con una amplia gama de equipos nucleares de alta potencia y sistemas modernos capaces de contrarrestar el sistema antimisiles de EEUU.

    Washington declaró que con este discurso Putin confirmó que Moscú ha estado desarrollando armas en violación de sus obligaciones, incluido el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

    Declaró que el mensaje de Putin al Parlamento no es un mensaje de confrontación sino de desarrollo y disposición a cooperar.

    "No es un mensaje de confrontación, es un mensaje de desarrollo, aumento de bienestar de los rusos y la disposición para cooperar con todos los países del mundo en los intereses de la realización de nuestro desarrollo tecnológico", dijo a la prensa.

    Importaciones de acero y aluminio

    Al mismo tiempo, Rusia comparte las preocupaciones de países europeos sobre los planes de EEUU de aplicar aranceles a los importaciones de acero y aluminio, declaró el portavoz del Kremlin.

    "Es una situación que merece la mayor atención, sabemos que varias capitales europeas ya expresaron su extrema preocupación, la compartimos y estamos analizando la situación que se está formando en las relaciones comerciales tras esta declaración", dijo.

    Peskov aseguró que "se trata de una medida dirigida contra varios países".

    El 1 de marzo el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció que impondrá tarifas del 25% para el ingreso de aceros al país, y de 10% para el aluminio a partir de la semana próxima.

    La semana pasada, el Departamento de Comercio había recomendado al mandatario gravar todas las importaciones de acero con un tributo de 24%, o imponer un arancel del 53% a los suministros procedentes de 12 países.

    La cartera explicó que el exceso de capacidad mundial de acero es de 700 millones de toneladas, casi siete veces el consumo anual de ese metal en EEUU.

    Le puede interesar: "Rusia es uno de los principales blancos de medidas antidumping"

    Hasta el 15 de febrero, EEUU había presentado 169 quejas antidumping (comercio desleal) y compensatorias sobre el acero, de las cuales 29 fueron contra China.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Las nuevas armas rusas: ¿cómo son los misiles estratégicos Sarmat y Avangard?
    Putin a la cadena NBC: "Todos los ensayos de nuevas armas terminaron con éxito"
    Putin advierte que cualquier ataque nuclear contra Rusia tendría una respuesta inmediata
    Etiquetas:
    amenaza, armas, Kremlin, Rusia