Widgets Magazine
11:36 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Manifestantes con banderas del Partido de de los Trabajadores

    ¿Está el FMI detrás de las reformas laborales en Francia y América Latina?

    © REUTERS / Nacho Doce
    Política
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    La reforma laboral presentada por el gobierno de Emmanuel Macron implica un retroceso para los trabajadores y un aumento del poder de las empresas. Brasil realizó un cambio similar, Perú y Argentina planean seguir el mismo camino. ¿Qué hay detrás de esta tendencia?

    El Gobierno francés anunció que la pretendida reforma laboral se realizará por medio de varios decretos. Según sus impulsores, las medidas apuntan a una flexibilización de las políticas laborales con la pretensión de generar mejores escenarios para la economía nacional.

    Pero no todos piensan igual, para Analía Micheloud, socióloga y redactora de la sección de política internacional de La Izquierda Diario, estas reformas implican un "claro retroceso de las conquistas de la clase trabajadora".

    "Lo esencial de la reforma es que intenta atacar la principal herramienta de lucha que tiene la clase obrera: los sindicatos. En el caso de Francia, según los decretos presentados por el presidente y la cartera de Trabajo las empresas van a poder negociar con sus trabajadores sin que intervengan los representantes sindicales", dijo a Sputnik la periodista argentina.

    "Esto se agrava aún más en las PyME, que dan trabajo a más de la mitad de los trabajadores franceses", agregó.

    En Europa Francia es un caso paradigmático, como lo es Brasil para América Latina. Estos planes que aparecen bajo la pretensión de generar condiciones para un desarrollo futuro esconden graves consecuencias para los trabajadores.

    Micheloud opina que los argumentos utilizados por los Gobiernos como los de Michel Temer en Brasil, Pedro Pablo Kuczynski en Perú y Mauricio Macri en Argentina, son la competitividad y la modernización.

    "Desde el punto de vista empresarial la competitividad se aumenta bajando el costo. El salario y las condiciones de trabajo son un costo para las empresas, por eso atacan a la organización sindical y se facilitan los despidos colectivos disminuyendo los costos de las indemnizaciones", indicó.

    Lea más: "Es una gran mentira que eliminar derechos laborales reactive la economía de Brasil"

    A partir de una conquista enorme que fue la jornada laboral de 35 horas en Francia ahora se podría trabajar hasta 46 horas y en el caso de Brasil hasta el extremo irrisorio de 60 horas semanales. Para la periodista argentina, muchas veces esto sucede por la presión del FMI que recomienda a los países "flexibilizar" el mercado laboral para reducir el empleo en negro.

    "Esto es una falacia completa. Si uno analiza todos los países donde se han aplicado estas reformas lo que sucede es que aumentó el desempleo y el trabajo no registrado", aseguró.

    "Un claro ejemplo es Perú, un país donde siete de cada 10 personas trabajan en el sector informal. Según el Gobierno, la reforma laboral propuesta apuntaría a reducir esto", agregó.

    Otra característica de estas propuestas es que en general los Gobiernos las imponen a la fuerza. A tres meses de haber asumido, el nivel de aprobación del presidente francés es muy baja, del 40%.

    "En el caso de Brasil, la reforma la llevó adelante un Gobierno que dio un golpe institucional y tuvo las dos huelgas generales más grandes de los últimos 20 años. Perú, el segundo productor mundial de cobre después de Chile, está atravesando una enorme huelga en el sector minero y docente. Esto habla a las claras del poco apoyo que tienen estas reformas que atacan al conjunto de los trabajadores", señaló.

    El caso argentino es uno "particular". El país sudamericano se está preparando para las elecciones legislativas de octubre. El Gobierno de Macri había anunciado una posible reforma laboral luego del período electoral. Pero ocurrieron situaciones clave que obligaron a posponer el plan.

    "El cierre de la fábrica multinacional Pepsico dejó a 600 trabajadores en la calle. Este hecho marcó el inicio de una enorme lucha obrera en el país. Aún hoy, a más de dos meses del cierre, algunos trabajadores continúan acampando frente al Congreso. El otro es la desaparición forzada de Maldonado que abrió una crisis nacional y una campaña a nivel internacional por su aparición con vida. Estos hechos empañaron los planes del Gobierno para avanzar contra las conquistas de los trabajadores argentinos", concluyó.

    Además:

    Reforma laboral en Brasil obliga a Uruguay a mejorar competitividad
    La reforma laboral brasileña enciende la alarma regional
    Sindicalista uruguayo: Mercosur debe ser "coherente" contra reforma laboral de Brasil
    Etiquetas:
    trabajadores, ajustes, sindicatos, derechos laborales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik