Widgets Magazine
En directo
    Ejército turco

    ¿Se ha sofisticado el entramado militar turco tras el intento de golpe de Estado del 2016?

    © Sputnik / Stringer
    Política
    URL corto
    Intento de golpe de Estado en Turquía (264)
    0 30

    Las autoridades otomanas siempre buscaron el apoyo del Ejército, hasta que tuvo lugar en 2016 la intentona de golpe militar.

    ¿Por qué falló el golpe militar de 2016?

    Después del golpe de Estado de julio del 2016, comenzó una transformación radical en el Ejército turco. Antes, entre 2007 y 2010, los oficiales otomanos estaban desmoralizados por numerosos pleitos. Algunos estaban basados en evidencias sólidas, pero otros en sospechas infundadas.

    Entre el 17 y el 20% de los altos mandos militares sufrieron represiones. La mayoría de estas represiones afectó a los generales y almirantes, es decir, a los cargos más importantes. Sin embargo, el Ejército resultó necesario de nuevo una vez que arrancó la guerra civil en Siria. Gran parte de los militares detenidos fue rehabilitado. Los soldados —principalmente los generales- no han olvidado la humillación y el miedo.

    Además, el riesgo de una intervención militar a gran escala en el conflicto sirio despertaba temor entre muchos de ellos. Probablemente percibieron con comprensión los llamamientos de los aliados de  en la OTAN para iniciar una lucha real contra Daesh — grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países —, para resistir la propagación del radicalismo y para resolver el problema de los refugiados. Todos estos factores han vuelto a poner sobre la mesa los elementos que hicieron fallar el golpe militar el 15 y 16 de julio del año 2016.

    Cambios en la Fuerzas Armadas turcas después del golpe militar de 2016

    Hace poco, el Gobierno turco anunció una serie de reformas estructurales en el Ejército. Decidieron cerrar las academias militares y presentaron planes para desarrollar una universidad militar. Fueron las academias militares las que actuaron como 'criba' para elegir a los reclutas más confiables, forjar el futuro personal para el Ejército y adoctrinar a los jóvenes en el espíritu nacionalista turco, el laicismo y la dedicación a la idea del Estado.

    Se espera que la Universidad Militar tenga un espíritu más abierto y permita el acceso a las filas de las Fuerzas Armadas a todos los interesados.
    Esta decisión ha despertado una discusión animada. Los que no están de acuerdo advierten que ahora está completamente abierto el camino al Ejército para los partidarios del islam político, e incluso para los islamistas radicales. Y, en el futuro, en lugar de militares laicos, el Estado turco tendrá grupos religiosos incontrolables, agresivos y radicales dentro del cuerpo de oficiales.

    Otra innovación importante fue la abolición de los tribunales militares y la transferencia de la mayor parte de la estructura social, que solía ser propiedad del Ejército, a manos de las autoridades civiles. Los militares, en particular los oficiales, dejaron de ser una casta especial, que mantenía la independencia frente a las autoridades civiles y tenía sus propios mecanismos sociales. Este proceso puede ser descrito generalmente como una mayor 'civilización' del Ejército, y va en aumento. Los escépticos alertan de que el exceso de poder civil sobre los militares puede afectar al nivel de profesionalismo en el cuerpo castrense.

    Ahora bien, es bastante obvio que el Ejército turco está pasando por una serie de reformas dolorosas, que pueden afectar significativamente a su disposición, moral y aspiraciones políticas. Al parecer, la era de los golpes militares al estilo del 12 de septiembre de 1980 ya es cosa del pasado, y las Fuerzas Armadas turcas han dejado de ser el único garante legítimo de la estabilidad del país, dando lugar a estructuras políticas, partidos y ONG.

    El Ejército perdió la subjetividad política y, en el futuro, estará cada vez más controlado por el presidente en persona.El Estado Mayor, que había sido previamente un símbolo del poder político de los militares, ahora se ocupa solo de la planificación, de manera que ha perdido la capacidad de controlar las diversas divisiones de las Fuerzas Armadas. El mandatario, más bien al contrario, fortalecerá su poder al ser capaz de dar órdenes a los cuerpos directamente.

    ¿Cómo actúan hoy en día las fuerzas de seguridad en la confrontación con los kurdos en el sureste de Turquía?

    Las represiones masivas en las estructuras de poder turcas después del fallido golpe militar de julio de 2016 han debilitado a las fuerzas de seguridad, pero no resultaron ser un cambio fundamental. Las tropas turcas conservan una inmensa superioridad cuantitativa y cualitativa sobre las milicias kurdas. Al mismo tiempo, las autoridades turcas no dudan en utilizar plenamente su ventaja en la artillería, vehículos blindados y aviones. Además, los pocos Manpads y sistemas antitanque de los que disponen los kurdos no son suficientes para causar un gran daño a las aeronaves otomanas ni a los vehículos blindados.

    Como resultado, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) no puede capturar y mantener el control a largo plazo sobre las principales ciudades y pueblos, pero un apoyo importante entre la población local y las bases kurdas en las zonas kurdas de Siria e Irak les permiten continuar la guerra de guerrillas. El Ejército turco y la gendarmería tienen que controlar vastas áreas montañosas, lo que divide sus fuerzas y los hace vulnerables a los ataques del enemigo. Al mismo tiempo, los golpes que se aplican de vez en cuando a las Fuerzas Aéreas de Turquía alcanzan objetivos en el norte de Irak y Siria, pero no resuelven completamente el problema de los campamentos del PKK en los territorios vecinos.

    ¿Qué significa la intervención turca en el conflicto sirio para el equilibrio de fuerzas en Oriente Próximo?

    El hecho de que Turquía interviniera directamente en el conflicto sirio permitió hablar de un éxito parcial. Ellos fueron capaces de eliminar la amenaza planteada por Daesh de sus fronteras desde el principio. Impidieron también que se conectara el enclave de Afrín con el resto del territorio kurdo. Pero la duración de los combates y el precio de esta victoria resultaron ser inesperadamente altas.

    A corto plazo, esta operación provocó una actitud más cautelosa de Turquía hacia otras operaciones militares en el exterior. Si hubiese sido realizada más rápida y exitosamente, se podría esperar una ofensiva inmediata en el territorio kurdo en Siria, y posiblemente en Irak. Pero, a largo plazo, esto puede contribuir a que el Ejército otomano salga fortalecido. El último tiene una experiencia de combate real, ha aprobado sus armas y tácticas. Además, ha aprendido a conducir operaciones de combate en conjunto con los Ejércitos 'proxy', lo que va a resultar muy importante en la región en el futuro.

    La intervención militar directa en Siria ha proporcionado a Turquía una posición fuerte en cualquier formato de negociaciones para abordar el destino ulterior de Siria. Eso obligará a sus vecinos a comprender a Turquía como una fuerza militar y política cada vez mayor.

    ¿En qué medida es ahora importante para Turquía interactuar con otros Estados miembros de la OTAN?

    Las relaciones de Turquía con los países de la Alianza Atlántica tras el golpe militar viven ahora un enfriamiento. Las autoridades otomanas se han visto decepcionadas por el hecho de que los líderes de la OTAN no actuaron inmediatamente después del golpe, ya fuera condenándolo o calificándolo de manera coherente y rotunda. Solo a finales de agosto los funcionarios de la OTAN comenzaron a expresar una opinión sobre el golpe. En la opinión pública turca está muy extendida la versión de que las estructuras de la Alianza Atlántica sabían o al menos sospechaban de la posibilidad del inminente golpe. Además, algunos de los oficiales sospechosos en la planificación del golpe de Estado recibieron refugio en países de la OTAN. Muchos observadores han notado que, precisamente aquellas partes y conexiones que tomaron un papel más activo en el golpe, debían ser la columna vertebral del contingente turco de las fuerzas de despliegue rápido de la OTAN.

    Cabe señalar que, además de la actitud respecto al golpe de Estado, hay otros factores que complican las relaciones con miembros importantes del bloque. Se trata del apoyo que Estados Unidos presta a los kurdos, además de la crítica de los principales países de la UE en lo que se refiere a las violaciones de los derechos humanos en Turquía y el problema de los refugiados. En los últimos años, se observan algunos fallos también en el mecanismo de cooperación técnico-militar con la OTAN. Una serie de grandes proyectos de defensa, muy importantes para la imagen de los líderes turcos, fue sometida a las sanciones extraoficiales de la UE y EEUU (por ejemplo, el tanque Mitup Altau y el helicóptero de ataque T-129 Atak, entre otros). La licitación sobre el suministro del sistema de defensa antiaérea fue el apogeo de la presión política sobre Turquía.

    Observamos una situación en la que la participación en la OTAN no permite a los dirigentes turcos fortalecer la seguridad nacional y la estrecha involucración de Turquía en las actividades de la Alianza se ha convertido en un obstáculo en el camino del desarrollo tecnológico nacional. Estas circunstancias conducen al hecho de que Turquía participará más activamente en el desarrollo de un nuevo sistema de relaciones regionales, buscando una mayor independencia de la OTAN. Sin embargo, la crisis en las relaciones ruso-turcas ha demostrado que el artículo 5 de la Carta de la OTAN sigue en vigor y garantiza a Turquía seguridad total a nivel mundial. Por eso no se debe esperar una ruptura completa entre Turquía y la Alianza Atlántica.

    Tema:
    Intento de golpe de Estado en Turquía (264)

    Además:

    Erdogan: Turquía seguirá desarrollando las relaciones con Catar
    El Parlamento de Turquía autoriza el envío de tropas a Catar
    Identifican a presuntos autores intelectuales del asesinato del embajador ruso en Turquía
    Alto cargo de Turquía insta a kurdos iraquíes a renunciar al referéndum independentista
    Etiquetas:
    fuerzas armadas, ejército, OTAN, Siria, Unión Europea, EEUU, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik