20:52 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    201
    Síguenos en

    La tensión en las relaciones entre Ankara y sus aliados y vecinos causa preocupación en la sociedad otomana. El politólogo y experto en relaciones internacionales, Ilhan Uzgel, comentó a Sputnik la dura situación en la que se encuentra Turquía en la escena internacional.

    El escenario difícil que afronta Turquía es su culpa, opina el politólogo, y se debe a la actitud de Ankara hacia los países europeos. De esta manera se crea una tensión adicional y provoca conflictos artificiales a su alrededor, dijo.

    Según Uzgel, es difícil encontrar un país que tenga tantos problemas en las relaciones con sus vecinos y aliados como Turquía. El experto detalló dos causas de este fenómeno.

    Una de ellas se explica con fallas en los cálculos políticos, la otra se debe a los problemas estructurales.

    "Esto quiere decir que existen crisis que surgen por la política errónea del gobierno del país, mientras también hay conflictos creados de manera artificial y conflictos encaminados mayormente [para influir sobre] el interior del país", manifestó.

    Como ejemplo del último, Uzgel menciona las relaciones entre Turquía y Países Bajos, Alemania y Austria. El experto agrega que es importante distinguir entre estos tipos de crisis.

    No obstante, el politólogo subrayó que pese a la tirantez tradicional en los lazos entre Ankara y la Unión Europea, hay que evitar que la situación se haga crítica.

    En el marco de las preparaciones para un plebiscito en Turquía —referéndum constitucional que aumentará los poderes del presidente del país— el partido gobernante —Partido de la Justicia y el Desarrollo— no consiguió crear una imagen de un enemigo dentro del país.

    Lea también: Suecia, preocupada por situación en Turquía antes del referendo constitucional

    Esto se debe al hecho de que el mayor partido opositor —Partido Republicano del Pueblo— no mostrara una reacción dura al referéndum constitucional, aunque esto es precisamente lo que quiso ver el partido gobernante, explica el analista.

    Como resultado, el oficialismo turco se puso a buscar enemigos en el exterior, esta vez Ankara eligió a Austria y Países Bajos, prosiguió Uzgel. Según el experto, las tensiones seguirán hasta el propio referéndum porque la Administración espera sacar ventaja de la situación actual.

    Uzgel subrayó que Ankara tiene relaciones difíciles con muchos países. Los lazos con Israel y Egipto están lejos de ser buenos, menos aún se puede hablar que un progreso en las relaciones con Siria, indicó. Lo mismo atañe a países como Irán e Irak y, recordó, a menudo reaparecen problemas con Grecia y Bulgaria.

    No se lo pierda: ¿Qué le espera a Chipre tras el empeoramiento del conflicto entre Turquía y la UE?

    Entretanto Turquía paulatinamente deja de ser un país cuyas acciones son predecibles, dice, y esta situación tampoco puede durar mucho tiempo ya que no es posible estar en conflicto con muchos países, reitera el entrevistado.

    "El déficit de la balanza de pagos de Turquía es muy alto así que existe una necesidad de aumentar el comercio y las inversiones. En estas condiciones, Turquía tendría que solucionar problemas existentes en el campo de la seguridad así como pasar a una política exterior equilibrada y tranquila", observó Uzgel.

    Esta situación política puede tener una influencia negativa sobre el turismo, las inversiones y el comercio internacional del país otomano, y entonces las consecuencias serán difíciles de arreglar, se añade.  

    "No se puede excluir que Turquía se convierta en un país paria. Espero que esto no suceda. La frase 'país paria' atañe más a los países y regímenes no integrados en el sistema de países occidentales", manifestó Uzgel.

    El experto señala que Ankara a día de hoy sigue siendo parte del 'sistema occidental': no ha abandonado el Consejo de Europa y sigue siendo miembro de la OTAN.

    Si Turquía sale del Consejo de Europa después del referéndum, como lo prometió Erdogan en sus recientes declaraciones, la comunidad internacional sí puede comenzar a percibir a Ankara como un paria y esto va a tener implicaciones económicas exclusivamente negativas para el país otomano, concluyó.

    Etiquetas:
    UE, Ilhan Uzgel, Austria, Alemania, Países Bajos, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook