21:34 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Edificios destruidos en Idlib, Siria (archivo)

    Putin: el acuerdo ruso-turco sobre Idlib evitó un derramamiento de sangre

    © REUTERS / Khalil Ashawi
    Oriente Medio
    URL corto
    150

    MOSCÚ (Sputnik) — El acuerdo de Rusia y Turquía para crear una zona desmilitarizada a lo largo de la línea de contacto de la oposición armada y las tropas gubernamentales en la provincia siria de Idlib previno un derramamiento de sangre, declaró el presidente ruso, Vladímir Putin.

    "En este caso se trata de un acuerdo muy bueno de Rusia y Turquía porque previno un nuevo derramamiento de sangre", afirmó el líder ruso, al recordar que el acuerdo prevé establecer una zona desmilitarizada de unos 15-20 kilómetros en la provincia siria de Idlib.

    El mandatario subrayó que ambos países están trabajando intensamente con el apoyo de Irán para cumplir con este acuerdo.

    "En principio, el trabajo está avanzando en la buena dirección; tengo todos los motivos para creer que lograremos los objetivos planteados, y eso significa que allí no habrá más grandes combates", dijo en rueda de prensa tras reunirse con el canciller federal (jefe de Gobierno) de Austria, Sebastian Kurz.

    Putin agregó que Rusia continuará los esfuerzos conjuntos con Turquía en Siria, incluyendo la creación de una zona desmilitarizada de 15 a 20 kilómetros en Idlib y las patrullas conjuntas.

    Más: Putin aboga por excluir la presencia de tropas extranjeras en Siria tras la derrota del terrorismo

    Constató que Ankara "se toma muy en serio" y cumple sus compromisos sobre Siria.

    El líder ruso agregó que debatió este miércoles el proceso de paz en Siria con Kurz.

    "Constatamos la disposición de Austria a sumarse a las operaciones humanitarias en apoyo a la población de Siria", dijo al subrayar que es necesario coordinar este trabajo con Damasco.

    Por su parte, Kurz indicó que la Unión Europea (UE) ya está brindando ayuda a la reconstrucción de Siria y resaltó la importancia de fortalecer este apoyo.

    También expresó la esperanza de que se logre retirar todas las fuerzas extranjeras de Siria para poner fin a la guerra en el país.

    Rusia, Turquía e Irán son cogarantes del llamado proceso de Astaná que busca lograr una solución negociada al conflicto armado que desangra a Siria desde marzo de 2011.

    El 21 de septiembre los militares rusos y turcos definieron las fronteras de la zona desmilitarizada en la provincia siria de Idlib en virtud de un acuerdo logrado por los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, en la ciudad de Sochi el pasado 17 de septiembre.

    No te lo pierdas: La operación en Idlib, anhelada por Damasco pero difícil de realizar

    La zona desmilitarizada será controlada por las tropas turcas y la policía militar rusa.

    La gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria, fue ocupada en 2015 por varios grupos terroristas, entre ellos el Frente al Nusra, también conocido como Hayat Tahrir al Sham, prohibido en Rusia.

    De acuerdo con los pactos entre las facciones insurgentes y Damasco, se fueron trasladando a Idlib los grupos que se negaron a abandonar la lucha armada durante las operaciones antiterroristas de Alepo, Homs, Guta Oriental, Deraa y Al Quneitra.

    ​En 2017, Idlib pasó a integrar una zona de distensión patrocinada por Turquía.

    Damasco declaró en julio pasado que se reservaba el derecho de usar la fuerza militar para liberar Idlib si los insurgentes rechazan el proceso de reconciliación.

    Te puede interesar: Resultados de los tres años de la operación rusa en Siria

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Conflicto en Siria, Zona Desmilitarizada, acuerdo, Idlib, Ankara, Turquía, Siria, Rusia