En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    TEL AVIV (Sputnik) — El coordinador nacional del coronavirus israelí, Nachman Ash, presentó, en una reunión del Comité de Constitución, Derecho y Justicia del Parlamento, una propuesta de un pasaporte verde relacionado con la pandemia de COVID-19.

    Se trata de una aplicación que permitirá a quienes hayan recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, una vez que el país comience a volver a la normalidad, ingresar a eventos culturales y deportivos, viajar al extranjero sin tener que ponerse en cuarentena y tener acceso a muchas otras ventajas.

    La colorida aplicación incluye opciones en los idiomas que más se usan en Israel, que son el hebreo, árabe, ruso y amárico.

    Se precisa que habrá un documento de viaje separado en inglés para aquellos que viajen al extranjero.

    El propósito de la iniciativa del pasaporte verde es permitir la apertura de diferentes sectores de la sociedad.

    Un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo a la prensa israelí que se debate unificar esas propuestas en un documento que sería reconocido internacionalmente y evitaría que quienes lo posean tengan que ponerse en cuarentena cuando vayan al extranjero.

    Según afirman los autores de la propuesta presentada, el pasaporte verde no será necesario en el sistema educativo, lugares de trabajo, comercios callejeros, transporte público y lugares de culto.

    El documento será válido, sin embargo, en eventos culturales y deportivos, conferencias, restaurantes, cafés, centros comerciales, hoteles, gimnasios y piscinas.

    Vacuna de Moderna

    La compañía de biotecnología estadounidense Moderna informó que el Ministerio de Sanidad de Israel aprobó su vacuna contra el COVID-19 y espera comenzar a enviar dosis a Israel este mes.

    "El Ministerio de Salud de Israel ha asegurado 6 millones de dosis y se espera que las primeras entregas comiencen en enero", destaca el comunicado de Moderna.

    La compañía no precisó cuántas dosis llegarán al principio, por lo que no está claro si los primeros envíos ayudarán a Israel a evitar una escasez prevista de vacunas.

    Las 6 millones de dosis son suficientes para inocular a 3 millones de personas.

    El anuncio se produjo cuando Israel lucha con un brote severo de la tercera ola del virus y se enfrenta a una escasez de dosis de vacuna, a pesar de que su campaña de vacunación per cápita es una de las más avanzadas en el mundo.

    El director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, calificó la autorización de la vacuna por parte de Israel como un "momento histórico" en la lucha mundial contra el virus.

    "Esta es la tercera autorización regulatoria para la vacuna COVID-19 Moderna. La primera fuera de Estados Unidos. Quiero agradecer al Ministerio de Salud de Israel por sus esfuerzos, ya que su equipo ha trabajado incansablemente junto al nuestro para garantizar una autorización oportuna de esta vacuna", dijo Bancel en un comunicado.

    La vacuna de Moderna utiliza una tecnología de RNA mensajero (RNAm) similar a la inyección de Pfizer-BioNTech, pero es más fácil de manejar ya que no necesita ser refrigerada a temperaturas extremadamente bajas. En ensayos en los que participaron 30.000 voluntarios, tuvo una eficacia superior al 94% en la prevención del virus sintomático en adultos. Aún no está claro si la inyección previene la propagación asintomática de la enfermedad.

    Las autoridades sanitarias israelíes informaron el 5 de enero por la noche que se habían confirmado 7.061 nuevas infecciones durante el día. Actualmente hay 53.912 casos activos, 772 pacientes en estado grave y 3.445 israelíes han muerto del COVID-19.

    Etiquetas:
    confinamiento, coronavirus, COVID-19, pasaporte, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook