En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    112
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia decidió suspender el proyecto de reconversión de la planta iraní de Fordo por haber comenzado el enriquecimiento de uranio en esa instalación, declaró el 5 de diciembre la compañía de combustible TVEL que forma parte de la corporación rusa de energía nuclear Rosatom.

    "El enriquecimiento de uranio y la producción de isótopos estables no pueden llevarse a cabo en un mismo local porque en el aire y en los equipos quedan huellas de uranio incompatibles con el uso de isótopos con fines médicos", dice la nota al agregar que Rusia "decidió suspender el proyecto [de reconversión de la planta] y lo informó a Irán".

    Según explicó TVEL, para continuar los trabajos de reconversión de la planta de Fordo se deben parar las centrifugadoras en las que se enriquece uranio y limpiar minuciosamente el local y los equipos.

    Por su parte, el viceministro ruso de Exteriores Serguéi Riabkov también aseguró que la corporación rusa de energía nuclear Rosatom suspende su trabajo en la instalación iraní de Fordo, pero no lo abandona definitivamente.

    "El trabajo está suspendido y no abandonado", dijo Riabkov a la prensa.

    El vicecanciller explicó la pausa en el trabajo de la planta por la necesidad de analizar la situación y las posibles consecuencias negativas.

    "No abandonamos la instalación", afirmó.

    Rusia e Irán mantienen consultas para resolver los problemas relacionados con el proyecto de reconversión de la planta iraní de Fordo, declaró el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandi.

    "Se mantienen negociaciones sobre cómo implementar este proyecto de tal manera que se eliminen las dificultades técnicas", dijo Kamalvandi citado por la agencia Fars.

    En el año 2017 los especialistas de TVEL en consonancia con el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear iraní, comenzaron a ejecutar el proyecto de modificación de dos cascadas de centrifugadoras de gas en la planta de Fordo para producir isótopos estables (no radiactivos) para fines médicos.

    "El seis de noviembre de 2019, en el marco de una nueva etapa de recorte de sus compromisos nucleares con el PAIC […] en dos cascadas de centrifugadoras de gas instaladas en la misma sala donde se producían los isótopos estables, comenzó la producción de hexafluoruro de uranio, lo que hizo tecnológicamente imposible la ejecución del proyecto de la empresa TVEL relacionado con la modificación de dos cascadas de centrifugadoras de gas en Fordo", indica la nota.

    En julio de 2015, Irán y seis mediadores internacionales —Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia y Alemania— firmaron el PAIC, que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

    En mayo de 2018, EEUU rompió el acuerdo y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

    En este contexto, a finales de enero pasado, la UE adoptó el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (Instex) para eludir las sanciones estadounidenses y comerciar con Irán.

    Sin embargo, el mecanismo se ha mostrado ineficaz hasta la fecha, y en mayo de 2019 Teherán empezó a abandonar gradualmente sus compromisos en el marco del PAIC

    El 6 de noviembre, Irán inició la cuarta etapa del recorte de sus compromisos nucleares ante la falta de avances por parte de los países europeos signatarios del pacto nuclear.

    Etiquetas:
    planta, proyecto, Irán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik