En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    Elecciones presidenciales en Ecuador 2021 (37)
    0 51
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — La pandemia del COVID-19 cambió la vida diaria de las personas y, el último día del 2020, comenzó en Ecuador una sui géneris campaña electoral, en la que las redes sociales tendrán un papel protagónico de aquí hasta la votación el 7 de febrero.

    El actual presidente, Lenín Moreno, los 137 legisladores y los cinco parlamentarios andinos dejarán sus cargos el 24 de mayo.

    Con 16 candidatos tras la silla presidencial, 1.973 que buscan las curules en la Asamblea Nacional (órgano legislativo unicameral) y 100 tras los cinco puestos del Parlamento Andino (órgano deliberante de la Comunidad Andina), las elecciones del 7 de febrero prometen una intensa confrontación.

    Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, YouTube… serán ahora los grandes cuarteles de campaña, que obligadamente reemplazarán a mítines, tarimas, coliseos y estadios.

    Expertos consideran que el discurso presencial cederá paso, aunque a regañadientes, a la estrategia digital, en la que los políticos deben ser creativos para ganarse el corazón de los electores y asegurarse el voto sobre todo de los jóvenes que pasan infinidad de horas frente al computador y al teléfono, y también de los indecisos.

    "Las redes sociales, big data, inteligencia artificial, los algoritmos... son las nuevas herramientas de las campañas. Estamos viendo otro despliegue de la política, tanto para los votantes como para los candidatos", dice a Sputnik el analista Franklin Ramírez, investigador del Departamento de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Sociales (Flacso), con sede en Quito.

    Coronavirus amenazante

    Las visitas puerta a puerta a puerta, regalo de camisetas, abrazos, besos, bailes, al menos para estas elecciones, quedarán en el pasado, en medio de las restricciones y el distanciamiento social inevitable ante el riesgo de una segunda ola del mortal coronavirus, más aun con la nueva cepa rondando ya Latinoamérica, con el primer caso descubierto en Chile y con el reconocimiento del Ministerio de Salud de Ecuador de que en cualquier momento se detecta en este país.

    El protocolo de bioseguridad establecido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) prohíbe a las organizaciones políticas realizar mítines, concentraciones y tarimas durante la campaña; solo están autorizadas caminatas y caravanas de vehículos, con un límite de acuerdo con el número de votantes en cada jurisdicción.

    En ciudades con más de 100.000 electores las caminatas podrán integrarse con un máximo de 200 personas; en ciudades que registren entre 10.000 y 100.000 electores, máximo 150 personas.

    En las localidades con menos de 10.000 votantes, las marchas serán limitadas a 100 personas.

    Pero en cualquiera de los casos es obligatoria la distancia mínima de 2 metros entre cada persona y nadie puede dejar de usar el tapabocas.

    Tres por la silla

    Tres son los candidatos que parece se disputarán la Presidencia: el exbanquero de derecha Guillermo Lasso, el representante de del movimiento indígena Yaku Pérez, de izquierda, y el pupilo del expresidente Rafael Correa (2007-2017), Andrés Arauz.

    De acuerdo con la encuestadora local Cedatos, hasta mediados de noviembre Lasso lideraba la intención de voto, con 23%, seguido por Arauz, con 13% y Pérez con casi 11%.

    Es evidente que en esta campaña electoral diferente, quien se mueva mejor en redes sociales, quien explore mejor los datos, quien maneje los mensajes con creatividad, podrá lograr mejores resultados, en un país en el que, según las últimas encuestas, al menos un 33% de la población aún no decide por quién votar.

    De acuerdo con estudios del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), Facebook y WhatsApp son las redes más utilizadas en Ecuador.

    ​Facebook es utilizada por más del 55% de la población; sin embargo, Twitter es la preferida por los políticos, por su inmediatez.

    Durante la campaña, se prevé un uso masivo también de Instagram, para videos y fotos en los que se explique de manera didáctica y atractiva las propuestas de los candidatos; sin embargo, esta red no tiene aún una mayor penetración entre los ecuatorianos, salvo en la población joven.

    Un calentamiento en la utilización de redes sociales con miras a las elecciones de 2021 empezó desde el año pasado y con mayor fuerza desde el segundo semestre del 2020, sobre todo en Facebook, en donde se puede encontrar con facilidad a los denominados trolls (personas pagadas para postear mensajes) que usualmente buscan confrontación en torno a los candidatos, así como posicionar mensajes, muchas veces alejados de la realidad.

    Si Ecuador debe ir a un balotaje, como casi todos pronostican, sin duda la campaña de la primera vuelta será un aprendizaje para la segunda vuelta electoral, que deberá realizarse en abril.

    Por lo pronto, hasta el 4 de febrero que termina la campaña, los ecuatorianos verán una guerra digital, en la que las noticias falsas, seguramente estarán a la orden día, y en la que los candidatos se juegan el favor del electorado y los ecuatorianos su futuro, en medio de un país convulsionado por una severa crisis económica.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Ecuador 2021 (37)
    Etiquetas:
    Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook