En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 32
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Con el incremento diario de los casos de contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 a nivel mundial, crece también la tensión, el estrés y el agotamiento de gobiernos y personas que no ven disponible una forma para frenar esta pandemia.

    Cada día son varios los países que reportan cifras récord de infectados, una tendencia que se ha vuelto habitual desde finales de septiembre y más frecuente en esta casi primera quincena de octubre.

    El hemisferio norte y más específicamente Europa y EEUU están viviendo lo que muchos llaman 'segunda ola', pero que no es más que la combinación del relajamiento por parte de muchas personas respecto a las medidas preventivas —higiene, distancia social y uso de mascarilla— y la llegada del otoño, más proclive a las enfermedades respiratorias.

    "Estamos observando en todo el mundo un aumento del número de casos notificados de COVID-19, especialmente en Europa y las Américas", destacó el 12 de octubre el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

    El directivo recalcó que "en cada uno de los últimos cuatro días se ha notificado el mayor número de casos hasta el presente. Asimismo, un gran número de ciudades y países están notificando un aumento del número de hospitalizaciones y ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos".

    Adhanom Ghebreyesus recordó que "esta es una pandemia desigual" y que "durante la última semana, casi el 70% de los casos notificados en todo el mundo correspondían a 10 países, y casi la mitad de todos los casos se registraron en solo tres países [EEUU, la India y Brasil]".

    38 millones y sumando

    Desde hace un tiempo muchos especialistas habían advertido sobre la posibilidad de un empeoramiento de la situación en los meses de octubre y noviembre, y la realidad supera los pronósticos.

    Ya el 12 de octubre por la tarde el mundo superó la barrera de los 38 millones de casos de contagio por el coronavirus SARS-CoV-2, según los cálculos que realiza la Universidad estadounidense Johns Hopkins (JHU).

    De acuerdo con el balance actualizado para este 13 de octubre, a escala global se detectaron 38.204.270 casos del coronavirus, entre ellos más de 1,08 millones letales y 26,5 millones de recuperaciones. Lo sorprendente es que se pasó de los 37 a los 38 millones de infectados en menos de tres días, pues esa cuota fue superada el pasado domingo 11 de octubre.

    Estados Unidos es el país con más casos del COVID-19 registrados (más de 7,8 millones), seguido por la India (más de 7,2 millones) y Brasil (más de 5,1 millones).

    Y aunque son cifras alarmantes, vale recordar que hace una semana el jefe de emergencias de la OMS, Mike Ryan, habló de la posibilidad de que alrededor del 10% de la población mundial ya haya sido infectada con COVID-19. De confirmarse los datos, los contagios a nivel global pasarían de los 38 millones confirmados actualmente, a ser más de 700 millones.

    Cifras récord

    Son varios los países que han registrado cifras topes recientemente. Este 14 de octubre, sin ir más lejos, Bulgaria detectó 785 nuevos casos del coronavirus en un día, la peor cifra en lo que va de la pandemia, según el Ministerio de Salud, que contabiliza un total de 25.774 personas infectadas por el coronavirus y 923 fallecidas.

    Homenaje a las víctimas de coronavirus en Brasil
    © REUTERS / Amanda Perobelli
    Mientras que Rusia, el cuarto país con mayor cantidad de contagiados, registró este 14 de octubre 14.231 nuevos casos de COVID-19 en la jornada pasada, récord para la nación euroasiática que acumula 1.340.409 positivos de coronavirus, según el centro operativo nacional para la lucha contra la propagación del nuevo virus.

    La incidencia en Rusia pasó de 41 casos de coronavirus por 100.000 habitantes a 52 en una semana, lo que supone un aumento de 26%, aseguró este 14 de octubre el ministro de Sanidad, Mijaíl Murashko.

    Países como Jordania, Francia, España, Ucrania, República Checa y el Reino Unido son otros que han reportado números topes en los últimos días, para hacer más complicada una situación que ya de por sí era casi insostenible.

    También son alarmantes las estadísticas de Alemania e Italia, dos naciones que sufrieron bastante durante los primeros meses de la epidemia.

    No solo es el virus

    Pero no solo es la incidencia directa del COVID-19, que se ha cobrado la vida de más de 1,08 millones de personas. El coronavirus SARS-CoV-2 también ha afectado directamente la economía mundial y tiene a los gobiernos buscando soluciones para paliar la enorme crisis financiera

    A esto hay que sumar las muertes y trastornos mentales causados por la pandemia de COVID-19, un fenómeno que podría aumentar y experimentar 'una segunda ola', según un artículo publicado el 12 de octubre en la revista médica JAMA.

    "Es inminente una segunda ola de devastación, atribuible a las consecuencias en la salud mental del COVID-19", señala el texto escrito por profesores de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York. Añade además que "es probable que la magnitud de esta segunda ola abrume al ya debilitado sistema de salud mental, lo que generará problemas de acceso, especialmente para las personas más vulnerables".

    Según los investigadores, esta nueva ola de problemas con salud mental traerá aparejada un aumento de las muertes por suicidio y sobredosis de drogas. Además, al igual que la primera ola, incidirá más en negros e hispanos, adultos mayores, grupos de bajos recursos y trabajadores de la salud.

    Los especialistas consideran que habrá una "transformación del duelo y la angustia normales en duelo prolongado y trastorno depresivo mayor, y síntomas de trastorno de salud postraumático".

    A la espera de que una o varias vacunas lleguen a la gran mayoría y nos salven del virus, toca mantener e incrementar las medidas sanitarias, el distanciamiento social y el uso de la mascarilla.

    Y los países, ejecutar lo que nuevamente recomendó el 12 de octubre el director general de la OMS: "Detección, aislamiento, pruebas y atención a las personas, y localización y puesta en cuarentena de sus contactos. Esto es lo que los países están demostrando que funciona cada día".

    Etiquetas:
    salud mental, muerte, COVID-19, vacuna contra coronavirus, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook