Widgets Magazine
15:11 GMT +322 Septiembre 2019
En directo
    Yihadistas de Daesh en Afganistán (archivo)

    Daesh intenta penetrar en Rusia consolidando su presencia en el norte de Afganistán

    © Foto: Screenshot
    Noticias
    URL corto
    848
    Síguenos en

    El subsecretario de la Cámara Alta del Parlamento de Afganistán, Mohamed Feisal Sami, habló con Sputnik sobre la dimensión que han adquirido el tráfico de drogas en el país y de cómo se puede luchar contra ellos.

    El cultivo de estupefacientes en Afganistán se ha disparado. Sami atribuye su auge a la actividad de los grupos terroristas en los barrios que controlan, que no ha hecho más que aumentar:

    "El contrabando [de drogas] y el terrorismo están estrechamente ligados. La razón principal por la que el cultivo de drogas aumenta desde hace tiempo en Afganistán está en las actividades de los grupos terroristas en el país. Una gran parte de los narcóticos se cultivan en las zonas que el Gobierno no controla. Es en esos barrios donde las plantaciones de psicotrópicos han alcanzado cotas más elevadas. Lo que está ocurriendo no solo influye en la situación que atraviesa Afganistán, sino en la de otros países del mundo y de la región", señala Sami.

    Desde el Parlamento afgano alertan de que los combatientes de Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia— pretenden aumentar su presencia al norte del país para penetrar en los países de Asia central y en Rusia: "Quieren expandir su presencia por tres motivos", apunta Sami: primero, porque desean utilizar los recursos naturales del país; segundo, porque quieren extender el cultivo de estupefacientes y su contrabando; y tercero, porque quieren penetrar en los países de Asia central y llegar a las fronteras de Rusia.

    El terrorismo y el narcotráfico en Afganistán no lograrán imponerse si los países de la región y las principales potencias mundiales coordinan sus esfuerzos. Los terroristas sacan mucho dinero del contrabando de drogas y compran con él armas y munición, además de financiar a sus tropas, explica Sami, y señala que sin ayuda exterior los afganos no resolverán la situación.

    "Nosotros los afganos no podemos enfrentarnos solos al terrorismo internacional y regional que reina en Afganistán. Es una lucha que requiere de los esfuerzos de todos los países de la región y de potencias mundiales como Rusia, a quienes les molesta y preocupa que el cultivo de drogas y la actividad de los grupos terroristas se estén extendiendo".

    Sami reclama que esos mismos países y potencias deben ayudar al pueblo y al Gobierno afgano a encontrar una forma de erradicar la lacra que representan el narcotráfico y el terrorismo.

    Lea más: Moscú quiere ver un Afganistán "estable e independiente"

    El subsecretario de la Cámara Alta del Parlamento de Afganistán explica a Sputnik que, para luchar contra ellos, es necesaria asistencia política y financiera. También de Rusia.

    "Es una gran desgracia que durante los últimos 16 años de presencia militar extranjera y de supuesta guerra [contra el terrorismo] en Afganistán no se haya conseguido erradicarlo al 100%. Esperamos que las fuerzas de la OTAN presentes en Afganistán y de los países de la región, en especial de Rusia, nos brinden la asistencia financiera y política necesaria (…) El Gobierno de Afganistán, y yo como su representante, haremos todo lo posible por facilitar las condiciones necesarias para que Rusia nos ayude", explica a Sputnik.

    Si Rusia, como potencia regional, ofrece ayuda financiera y materia al país, "la recibiremos de buen grado", asegura Sami.

    Además:

    Lavrov critica a EEUU por su nueva estrategia en Afganistán
    Presidente de la Duma insiste en que la OTAN debe combatir las drogas en Afganistán
    Etiquetas:
    terrorismo internacional, narcotráfico, Daesh, Rusia, Afganistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik