En directo
    Corán

    Francia, impotente para frenar el terrorismo islamista

    CC0 / pixabay
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    452

    Desarmada ante el terror islamista protagonizado por sus propios ciudadanos. Impotente ante la radicalización de parte de su juventud. Incapaz de frenar la secesión de cientos de barrios controlados por el salafismo. Francia no encuentra soluciones para afrontar su peor crisis de las últimas décadas.

    El atentado que le costó la vida a un gendarme y a otras tres personas en la localidad de Carcasona y el salvaje asesinato de una anciana judía en el centro de París vuelven a poner de manifiesto la implantación del islamismo radical en Francia.

    En el primer caso, un franco-marroquí, al grito de "Alá es el más grande", siembra el terror en el sur del país en un hecho que está transformando el estupor inicial en ira hacia la supuesta impotencia de las autoridades para frenar este tipo de actos.

    El asesino de Carcasona era conocido por los servicios policiales y estaba fichado "S", como se denomina a la categoría de personas que representan una amenaza para la seguridad pública. El Ministro del Interior, Gerard Collomb, y el Fiscal antiterrorista, François Molins, manifestaron que nada hacía suponer que Redouane Lakdim fuera a pasar al acto.

    Una declaración de impotencia comprensible si se tiene en cuenta la falta de medios para vigilar 24 horas a los miles de fichados "S" en Francia, pero que los franceses no soportan más como argumento.

    Siete de cada ocho franceses consideran necesario que los individuos con fichas "S" sean internados. Ocho de cada diez apoyan que a los yihadistas franceses en el extranjero se les impida regresar a Francia, aunque puedan ser condenados a muerte en el país donde se encuentren.

    Por supuesto, estas encuestas están hechas después del atentado de Carcasona, pero ello no resta valor al hartazgo de los franceses ante las justificaciones habituales de las autoridades políticas después de cada acto de terror islamista.

    Lea también: La izquierda francesa se despedaza en torno al islamismo

    Marine Le Pen, presidente de Rassemblement National, y el líder del partido de centro-derecha Los Republicanos, Laurent Wauquiez, han pedido otro tipo de medias, como el restablecimiento del Estado de urgencia, la expulsión de los fichados "S" de nacionalidad extranjera o la prohibición del salafismo o de la organización de los Hermanos Musulmanes.

    Escapó de los nazis en 1942 en París; asesinada por islamistas en 2018

    Al clamor por el atentado islamista en Carcasona se unió horas más tarde el conocimiento del asesinato en París de una anciana judía de 85 años. Miereille Knoll, de 85 años, escapó a la redada de Vel d'hiv de París en julio de 1942. Pero lo que no consiguieron los nazis y sus colaboradores hace 71 años lo han hecho dos musulmanes que acuchillaron once veces y quemaron a su vecina, solo por ser judía.

    En Francia ciudadanos son asesinados solo por ser judíos.

    La serie de atentados islamistas que asola el país desde 2012 se inició con la matanza de tres niños y un profesor en una escuela judía. Pero, hasta ahora, la indiferencia sobre estos hechos era ensordecedora. El salvaje asesinato de Mireille Knoll parece que puede despertar al fin la solidaridad de los franceses con sus compatriotas judíos.

    Un musulmán con un tabish en Moscú
    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Los últimos actos terroristas coinciden también con la enésima denuncia de otro problema que los gobiernos de todo signo han ignorado durante décadas. En Francia hay territorios donde se inició hace años una secesión del Estado; zonas y barrios donde la ley que impera es el salafismo y donde todas las instituciones republicanas son ignoradas.

    Cien intelectuales franceses han firmado recientemente un manifiesto para denunciar el separatismo islamista en ciertos barrios del país. El salafismo —denuncian— ha tomado el poder en estas zonas ante el abandono político. A ello habría que añadir la colaboración de políticos locales de toda ideología que han fomentado el clientelismo.

    Lea más: Francia expulsa a tres marroquíes sospechosos de profesar el islamismo radical

    La ambigüedad de Macron

    Emmanuel Macron es muy criticado por su ambigüedad con el islam político y con el comunitarismo creciente en los barrios pobres de Francia. Reformar el Islam de Francia es, según sus palabras, uno de sus objetivos, pero el estudio de los pilares de esa reforma está tomando mucho tiempo y no se concreta.

    A la espera de su programa, sorprende leer que Argelia anuncia el envío de 100 imanes a Europa. ¿Qué control puede tener un gobierno de Europa sobre la ideología y la preparación de imanes enviados del exterior? El laicismo francés debería también reformarse en ese punto y formar en su propio país a los imanes que van a predicar en sus mezquitas. Imanes franceses, educados y formados en los valores republicanos y no provenientes de países donde la sharia se coloca por encima de la ley terrenal. 


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Además:

    El problema del "Islam francés"
    Atracción fatal: ¿qué empuja a las jóvenes alemanas a los brazos de Daesh?
    Opinión: "Islamofobia es un término inventado para no admitir críticas al Islam"
    ¿Quiere George Soros islamizar Europa?
    Etiquetas:
    terrorismo, atentado, islamistas, islamismo, islam, Emmanuel Macron, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik