En directo
    Manifestación de jubilados en España

    Jubilados, el nuevo huerto de los políticos europeos

    © REUTERS / Sergio Perez
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    350

    Los jubilados europeos van a pasar de ser un objetivo electoral codiciado a vacas lecheras explotables para salvar los déficits públicos. Su rabia, bien utilizada por algunas fuerzas políticas, se hace sentir en las calles.

    La generación europea occidental del "baby-boom" —la explosión de la natalidad entre los años finales de los 50 y la década de los 60— puede ser la última en haber disfrutado de un sistema laboral y de jubilación que les auguraba una existencia decente y una jubilación sin angustia.

    La caída del índice de natalidad, el desempleo, la reducción de los salarios, el fin de la revalorización de las pensiones según el aumento de los precios de consumo, entre otros factores, hacen imposible mantener la ecuación. Los ingresos en los sistemas de protección son inferiores a los gastos. El sistema que algunos consideran un esquema piramidal como el conocido de "Ponzi", está a punto de saltar por los aires y los gobiernos no duda en recurrir a los ancianos para cuadrar sus cuentas.

    Escuche: El otro lado de las jubilaciones

    En Francia, el estatus económico de los pensionistas es envidiado y respetado. Las pensiones medias son altas en relación a los sueldos actuales y una mayoría de los jubilados que han cotizado durante toda su vida puede permitirse todavía lujos a los que muchos asalariados deben renunciar. Su nivel de vida en un 6% superior al de la media nacional; un 70% son propietarios de su vivienda; pueden llegar a cobrar en algunos casos hasta el 70% de su mejor salario en activo.

    Cierto es que desde 1993, cuando en Europa se empieza a atisbar la crisis de los sistemas de pensiones, todos los gobiernos franceses han realizado pequeños recortes en las cuentas de los llamados "seniors". Incluso en 2104 se llegó a congelar la revalorización del importe.

    Macrón, desagredecido los jubilados

    En Francia, como en otros países de la Europa Occidental, los pensionistas son el grupo electoral más fiel a las urnas y un objeto especial de atención de todos los partidos políticos. En las últimas elecciones presidenciales y legislativas, una mayoría de este segmento de la población votó a Emmanuel Macron.

    Los jubilados franceses hubieran optado quizá por el conservador François Fillon, pero sus implicación en supuestos actos de corrupción dejaron el camino libre a Macron. Marine Le Pen, que pretendía cortejar a los pensionistas, se estrelló con su propuesta de abandonar el euro.

    Más aquí: Le Pen llama a "destruir desde adentro a la UE"

    Los pensionistas franceses se han manifestado en las calles en su particular "marzo del 68" (fue en ese mes donde se inició lo que se conoce como " Mayo del 68 "). Macron, ha aplicado a los pensionistas un aumento del impuesto llamado Contribución Social Generalizada (CSG). Solo a los pensionistas.

    Ante la protesta de los afectados y para apagar un nuevo conflicto en la víspera de las grandes movilizaciones contra sus reformas, el gobierno que dirige Edouard Philippe decidió eximir de la medida a 100.000 jubilados con pensión reducida.

    Dos días después de sus vecinos franceses, los jubilados españoles tomaban también las calles. Miles de personas exigían al gobierno del conservador Mariano Rajoy "pensiones dignas".

    España: recortes a derecha e izquierda

    En España, el drama del desempleo se ha podido sobrellevar en muchas familias gracias a la ayuda de los abuelos. El paro, los bajos salarios, los contratos precarios y el paupérrimo índice de natalidad golpean la caja de las pensiones. Desvinculadas del aumento de precios de bienes de consumo, las pensiones han subido este año un 0,25 por ciento, una medida que muchos han tomado como un insulto.

    El gobierno socialista de Rodríguez Zapatero se vió obligado, ya en 2010, a congelar las pensiones por primera vez en la historia del país.
    En 1985 un ciudadano español recibía asistencia sanitaria gratuita y se jubilaba a los 65 con una pensión calculada sobre el salario de sus dos últimos años. En 2018, la asistencia sanitaria gratuita ha desaparecido para los jóvenes, la jubilación está fijada en los 67 años y el cálculo de la cuantía se establece sobre los últimos 25 años de trabajo, si se ha cotizado durante 37.

    Lea más: Rajoy sobre las quejas de pensionistas: no hay dinero para subidas

    El gobierno del Partido Popular propone ahora incluir el aumento de las pensiones en los presupuestos generales del Estado. Una iniciativa destinada a obligar a los partidos a responsabilizarse en el caso de que no le ayuden a alcanzar la mayoría de votos necesarios para aprobar la medida en las Cortes. El PP fue el partido que recibió más apoyo de los jubilados españoles en las dos últimas elecciones.

    Todos recuerdan al Canciller alemán Bismarck como el creador del sistema de pensión por repartición. Una gran noticia en 1881. Casi un siglo y medio más tarde, y a pesar de la potencia económica de Alemania bajo la era Merkel, casi un millón de sus compatriotas — de entre 65 y 74 años- se ven obligados a trabajar después de haber llegado a la edad de la jubilación para completar la cuantía de su jubilación.

    Pensionistas alemanes, al exilio

    Angela Merkel, la canciller federal alemana
    © AP Photo / Markus Schreiber
    Las reformas del gobierno socialdemócrata en los años 2000 cambiaron el cálculo de las pensiones. Después de 45 años de trabajo cotizado los jubilados alemanes perciben menos del 50% de su antiguo salario. Además, hasta la creación del salario mínimo en 2105, el "dumping social" permitía salarios de 3 o 4 euros por hora para ciertos empleos. A todos ello hay que añadir la diferencia entre los jubilados de las dos Alemanias. En la antigua RDA la pensión media es de 800 euros, 300 menos que en la vieja RFA.

    Le puede interesar: Las aguas se agitan revueltas en Europa

    Un 15% de los pensionistas alemanes están incluidos en la categoría de personas pobres. Muchos otros han preferido pasar los últimos años de su vida "exiliados" en la vecina Polonia, donde el nivel de vida es mucho más adecuado a su magra renta.

    La situación de los jubilados es un objeto de atención especial para los medios de comunicación europeos. Es un asunto que afecta a cada ciudadano. A falta de remedios milagrosos, todos estaremos obligados a trabajar durante más tiempo que nuestros padres y percibiremos cantidades menores que en las época pre-crisis. Pero el escenario negro que a veces se expone con los ejemplos más penosos es exagerado y demagógico. Solo el acuerdo entre diferentes ideologías políticas puede remediar la crisis de las pensiones. De lo contrario, habrá que dejar en manos privadas el bienestar de los años de retiro.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Además:

    Los pensionistas vuelven a protestar en España para pedir un aumento de sus prestaciones
    La gente vuelve a las calles en España para protestar por sus bajas pensiones
    Los sindicatos piden un giro en la política económica al nuevo ministro español
    Conoce cuánto ganan los jubilados en tu país
    Etiquetas:
    protestas, jubilados, pensiones, Alemania, España, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik