Widgets Magazine
11:42 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    El retrato de Julian Assange

    Simpatizantes de Assange protestan por la reapertura del caso en Suecia

    © AP Photo / Frank Augstein
    Europa
    URL corto
    La detención en Reino Unido de Julian Assange, el creador de WikiLeaks (143)
    120
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — La plataforma en apoyo de Julian Assange teme que la reapertura de la investigación sobre alegaciones de grave abuso sexual en Suecia fomente la divulgación de "mentiras" contra el fundador de WikiLeaks.

    "Nos llaman negadores de la violación y nos acusan de ocupar el lado erróneo del pensamiento progresista, pero no van a intimidarnos", advirtió Chris Marsden, secretario nacional de la rama británica del Partido Socialista por la Igualdad (SEP, por sus siglas en inglés).

    También: ¿Qué consecuencias tendría la extradición de Assange a EEUU?

    Una solicitud de extradición a Suecia tendría prioridad sobre la reclamación emitida por Estados Unidos contra el exeditor del portal de filtraciones oficiales, según coinciden expertos legales en el Reino Unido.

    "Y podría perjudicar aún más a Assange porque Suecia tiene precedentes peores que el Reino Unido en entrega de ciudadanos a Estados Unidos", advirtió Marsden a Sputnik.

    La resistencia de Assange al proceso original de extradición —desde febrero de 2011 hasta su derrota ante el Supremo británico en junio de 2012 y los casi siete años de refugio en la Embajada de Ecuador en Londres— ha dañado su reputación en amplios círculos sociales.

    Incluso sociedades universitarias del país censuraron la intervención por conexión digital del exeditor y periodista australiano, según recordó Alice Summers, de la rama juvenil del SEP.

    "Los que chillan más fuerte y acusan a Assange de violador dominan los campus e intimidan al resto de estudiantes", denunció este fin de semana en un acto de solidaridad con Assange.

    El equipo legal, los activistas y simpatizantes del ahora recluso en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh han intensificado la campaña por "aclarar la verdad" en torno al caso de las alegaciones sexuales.

    Tema relacionado: El director de WikiLeaks destaca resistencia de Assange en la cárcel

    La contraofensiva la lanzó el abogado británico, Marc Summers, ante la jueza del Tribunal londinense de Southwark, que el pasado 1 de mayo impuso a Assange 50 semanas de cárcel por violar las condiciones de su libertad.

    El letrado enumeró trece puntos en justificación de la continua disposición de su cliente a colaborar con las autoridades suecas desde que fue informado de las denuncias en agosto de 2010.

    "El señor Assange permaneció voluntariamente en Suecia para cooperar con la investigación preliminar y fue interrogando por la policía el 30 de agosto, contestando todas las preguntas que le hicieron", puntualizó Summers.

    La fiscalía del país nórdico le comunicó por escrito, el 15 de septiembre, que "era libre de salir de Suecia", aunque doce días después se emitió la orden de captura y entrega.

    La defensa sostiene que Assange se prestó "en las semanas siguientes" a regresar a Estocolmo para ser interrogado y a partir de noviembre de ese año se ofreció repetidamente a responder las cuestiones por vídeoconferencia.

    "Ha trascendido desde entonces que la fiscalía sueca deseaba interrogar a Assange por teléfono o en Londres, pero el Servicio Fiscal británico le aconsejó que no lo hiciera durante el proceso de extradición", recordó Summers.

    Para activistas del Comité en Defensa de Julian Assange, la reapertura del caso no representa una oportunidad para demostrar su inocencia, sino otro intento de dañar su reputación.

    "No nos van a intimidar ni impedir que digamos la verdad", desafió Marsden.

    Además: Activista: Washington se venga de Assange por exponer crímenes de guerra de EEUU

    El SEP denunció en un comunicado que la reapertura de las pesquisas sobre "alegaciones de falsa violación" es otra pieza de la "vendetta" política dirigida a asegurar su extradición a Estados Unidos por exponer crímenes de guerra imperialistas.

    Opinión de WikiLeaks

    Por su parte, el director de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, decñaró que Suecia reinició la investigación contra Julian Assange, porque el país ha sido objeto de presión política.

    "Desde el arresto de Julian Assange el 11 de abril de 2019, ha habido una presión política considerable sobre Suecia para que reabriera su investigación, pero siempre ha habido una presión política en torno a este caso", dijo.

    Hrafnsson recordó que en 2010 la fiscal sueca inicialmente retiró las acusaciones presentadas contra Assange al concluir que "no hubo ningún delito".

    El caso "se reabrió cuando WikiLeaks se preparó para publicar los archivos sobre la guerra en Irak", apuntó.

    Hrafnsson subrayó que "la fiscal sueca llevó años negándose a interrogar a Assange mientras estaba en la Embajada ecuatoriana, y viajó a Londres para por fin interrogar a Assange solo después de que fuera forzada a hacerlo por tribunales suecos".

    "Suecia querría retirar la orden de arresto contra Assange ya en 2013. Fue el Gobierno británico el que insistió en que el caso en su contra continuara", aseguró.

    Desde que el caso fue suspendido en 2017, continuó Hrafnsson, WikiLeaks recibió información "sobre la destrucción de archivos y correspondencia por parte de las autoridades de Suecia y del Reino Unido, con toda certeza para obstaculizar una investigación exhaustiva".

    Aseveró que "Assange siempre estuvo dispuesto a responder a cualquier pregunta de las autoridades suecas y se ofreció a hacerlo en repetidas ocasiones, durante seis años".

    Destacó que "la afirmación difundida por medios de que Assange 'evadió' el interrogatorio sueco es falsa".

    "Esta investigación fue suspendida antes y su reapertura dará a Assange una oportunidad de limpiar su nombre", concluyó Hrafnsson.

    Te puede interesar: Redactor jefe de WikiLeaks: "Es una cuestión de vida o muerte para Assange"

    El 1 de mayo pasado el tribunal londinense de Southwark sentenció a 50 semanas de prisión a Assange por burlar las condiciones de su libertad en junio de 2012 y un día después comenzó en la corte de magistrados de Westminster una vista para atender una solicitud de extradición interpuesta por EEUU.

    En 2012, Assange se refugió en la sede diplomática ecuatoriana tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

    El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre las operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

    La investigación preliminar, por la presunta violación, contra Assange en Suecia fue descontinuada en 2017, ante la escasa posibilidad de conseguir que compareciera ante el tribunal, entre otros factores.

    Ecuador anuló el asilo al ciberactivista australiano el pasado 11 de abril.

    Tema:
    La detención en Reino Unido de Julian Assange, el creador de WikiLeaks (143)
    Etiquetas:
    justicia, protestas, investigación, Suecia, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik