En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El reinicio de las actividades en la Liga Española de fútbol es cuestión de horas. Y aunque no se verán las caras en las 11 jornadas que restan para el final, la rivalidad entre el Real Madrid y el Barcelona marcara el resto del torneo porque ambos parecen los únicos candidatos al título.

    Luego de 27 fechas, el once catalán comanda la clasificación con 58 puntos, dos más que el equipo que entrena Zinedine Zidane; en tanto el resto de los competidores, Atlético de Madrid incluido, aparecen mucho más alejados en la clasificación y parece que solo van conformarse con pelear por puestos para Europa.

    El portero de Bayern Munich, Manuel Neuer, durante el partido entre la Union Berlin y Bayern Munich
    © REUTERS / Hannibal Hanschke/Pool
    La vuelta al ruedo estará marcada por las declaraciones del técnico barcelonista, Quique Setién, quien dijo que su equipo será el más perjudicado por lo de los cinco cambios, una modalidad que se implementó la FIFA por lo apretado del calendario y por jugarse casi en el verano europeo.

    Setién alega que el Barcelona saca ventaja de sus rivales luego de obligarlos a correr tras la pelota por muchos minutos, sin embargo aduce que con los cinco cambios el rival siempre tendrá un refresco para paliar esa situación, una situación de la que sacarían provecho, incluso, los equipos menores.

    Desde el Madrid nadie respondió a las declaraciones del entrenador rival, aunque los medios y algunos analistas han sostenido la polémica por días, atrincherándose hacia un lado o el otro.

    El coronavirus y el parón

    En la penúltima jornada antes del parón, el Real Madrid venció al Barcelona por 2-0 en el segundo enfrentamiento entre ambos en la Liga y además de convertirse en líder momentáneo puso el gol average a su favor, lo cual obliga al archirrival a terminar con más puntos, porque en caso de empate los blancos serían campeones.

    El once de Zidane, además, jugó mejor y vio como Vinicius, a veces divorciado del gol, abrió el marcador, sin contar que la segunda diana llegó de una gran jugada de Mariano, a quien el entrenador condenó al ostracismo más absoluto durante  toda la campaña.

    Para entonces ya el coronavirus hacía de las suyas por Europa, a donde muchos pensaron que nunca llegaría, o al menos no con fuerza suficiente para obligar a los gobiernos a detener todas las actividades y decretar cuarentena obligatoria.

    Aún así, se disputó la jornada 27 y el Barcelona se recuperó del revés ante el Madrid y sumó tres puntos ante la Real Sociedad en casa, en tanto el Madrid no pudo como visitante frente al Real Betis en el Benito Villamarín y permitió que sus grandes rivales recuperarán el liderazgo.
    Lo que ocurrió después ya es parte de la trágica historia aparejada al coronavirus: confinamiento total, cientos de miles de enfermos en España y decenas de miles de muertos, sobre todo entre la población de más edad.

    A gradas vacías

    La llegada del coronavirus no impidió que algunos países, entre ellos Bielorrusia, siguieran con su torneo doméstico, aunque la mayoría decidió parar y esperar que evolucionara la situación.

    Otros, como Bélgica, Países Bajos y Francia, decidieron unos días después que en sus países no se jugaría más hasta septiembre y dieron por terminado sus campeonatos y determinaron qué pasaría con el título y con los equipos que jugarían en la Champions y la Europa League, incluso con el descenso o ascenso.

    España nunca se apresuró y siempre vio la posibilidad de volver a jugar, aunque fuera a grada vacía, como hacen los alemanes desde hace unas semanas para beneplácito de los seguidores del más universal de los deportes.

    Al final se fijó una fecha, cercana a la mitad de junio y con la desescalada paulatina se le dio oportunidad a los equipos de entrenar y ponerse en forma, aunque desde Barcelona pensaron siempre que cinco semanas no eran suficientes y que se necesitaban unos días más. Una posición de la cual uno de los capitanes, el ya veterano central Gerard Piqué, fue el gran abanderado.

    Al final, la presidencia de la Liga mantuvo los tiempos y decidió que el 11 de junio se reabrirían las  cortinas del torneo con la jornada 28, que tiene como partido más apetecible el derby Sevilla-Real Betis en el Sánchez Pizjuán, marcado por declaraciones del expresidente sevillista José María del Nido, quien menospreció al rival unas semanas antes del pareo.

    La jornada del reinicio

    Más allá del derby sevillano, que tendrá lugar el jueves (el 11 de junio) a las 22.00 horas de España, la jornada del retorno incluye también los duelos Granada-Getafe (19.30) y Valencia-Levante (22.00), ambos el viernes (12 de junio).

    Para el sábado (13 de junio) rivalizarán Espanyol-Alavés (14.00), Celta de Vigo-Villarreal (17.00), Leganés-Real Valladolid (19.30) y Mallorca-Barcelona (22.00), en tanto el domingo se completará la fecha con los pareos Athletic de Bilbao-Atlético de Madrid (14.00), Real Madrid-Eibar (19.00), y Real Sociedad-Osasuna (22.00).

    De esta forma, la española será la segunda de las llamadas grandes ligas del fútbol en ver acción, en espera de que se reanude en Inglaterra e Italia.

    El reinicio de las actividades no significa que se vayan a terminar todos los campeonatos, porque todo dependerá del desarrollo de la situación del coronavirus en cada país en específico, aunque los amantes del fútbol, sobre todo del español, cruzamos los dedos porque la lid llegue a buen puerto.

    Etiquetas:
    FC Barcelona, Real Madrid, fútbol, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook