Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El decepcionante juego de Messi o por qué el clásico nunca será igual sin Ronaldo

© Sputnik / Konstantin Chabalov / Abrir banco de fotosMuñecas de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo
Muñecas de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo - Sputnik Mundo
Síguenos en
En el reciente partido entre el Real Madrid y el Barça (2-0) no hemos visto a la mejor versión del equipo blaugrana, pero hay un detalle que se destaca entre otros. Su capitán, Lionel Messi, con un juego bastante pasivo alcanza un ‘antirécord’: pasar cinco clásicos consecutivos sin meter un gol ni asistir a sus compañeros.

Sería una estadística alarmante para el que se supone el mejor futbolista del mundo, y aquí está la probable respuesta del juego tan opaco de la estrella argentina: su rival eterno, el portugués Cristiano Ronaldo, ya no está.

Lionel Messi, de FC Barcelona - Sputnik Mundo
Alta tensión en el seno del FC Barcelona: Messi dispara las alarmas
Vayamos dos años hacia atrás: el último clásico donde la Pulga se ha destacado en la estadística final con un gol, el 6 de mayo de 2018. El encuentro terminó con un empate 2-2 y Messi marcó el segundo gol de su equipo que tenía a 10 en la cancha por una roja a Sergi Roberto. Pero lo más importante es que fue el último clásico con la participación de Cristiano Ronaldo.

El delantero luso abandonó el Real Madrid, dejando una gran huella en la historia del equipo en julio del 2018, y marcó el fin de una década de competencia directa entre él y el fenómeno argentino. El mismo portugués reconoce que esta rivalidad le daba un empujón para perfeccionar sus habilidades.

"No tengo ninguna duda de que Messi me ha convertido en un mejor jugador y que yo lo hago mejor a él", dijo el portugués en agosto de 2019.

Por su parte, Messi ha notado que Cristiano hacía "mucho más especiales" los partidos.

"Fue especial, es un duelo que va a quedar para siempre", recordó el argentino.

Un estadio vacío en Italia a causa del coronavirus - Sputnik Mundo
El coronavirus altera el ritmo del fútbol y va por más
Lo curioso es que Messi sigue en su nivel extraterrestre en el resto de encuentros en La Liga. Justo una semana antes del clásico, él solo destrozó al Eibar en el Camp Nou con un póquer y en este momento encabeza incondicionalmente la lista de goleadores y asistencias con 18 goles y 12 pases claves en 21 partidos.

También sigue siendo el mejor en la historia respecto a los encuentros contra el Real: 26 goles en 37 partidos, con una pequeña aclaración. Veinte de estos tantos, Messi los apuntó durante la época de Ronaldo en Madrid.

Cristiano participó en el último partido en calidad de espectador. El juego de la Juventus, el equipo actual de Ronaldo, contra Napoli debía disputarse el mismo día, pero fue aplazado a causa de la epidemia de coronavirus en Italia.

​Durante el partido de este primero del marzo, el 10 del Barcelona se vio nada más como una sombra de sí mismo de los años anteriores. En el minuto 35 no logró realizar un mano a mano con Courtois y a en el final del partido le faltó la velocidad y fue alcanzado por Marcelo y Varane. Además, se ganó una amarilla por una falta táctica en el centro de la cancha contra el brasileño Casemiro en el minuto 85. Y esto fue todo.

A pesar del juego evidentemente opaco de su gran estrella, el técnico del Barcelona, Quique Setién, dijo después del partido que "hay un mayor beneficio si el balón está en los pies de Leo", pero al mismo tiempo reprochó al resto del equipo de no agarrar las riendas mientras a Messi no le va bien.

Leo Messi, futbolista argentino - Sputnik Mundo
Lionel Messi, el primer argentino en ganar un 'Óscar del deporte'
"No tenemos que pensar en que Leo es el único que va a marcar goles", afirmó.

Messi nunca se diferencia por su trabajo físico en la cancha. Debido a su talento, no necesita más que una mínima oportunidad, una falta de concentración de los defensores para llegar al arco o más bien dar un pase maestro entre líneas. Esta vez, en el Bernabéu no vimos nada de esto.

Quizá esta vez Ronaldo no tuvo nada que ver. Antes del partido, circuló un vídeo donde Messi llega al estadio cojeando al salir del bus, aunque Setién descartó que estuviese lesionado. Quizá le faltó la mano (o la pierna) de Lucho Suárez con el que tienen un nivel de comprensión extraordinario, pero este ya lleva mucho tiempo sin jugar.

​Dadas las circunstancias, podemos suponer que Leo ha perdido la motivación. El único equipo en La Liga donde los jugadores se encuentran en un nivel competitivo al de Messi es el Real y, hace dos años, ya no puede hacer nada frente a ellos.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала