23:48 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Obras de Goya La maja vestida y La maja desnuda en el Museo del Prado

    Director del Museo del Prado: "Estamos al borde de la saturación de visitantes"

    © Sputnik / Igor Mihalev
    España
    URL corto
    Por
    0 40
    Síguenos en

    PAMPLONA (Sputnik) — El Museo Nacional del Prado de Madrid goza de buena salud en cuanto a número de visitantes, tanto que se encuentra al borde de vivir una situación de saturación, afirma en una entrevista con Sputnik el director de la institución, Miguel Falomir.

    "Estamos cerca del punto de saturación, pero todavía no lo hemos alcanzado. No tenemos el problema que pueden tener los Museos Vaticanos o el Louvre de París", señala Falomir en el marco del Congreso Internacional de Reputación de Museos organizado por la Universidad de Navarra, el Museo Nacional del Prado y Corporate Excellence.

    En el año 2018, el Museo del Prado recibió un total de 3.672.853 visitantes, lo que supuso un aumento del 2,47% respecto al año anterior.

    A nivel mundial, el Prado ocupó en 2018 el puesto número 13 dentro del ranking de museos más visitados, lo que le sitúa además como el segundo museo español con mayor afluencia.

    Miguel Falomir afirma que el Prado afronta este 2019 su 200 aniversario en una buena situación en líneas generales, pero subraya que la pinacoteca se enfrenta a "uno de los problemas más recurrentes en el mundo de los grandes museos, que es el de la saturación de visitantes".

    "No tenemos un problema de exceso de visitantes salvo en periodos puntuales como en las vacaciones de Semana Santa, pero estamos al borde", subraya.

    Para Falomir, el tema de la saturación supone un reto difícil de afrontar, porque los visitantes hacen su recorrido dentro del museo a elección propia, lo que hace casi imposible tener una previsión para evitar aglomeraciones que impidan al público disfrutar de las exposiciones.

    © Sputnik . Elena Shesternina
    Miguel Falomir, el director del Museo del Prado

    "En nuestro caso son las salas de Las Meninas de Velázquez o la del Bosco las que siempre suelen tener aglomeraciones, y sin embargo hay otras salas con grandes obras a las que no va nadie", señala.

    "El visitante es soberano. Por su puesto, el público tiene derecho a visitar lo que quiera, pero eso también nos genera problemas con la gestión de flujos", admite Falomir.

    Pese a las dificultades de gestión, el aumento del número de visitantes es una excelente noticia para la salud del museo, cuya financiación depende en gran medida de la venta de entradas al público.

    "En los últimos años nuestra financiación es un 30% estatal y un 70% propia. De la parte propia, la mitad procede de la venta de entradas", señala Falomir.

    Los beneficios de la venta de entradas —prosigue el director del museo— son especialmente importantes porque en el contexto español resulta muy complicado encontrar capital privado para financiar el arte.

    "No es fácil encontrar patrocinadores porque aquí no hay una ley de mecenazgo como en otros países, cuesta que la gente otorgue dinero para las artes porque hacerlo no proporciona ventajas fiscales, como sí ocurre, por ejemplo, en los países anglosajones", apunta.

    Pese a ello, la institución siempre consigue arrancar acuerdos de patrocinio a "empresas o corporaciones que obtienen una rentabilidad social y publicidad de colaborar con nosotros", pero Falomir subraya que la necesidad de abordar cambios legislativos para facilitar el mecenazgo en España.

    Situación política en España

    El Museo Nacional del Prado de Madrid es uno de los lugares más visitados en España, sin embargo, la inestabilidad política está afectando los proyectos de la institución, según afirma Falomir.

    "La crisis política actual afecta al museo, porque nosotros dependemos de los Presupuestos Generales del Estado y al no conformarse Gobierno, no se aprueban los presupuestos", reconoce Falomir.

    El director del Museo explica que esa falta de estabilidad en la aprobación de los Presupuestos hace que los proyectos extraordinarios "no se puedan llevar a cabo".

    "Nos afectó para la conmemoración del bicentenario del Prado y el proyecto de futuro, que es el Salón de Reinos", añadió.

    Ante esta situación, Falomir espera que "con los próximos presupuestos se puedan acometer las obras del Salón de Reinos y pensar en nuevos proyectos".

    El historiador de arte recuerda que esta situación se alarga desde el período de crisis, cuando los museos sufrieron "un recorte de la aportación del Estado" que "nunca se llegó a recuperar".

    La importancia de la seguridad

    Uno de los problemas en los que más se centran los museos es en la seguridad de sus obras o en protegerse ante posibles accidentes, como se pudo ver en el robo de la Galería Tretiakov, el incendio del Museo Nacional de Brasil o el propio incendio de la catedral de Notre-Dame de París.

    "Muchas veces, los problemas de seguridad son consecuencia de la falta de mantenimiento y de que no pueda haber unos presupuestos adecuados, como ocurrió en Sao Paulo, donde no se habían actualizado las medidas de seguridad", reconoce Falomir, que señala que "lo más importante es la seguridad y la conservación preventiva".

    Según el director del Prado, lo importante es "que no ocurra nada" y si ocurre "reaccionar lo más rápido posible", por eso "cada vez se invierte más en eso".

    Por su parte, recuerda que en el museo que dirige nunca hubo problemas de seguridad, tan solo un robo hace 100 años de unas piezas de la colección de artes decorativas.

    "Hemos tenido suerte", añade, aunque recuerda la primera noticia falsa sobre el Prado.

    "En 1891 tuvimos un falso incendio. El periodista Mariano de Cavia estaba cansado de denunciar las condiciones del museo, que no se le prestaba el apoyo necesario, entonces publicó una noticia: 'El Museo del Prado ardió y se perdieron todas las obras'. Esta noticia sorprendió a todo el mundo y a pesar de confirmarse que era mentira, sirvió para que el Gobierno aportase más para seguridad", relata.

    Exposiciones futuras

    El Prado acostumbra a realizar exposiciones en el área del Pacífico, "donde hay una demanda en países con una economía potente y que no tienen este arte clásico".

    "El país donde más hicimos fue Japón, Australia o China. Este año no lo hicimos con motivo del bicentenario, porque queríamos tener nuestras obras en Madrid, pero seguro que volveremos", detalla el responsable de la institución.

    Por su parte, en España están previstas dos grandes exposiciones en otoño con exclusiva presencia femenina: Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana.

    "Queremos dar una representatividad mayor a las mujeres artistas. Estas exposiciones se centran en estas dos mujeres italianas de finales del Siglo XVI, que representan dos estilos diferentes", detalla.

    Falomir detalla que en la actualidad "hay una demanda muy grande de exposiciones que contemplen la perspectiva de género, tanto por su papel en la historia del arte como por la propia exposición" y por eso se está "potenciando cada vez más" en el Prado.

    Además de estas dos exposiciones, el Museo concluirá su celebración del bicentenario con una exposición de dibujos de Goya.

    "Goya era el gran artista español vivo cuando se inauguró el Museo del Prado. Imaginamos que fue de los primeros en recorrer el museo y nos agrada hacer este homenaje", señala.

    El modelo ruso

    El director del Prado recuerda con Sputnik sus viajes a Rusia y señala que el último museo que visitó fue el Pushkin de Moscú, hace dos años.

    "Pude comprobar como hay un gran interés por el arte en Rusia y que hay dinero para cuidar los museos", explica a Sputnik.

    Además, recuerda que en su visita le enseñaron "el plan de ampliación" y le impresionó "la gran inversión que estaba prevista".

    El Museo Nacional del Prado, inaugurado en 1819, es una de las principales atracciones culturales de Madrid.

    En su interior, esta institución bicentenaria cuenta con una colección compuesta por más de 35.000 objetos, entre los que destacan sus más de 8.000 pinturas, con presencia tanto de grandes autores españoles (Velázquez, el Greco, Goya —el artista con más obras en el museo—, Murillo o Ribera…) como de maestros procedentes de otros países (Tiziano, Rubens, el Bosco, Rafael, Tintoreto o Van Dyck, entre otros).

    Etiquetas:
    museo, visitantes, Madrid, España, Museo del Prado
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik