23:36 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña (archivo)

    Torra pide rechazar la investidura de Sánchez si no hay un referéndum

    © AP Photo / Francisco Seco
    España
    URL corto
    La incertidumbre en torno a la investidura de Pedro Sánchez (59)
    0 11
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, manifestó su rechazo a la candidatura de Pedro Sánchez para ser investido de nuevo como presidente del Gobierno de España, una negativa que justificó acusando a Madrid de no ofrecer soluciones al conflicto territorial facilitando la celebración de un referéndum.

    "Desde mi punto de vista y de acuerdo con mi conciencia, no tiene ningún sentido darle una vez más el apoyo para renovar la presidencia y, por lo tanto, mi posición es ­votar no a su investidura la próxima semana", reza una carta enviada por Quim Torra a Sánchez.

    En esa carta, Torra invita al independentismo catalán a rechazar la investidura de Sánchez mientras este no haga "una propuesta para dar la voz al pueblo de Cataluña".

    Aunque la carta no lo dice explícitamente, la petición de Torra consiste, una vez más, en exigir al Gobierno de España la celebración de un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

    "Algún día, si se quiere ofrecer una respuesta duradera, será necesario dar la palabra a los ciudadanos para hacer frente a un problema que en la Europa del siglo XXI no corresponde resolver a los tribunales ni con represión", prosigue el texto.

    En la carta, en la que Torra se refiere a Sánchez como un igual afirmando que ambos son presidentes de sus "respectivos países", el dirigente catalán afea al Gobierno de España su actuación en los últimos meses.

    En concreto, Torra afirma que desde la llegada al Gobierno de Pedro Sánchez en el verano de 2018, el independentismo fue objeto de una "represión política" y una "persecución ideológica" en los juzgados a instancias de los abogados del Estado y de la Fiscalía.

    ​La carta anticipa que, casi con toda seguridad, el partido de Torra —Junts Per Catalunya (JxCAT)— votará en contra de la investidura de Sánchez, que dará comienzo el próximo lunes.

    "En estos momentos no se dan las circunstancias para poder dar un voto positivo a Sánchez ni siquiera abstenernos", dijo este 17 de julio Laura Borrás, portavoz de JxCAT en el Congreso tras ser preguntada por la citada carta.

    El grupo parlamentario de JxCAT cuenta con siete diputados, pero tres de ellos se encuentran en prisión preventiva, lo que motivó que los órganos rectores del Congreso les suspendieran de sus funciones.

    De esta manera, está previsto que de los siete diputados de JxCAT, cuatro voten en contra de la investidura de Sánchez, mientras que los tres suspendidos no podrán votar ni a favor o en contra, lo que se traducirá en tres abstenciones.

    Pese al llamamiento del presidente catalán, el partido independentista Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) —con quien JxCAT gobierna en coalición— sí parece dispuesto a no bloquear la investidura de Sánchez.

    Tras la publicación de la carta, el vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonés (ERC), afirmó en declaración ante la prensa que la posición de Torra no fijará el sentido del voto de sus 15 parlamentarios en el Congreso.

    ​En una rueda de prensa ofrecida este martes, el portavoz parlamentario de la formación, Gabriel Rufián, avanzó que lo más probable es una abstención de ERC.

    En concreto, Rufián afirmó que ERC está en una postura de "no bloqueo", pero subrayó que el sí a Sánchez es una opción "muy remota".

    Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y actual presidente del Gobierno en funciones, fue el claro ganador de las elecciones del pasado 28 de abril en España, aunque necesita el apoyo de otras fuerzas políticas para ser investido en el Congreso de los Diputados.

    Por el momento, Pedro Sánchez afronta esa investidura con un rechazo claro de las fuerzas de derechas y sin apoyos suficientes entre las fuerzas de izquierdas, sobre todo después de declarar este 15 de julio como "rotas" las negociaciones con Unidas Podemos, que a priori era su socio prioritario.

    Para salir elegido Sánchez necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados (176) en la primera votación de la sesión de investidura, pero actualmente solo tiene garantizados los 123 votos del PSOE y uno del Partido Regionalista Cántabro.

    Unidas Podemos dispone de 42 escaños, por lo que su apoyo no garantizaría el éxito de Sánchez, aunque sí le allanaría el camino para sumar otros apoyos entre distintas formaciones regionalistas e independentistas.

    ​​En caso de no conseguir mayoría absoluta en la primera votación, Sánchez podrá ser investido en una segunda votación con una mayoría simple en la que el número de síes y abstenciones sea mayor que el de votos en contra.

    Si esa segunda votación también resulta infructuosa, el rey de España realizará una nueva ronda de consultas entre los partidos políticos para decidir si vuelve a proponer un candidato a la investidura o si, por el contrario, convoca unas nuevas elecciones.

    Del mismo modo, si dos meses después del primer intento de investir a Sánchez el Congreso de los Diputados sigue sin haber sido capaz de elegir a un presidente, Felipe VI procederá automáticamente a convocar elecciones, tal y como establece la Constitución Española para esa contingencia.

    Tema:
    La incertidumbre en torno a la investidura de Pedro Sánchez (59)
    Etiquetas:
    investidura, referéndum, Pedro Sánchez, Quim Torra, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik