Widgets Magazine
En directo
    Mossos d'Esquadra, la policía autonómica catalana (archivo)

    El coordinador del operativo contra el 1-O acusa a la Policía catalana de "pasividad"

    © AFP 2019 / Josep Lago
    España
    URL corto
    0 21

    MADRID (Sputnik) — El coronel Diego Pérez de los Cobos, encargado de coordinar la comunicación entre cuerpos policiales en el operativo contra el referéndum del 1-O de 2017 en Cataluña, afirmó que los Mossos d'Esquadra adoptaron una actitud pasiva que imposibilitó el cumplimiento de las órdenes judiciales para impedir la consulta.

    "La actividad de los Mossos [la policía catalana] fue de pasividad, salvo en algunos casos, en los que la actividad fue mucho más allá de la pasividad e intentaron obstruir físicamente la actuación de nuestra fuerza llegando a darse situaciones delicadas", declaró el coronel ante el Tribunal Supremo, donde compareció durante este 5 y este 6 de marzo como testigo en el juicio del "procés".

    Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil, fue el encargado de coordinar la actuación de este cuerpo con la Policía Nacional de España y los Mossos d'Esquadra para intentar detener el citado referéndum.

    Los tres cuerpos tenían órdenes judiciales para impedir la consulta, que había sido declarada ilegal por la justicia española.

    En principio, los Mossos tenían la responsabilidad de encabezar ese operativo.

    Sin embargo, según el relato del coordinador, la actuación de los Mossos estuvo caracterizada por "la insuficiencia, la inadecuación y la ineficacia".

    También: Cataluña: aniversario violento y bloqueo político

    En ese sentido, Pérez de los Cobos recordó que algunos agentes, en lugar de impedir la consulta, incluso se ofrecieron para participar en ella, llegando a "sujetar las urnas" a los votantes.

    Manifestantes en Barcelona
    © REUTERS / Jon Nazca
    Ante este escenario, la Guardia Civil y la Policía Nacional tomaron las riendas del operativo, protagonizando distintos enfrentamientos con los votantes, que ofrecieron resistencia ante los centros de votación.

    Según el coronel, pese a los disturbios que se produjeron, la actuación de estos cuerpos fue "exquisita" y "proporcionada".

    "Nos encontramos una situación de una gravedad bastante mayor de la que inicialmente preveíamos porque dentro de esas murallas humanas había grupos perfectamente organizados", relató el coronel de la Guardia Civil.

    Más: Diputado: el referéndum del 1-O fue el cénit del proceso político que vivió Cataluña

    El testigo incluso llegó a afirmar que "en determinados colegios colocaron a niños y a personas mayores como la vanguardia de esos parapetos".

    La cuestión de si los votantes perpetraron actos de violencia durante aquella jornada resulta vital para la resolución del caso, ya que varios de los enjuiciados afrontan acusaciones por rebelión y sedición, delitos que según el Código Penal de España solo existen cuando hay levantamientos violentos y tumultuarios.

    Desde el pasado 12 de febrero se celebra en el Tribunal Supremo el juicio contra 12 líderes políticos y sociales del independentismo catalán, que afrontan distintas acusaciones por delitos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia.

    Te puede interesar: ¿Qué efecto tuvo el conflicto en Cataluña sobre imagen internacional de España?

    La comisión de estos delitos estaría enmarcada en el proceso político que llevó al referéndum del 1 de octubre y a la posterior adopción de una declaración de independencia por parte del Parlamento de Cataluña.

    Entre los acusados destacan figuras como Oriol Junqueras, exvicepresidente del Gobierno catalán, para el que la Fiscalía pide 25 años de prisión por delitos de rebelión y malversación.

    Para el resto de los acusados, las peticiones de la Fiscalía y la Abogacía del Estado oscilan entre los 7 y los 17 años de prisión.

    Por otro lado, la acusación popular, formulada por el partido ultraderechista Vox, considera que el independentismo catalán funcionó como una "organización criminal" y por ello solicita penas que van desde los 24 a los 74 años de prisión para todos los acusados.

    Etiquetas:
    política exterior, independentistas, 1-O, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik