23:43 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Manifestación de protesta en Barcelona

    La 'voz' de Pyongyang en Occidente, sobre Cataluña: "La solución es una revolución comunista en el Estado español"

    © REUTERS / Jon Nazca
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    1184
    Síguenos en

    Alejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte para las relaciones culturales con los países extranjeros, ha hecho un repaso con Sputnik a la actualidad del país asiático, desde la bomba de hidrógeno a las amenazas de Trump, y también ha dado su particular 'receta' para desencallar la actual crisis política que se vive en Cataluña.

    Se ha hablado mucho del papel de China en la gestión de la crisis coreana y de su poder de influencia sobre Corea del Norte. Sin embargo, la reciente cumbre de los BRICS celebrada en el país asiático se vio eclipsada por la sexta prueba nuclear conducida por Pyongyang. ¿Fue un mensaje a Pekín? ¿Qué influencia real tiene China en las autoridades norcoreanas?

    Desde siempre, China ha velado por sus propios intereses y aunque los medios siempre han hablado de que Corea del Norte era dependiente de China, que era su colonia, ya se ha demostrado que es falso, como ya venimos diciendo desde hace muchos años. Corea del Norte es soberana, es independiente, tiene buenas relaciones con sus vecinos, pero lógicamente tiene su propia agenda y es un país soberano en todos los aspectos. De todas formas, las pruebas nucleares y las pruebas balísticas van dirigidas exclusivamente a EEUU, que son los únicos que han amenazado con la invasión preventiva del país y, de hecho, los que mantienen abierta la guerra de Corea todavía hoy. Así que en ningún caso [el ensayo] iba dirigido a China, pero también nos alegramos de que por fin el resto de naciones se dé cuenta de que para nada somos una colonia o un país dependiente de China. 

    EEUU confirmó que Corea del Norte había realizado una prueba con una bomba de hidrógeno. ¿Qué supone disponer de esta nueva arma en su arsenal? ¿Hasta dónde puede llegar el programa armamentístico norcoreano?

    El desarrollo de la bomba de hidrógeno, básicamente, asegura la supervivencia del país y esta es la bomba más potente que se conoce ahora mismo a nivel tecnológico. Esta bomba solo la tienen grandes potencias como la Federación de Rusia, EEUU y un puñado de países. En este caso, al entrar [Pyongyang] en el club nuclear y tener esta arma se asegura que se produzca una ecualización entre la gran potencia, en este caso el gran imperio de EEUU,  y un país tan pequeño como Corea [del Norte], con 25.000.000 de habitantes. A pesar de que Pyongyang nunca podrá competir militarmente con la primera gran potencia militar del mundo, que es EEUU, unas pocas de estas armas [bombas de hidrógeno] aseguran precisamente que se pueda producir esta paridad entre una nación tan militarizada y tan grande como EEUU y otra tan pequeña como Corea [del Norte]. Eso nos asegura una posición internacional sobre todo de protección y de seguridad de la supervivencia del país, para que no acabe nunca como otros países que sí se sometieron al dictado de la mal llamada 'comunidad internacional', ese fue el caso por ejemplo de Libia, que se desarmó y después, por desarmarse, fue invadida. Eso no se verá en Corea [del Norte] y ese es el motivo por el que se desarrolla la bomba de hidrógeno.  

    En cuanto a España, ¿cree que hay interés por Corea del Norte? ¿Ha crecido en los últimos meses?

    Tanto en España como en todo el mundo el interés por el país está creciendo a una velocidad exponencial, sobre todo debido al asunto nuclear y a la aparición regular en las noticias, muchas personas se interesan más por conocer una versión diferente sobre el país. Sobre todo por escuchar la voz de Corea desde Corea. La gente se da cuenta, el público en general, de que la información está muy manipulada y monopolizada y entonces acuden a agencias de prensa o medios alternativos que también ofrecen la visión norcoreana de la actualidad. En ese aspecto yo soy muy accesible de cara a los medios internacionales y he notado un incremento del interés del 300 o 400% en cuanto a medios de comunicación y de otras personas que se interesan por conocer el país como turistas o para realizar proyectos culturales, empresariales y de todo tipo. Mi función es precisamente canalizar ese tipo de conexiones para agilizar los contactos con Corea. Sin duda alguna, el aumento del interés ha sido exponencial. 

    Por último, ya sabe que el Gobierno catalán y el español están en un momento de especial tensión, con la convocatoria del referéndum de autodeterminación de Cataluña fijada para el 1 de octubre. Como catalán y español, ¿cómo ve este conflicto? ¿Cuál sería para usted la solución?

    Yo creo que cualquier solución llega tarde y mal. El gran problema es que ha habido un abuso por ambas partes, tanto por la parte española con un Gobierno con una ideología predominante casi franquista, y por otra parte, un Gobierno burgués en Cataluña que ha aprovechado los problemas económicos del propio capitalismo y la situación de desesperación de muchas personas para canalizarlo en un enfrentamiento con los vecinos y las personas de otras regiones de España. Así que creo que ambas partes han actuado de una forma muy incorrecta, muy egoísta y oportunista. Cualquier solución va a ser muy complicada, está claro que el Gobierno [español] va a aplicar presión a nivel policial, político y jurídico y por otra parte en Cataluña va a crecer ese sentimiento de enfado y de odio hacia el resto de España. Creo que esto es un error y ambos gobiernos nos han llevado hasta el punto en el que nos encontramos hoy, porque puedo asegurar que hace 20 años esta situación era impensable y el número de independentistas catalanes, que los había, era muy reducido. Pero se ha llegado hasta aquí por la mala gestión de ambas partes. Para mí, la única solución está en una revolución comunista a nivel de todo el Estado español y luego una nueva Constitución, pero obviamente eso es un ideal que queda básicamente en un sueño.

    Además:

    Kremlin: la situación en Cataluña es un asunto interno de España
    Presidente catalán: existen "planes de contingencia" para garantizar el referéndum
    Julian Assange y el independentismo catalán, una historia de quiero y no puedo
    España ofrece a Cataluña una mejor financiación si renuncia al referéndum
    Etiquetas:
    Corea del Norte, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik