En directo
    Defensa
    URL corto
    1826
    Síguenos en

    Unas imágenes que muestran cazas estadounidenses F-14 con misiles soviéticos R-27 suspendidos bajo sus alas han sido publicadas en la red. La combinación de las armas de dos enemigos de la Guerra Fría se hizo posible gracias a la Fuerza Aérea de Irán.

    Washington entregó un caza biplaza de cuarta generación estadounidense, el Grumman F-14 Tomcat, a Irán cuando las relaciones entre los dos países eran cercanas. El avión fue producido entre 1974 a 1992 y luego reemplazado por el F/A-18 Hornet en la Armada de EEUU.

    ​En el momento en que las relaciones entre Teherán y Washington se enfriaron, la Fuerza Aérea Iraní contaba con 43 cazas de este modelo en servicio. Debido a que, tras este enfriamiento, el país norteamericano cesó los suministros de todo lo relacionado a la maquinaria bélica a la República Islámica, Teherán estableció su propia producción de repuestos para estas aeronaves.

    Por su parte, el R-27 es un misil soviético de clase aire-aire de alcance medio. Aunque su desarrollo comenzó en la URSS, fue Rusia la que estableció su fabricación. Los misiles modernos pueden destruir aviones, drones y misiles de crucero. Además de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas, el R-27 está en servicio en ocho países. Por su parte, Ucrania está produciendo su propia versión del cohete.

    Se trata de unas extrañas imágenes, pues a pesar de que durante la Guerra Fría EEUU logró adquirir algunos cazas soviéticos para ponerlos a prueba y entrenarse para los enfrentamientos, normalmente no disponían de proyectiles soviéticos. 

    Etiquetas:
    avión de caza, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook