En directo
    Defensa
    URL corto
    222
    Síguenos en

    El Ejército estadounidense destinó el pasado junio un presupuesto de 264,9 millones de dólares a la adaptación de 600 cazas FA-18E, F Super Hornet y EA-18G Growler al nuevo estándar Block III.

    La empresa productora Boeing decidió por fin redirigir el dinero del caza furtivo F-35 y concentrarse más en la flota más barata de los Super Hornet, dice el artículo del columnista Sebastien Roblin publicado en el medio The National Interest.

    La modernización de la serie Super Hornet está destinada a coincidir con el Programa del Aumento de la Vida Útil (SLEP, por sus siglas en inglés), que busca extender la cantidad de horas de vuelo de ciertos aviones de 6.000 a 9.000. Está planeado que el primer avión modernizado entre en servicio en el año 2019. Según aclara el autor del artículo, el Pentágono prevé mantener activa a su flota de Super Hornet hasta el 2046.

    Asimismo, la Armada estadounidense anunció que planea comprarse 80 cazas Super Hornet a lo largo de los próximos cinco años por un monto de 7.100 millones de dólares.

    Sin embargo, sería incorrecto pensar que el Super Hornet es capaz de reemplazar a los F-35, indica el columnista. De acuerdo con Roblin, la adaptación de estas aeronaves al estándar Block III está encaminada a hacer equipo con los F-35 Lightning, que son más furtivos.

    Lea también: S-400 y S-500 vs F-22 y F-35: ¿quién ganará?

    Cazas F-22 Raptor en Japón (archivo)
    © AP Photo / Greg Baker
    Un avión de combate tan sofisticado como el F-35 es apto para derribar cazas enemigos y destruir los sistemas de defensa de radares de una distancia larga sin correr casi ningún riesgo de ser detectado o atacado.

    El autor del texto señala que las características de los F-35 han sido objeto de críticas. Además, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha subrayado en varias ocasiones la necesidad de reemplazarlo por la flota de los aviones Super Hornet modernizados.

    No obstante, estas aeronaves de cuarta generación también tienen sus desventajas. Por ejemplo, siguen siendo vulnerables para los sistemas de defensa aérea avanzados en comparación con su par, el F-35.

    Más aquí: ¿Podría un F-35 vencer a un Su-35?

    En este sentido, la Armada estadounidense prevé utilizar una fuerza mixta de dos escuadrones de F-35B y dos de F/A-18 en cada portaviones.

    Los F-35 tienen casi las mismas capacidades que los cazas de la serie Super Hornet, además de ser difíciles de detectar y destruir. Los Lightning usan combustible interno para viajar a una distancia igual de larga que los Super Hornet, los cuales solo pueden cubrirla usando tanques externos.

    Al mismo tiempo, los F-35 cuestan mucho más y tienen numerosos problemas. Por ahora, el Ejército de EEUU  ha decidido que el uso de una fuerza mixta de los F-35 y F-18 cumpliría mejor con las necesidades militares de EEUU.

    Según concluye Roblin, estos dos tipos de aeronaves podrían lograr sinergias bastantes positivas para hacer frente a los enemigos.

    Además:

    ¿Fraude aéreo? El porqué del éxito de los F-35 estadounidenses en las licitaciones europeas
    Los F-35 de EEUU ponen rumbo hacia Corea del Norte (vídeo)
    ¿Cómo podría haber sido la 'competencia' del F-35?
    Etiquetas:
    modernización, F/A-18E/F Super Hornet, F-35, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook