Widgets Magazine
En directo
    Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

    ¿Abraza Corea del Norte el capitalismo?

    © AP Photo / Wong Maye-E
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Izvestia
    8453

    Si bien las autoridades de Corea del Norte no permiten discutir el asunto de las reformas, Pyongyang viene remodelando su economía desde hace años y ya ha demostrado que su nueva política económica es fructuosa, opina el experto en Corea, Andréi Lankov, en su artículo para el medio ruso Izvestia.

    Dichas reformas se parecen mucho a las que se realizaron durante el gobierno de Deng Xiaoping en la República Popular China a finales de los años 70. Sin embargo, existe una gran diferencia entre estos dos enfoques: los cambios actuales en Corea del Norte no vienen acompañados por la liberalización política ni por el aumento de la transparencia del país, señala el autor.

    La planificación de las reformas comenzó hace mucho tiempo, casi hace dos décadas. En octubre de 2000, el padre del líder actual del país Kim Jong-un, Kim Jong-il, ordenó la creación del llamado Grupo 6.3 que estaba compuesto por economistas y representantes de organismos gubernamentales principales de Corea del Norte. Su objetivo era preparar un plan de reformas económicas.

    Para principios de 2002 el Grupo 6.3 presentó sus recomendaciones, y el 1 de julio del mismo año el Gobierno norcoreano empezó a realizar este proyecto. Los cambios suponían la liberalización de la economía a gran escala, en particular, la legalización de los mercados, que existían en el país juche desde hacía mucho.

    Para 2004 los reformistas norcoreanos elaboraron un plan más radical, que preveía la ampliación de derechos de los directores de empresas. Además, las granjas serían operadas por las familias y podrían retener la mayor parte de la cosecha.

    Lea también: Tesoro bajo tierra en Corea del Norte

    No obstante, finalmente estas medidas no fueron implementadas durante el gobierno de Kim Jong-il, ya que él veía esta opción con mucha preocupación. El entonces líder temía que cambios rápidos en el país socavaran la estabilidad política del país juche.

    Como resultado, los reformistas fueron despedidos y las reformas suspendidas. Kim Jong-il, quien ya estaba bastante enfermo en aquel entonces, decidió no llevar a cabo ningún experimento peligroso y pasar sus últimos años en paz.

    Nuevas reglas del juego

    Todo cambió con la llegada al poder de su hijo, Kim Jong-un, en 2011. El 'Kim III' pretendía estar al mando del país durante muchos años, pero para retener el poder en sus manos debía empezar las reformas enseguida puesto que la economía del 'reino juche' estaba muy por detrás de la de sus vecinos.

    Para finales de los años 60, el PIB per cápita de Corea del Norte era mayor que el de Corea del Sur. Asimismo, Pyongyang superó a la República Popular China en este índice hasta finales de los años 80. A partir de entonces todo cambió drásticamente: hoy en día Seúl tiene un PIB per cápita que es al menos 15 veces mayor que el de Pyongyang, afirma el columnista.

    Más aquí: ¿De qué vive Corea del Norte? Diseccionamos su economía

    "En la época actual la mejora de la economía norcoreana es cuestión de supervivencia política o hasta de supervivencia física. Además, aunque Kim Jong-un puede ser considerado un autócrata, él y su entorno sinceramente desean que su patria prospere y sea rica. Bueno, todo esto va con la condición de que su gobierno retenga el poder", escribió Lankov.

    La segunda ola de reformas norcoreanas empezó con los Decretos del 28 de junio, dados por Kim Jong-un en 2012. De acuerdo con la nueva política, la industria agrícola norcoreana entera empezó a cambiar su estructura: las granjas empezaron a ser operadas por las familias.

    En realidad, la nueva política prevé que la familia como 'eslabón de producción menor' pague el llamado impuesto en forma de una parte de su cosecha, cuya cantidad oscila entre el 10% y el 35%. El resto de la cosecha está en disposición de dicho 'eslabón'.

    Lankov subrayó que para la primavera de 2013 la reforma fue implementada completamente de ahí que toda la industria agrícola del país juche se base en las granjas operadas por familias. Gracias a esta medida la situación alimentaria en Corea del Norte mejoró considerablemente: la cosecha de 2016 fue la mayor en toda la historia del país.

    Los cambios también atañeron el sistema de control sobre las empresas estatales. Ahora sus gestiones son capaces de determinar el programa de desarrollo de la compañía por sí mismas. Lo único que necesitan hacer es presentar informes a los organismos gubernamentales superiores.

    Fotos: Corea del Norte como nunca antes la habías visto

    Como resultado, la empresa vende una parte de su producción al Estado por un precio minúsculo, y vende el resto —dos tercios de su producción— en el mercado al precio contractual. En otras palabras, la empresa paga el impuesto al Estado y tiene el derecho de administrar la mayor parte de sus productos, explicó el columnista.

    El dinero  que las empresas ganan en la venta contractual efectivamente es administrado por sus gestiones y puede ser usado para la compra de materias primas, el desarrollo de las capacidades productivas y el pago de salarios a los empleados.

    Lankov afirmó que las reformas sí funcionan aunque Corea del Norte sigue siendo un país extremadamente pobre. De todas maneras, su PIB crece un 4-5% al año. En este sentido la época de Kim Jong-un marcó un hito en la mejora considerable del nivel de vida de la mayoría de los norcoreanos.

    "Pocas élites de nuestro planeta podrían mostrar resultados tan buenos, especialmente si actuaran en condiciones de política exterior tan difíciles", concluyó el autor.

    Además:

    "El objetivo de Corea del Norte es muy simple"
    ¿Por qué Corea del Norte no teme el embargo petrolero?
    La vida cotidiana en Pyongyang
    ¿Cómo puede Corea del Norte seguir 'con vida'?
    Lo que Google nunca te mostrará: las calles lluviosas de Pyongyang (vídeo)
    Etiquetas:
    reformas, economía, Kim Jong-un, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik