En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 01
    Síguenos en

    Un día después de que el Instituto de Salud Pública (ISP), encargado de autorizar los medicamentos que ingresan a Chile, diera luz verde a la vacuna de Pfizer contra COVID-19, el Gobierno anunció el plan para inmunizar la población. El Ministerio de Salud asegura que el país está preparado y promete aplicar las primeras 20.400 dosis aún en 2020.

    Los comunicados oficiales sobre el plan de vacunación masiva contra COVID-19 en Chile, sin embargo, han generado interrogantes. Para el dirigente de la Federación de Funcionarios de la Salud (Fenats) Pablo Mota, hay poca información y mucha incertidumbre respecto a la aprobación de emergencia para Pfizer.

    "Actualmente no están las condiciones aseguradas efectivamente con el muestreo en personas a nivel mundial para entregarnos la confianza absoluta de una vacunación segura", observó en diálogo con Sputnik.

    Fue un comité de 22 expertos, compuesto por médicos de distintas especialidades y químicos farmacéuticos, quienes votaron de forma unánime la aprobación para el uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNTech

    Según el ministro de Salud, Enrique Paris, Chile será el primer país de América Latina en empezar a inmunizar su población tras el arribo del primer lote antes de fin del año. El jerarca reforzó el anuncio del presidente, Sebastián Piñera, sobre el plan nacional de vacunación, a partir de las primeras 20.400 dosis previstas para 2020.

    Durante el primer semestre de 2021 se aplicarán otras 20 millones de dosis, conforme el programa de inoculación presentado. Las autoridades insisten que Chile está preparado logísticamente para atender las especificidades de la vacuna, que será gratuita y opcional. Podrán recibirla todas las personas mayores de 16 años, aunque los primeros serán los grupos considerados prioritarios. 

    "Los primeros en vacunarse van a ser los trabajadores de la salud, que trabajan en unidades de cuidado intensivo con pacientes críticos, luego seguiremos con las personas que están desplegadas en el combate contra la pandemia del coronavirus, con los adultos mayores y los enfermos crónicos, y continuaremos con los demás grupos de la población según su nivel de riesgo", detalló el presidente chileno.

    Dudas sobre la vacunación contra COVID-19 en Chile

    Laboratorio de PCR en Chile
    © Foto : Gentileza Ministerio de Salud
    Laboratorio de PCR en Chile

    La presidenta de la Federación Nacional Coordinadora de Base de la Salud Pública (FENACOOR), Brisa Gálvez Ahumada, coincide con el dirigente de la Fenats. "A nosotros nos quieren inmediatamente vacunar al personal de salud, porque dicen que quieren protegernos, pero en realidad no nos sentimos tan protegidos, sentimos que incluso estamos siendo vulnerados", dijo a Sputnik. 

    La vacuna rusa Sputnik V
    © Foto : Servicio de prensa de RFPI
    La falta de información es un tema que no solo preocupa a los trabajadores de la salud, sino a la ciudadanía en general, tras el anuncio de su autorización y arribo. Respecto a estas y otras aprehensiones el ministro Paris reiteró que la inoculación es voluntaria, y respecto a la vacunación de los funcionarios de salud y otros trabajadores esenciales, se encargó de aclarar que será cada hospital o servicio el que determine qué funcionario será vacunado primero, al ser dosis limitadas.

    "El hospital correspondiente nos dará el listado de las personas a vacunar. Como es voluntario, también si alguien se quiere vacunar, se vacuna, pero será el hospital, los jefes de servicios correspondientes, los que van a hacer el listado los que se van a vacunar", explicó Enrique Paris.

    El titular de la cartera también ratificó lo señalado por Piñera, respecto a que las regiones Metropolitana, La Araucanía, Biobío y Magallanes serán las primeras en recibir las vacunas, y los hospitales públicos serían prioridad.

    "En regiones vamos a comenzar con los hospitales públicos, pero obviamente es la primera cantidad de vacunas. Inmediatamente, cuando lleguen más vacunas, vamos a seguir vacunando a personal de otros servicios de salud", puntualizó.

    Hay que recordar que la vacuna aprobada por el ISP debe ser inyectada en dos dosis, por lo tanto, de las 20.400 dosis que llegarían la próxima semana, solo la mitad correspondería al total de beneficiados. A pesar que los acuerdos alcanzados con Pfizer, según el ministro Paris, podrían asegurar la llegada a Chile, de más vacunas antes de los 21 días que debe administrarse la segunda dosis después de la primera.

    Consultada por Sputnik, la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, valoró la aprobación de emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech "considerando la información científica disponible", al igual que la mantención de un sistema de vigilancia, de monitoreo y seguridad, y efectividad, "la cual esperamos que los datos se publiquen de forma trasparente".

    Además, la profesional señaló que mientras no se tengan las dosis para todos los grupos de riesgo y los más de 15 millones de personas que son la población objetivo, "en esa línea el llamado de nuestro colegio es a no relajarse, a mantener las medidas de testeo, trazabilidad y aislamiento, y de prevención individuales". 

    Para Pablo Moya, "efectivamente trae un montón de esperanzas, trae un montón de tranquilidad al pueblo de Chile, también trae un montón de incertidumbre", considerando que, si son de emergencia, un poco más de 20.000 vacunas no responden a las necesidades de la población de alto riesgo, considerando además que Chile no ha bajado de los 900 contagios de pacientes activos diarios. 

    La ruta de la vacuna en Chile: del análisis a la logística

    Presidente de Chile, Sebastián Piñera
    © Foto : Gentileza Presidencia de Chile
    Presidente de Chile, Sebastián Piñera

    "Chile está hoy a la vanguardia y estamos muy contentos con esta buena noticia", señaló a la prensa Heriberto García Escorza, director subrogante del Instituto de Salud Pública de Chile, luego que se diera a conocer la autorización de la vacuna. García destacó que este hito se alcanzó en el país tras un "arduo análisis que comenzó el pasado 27 de noviembre, cuando llegaron los antecedentes de Pfizer a Chile".

    Análisis que permitió al Gobierno organizar un plan de vacunación, detallado por el presidente Piñera, quien señaló que "se va a implementar en forma gradual, por etapas, y en base al nivel de riesgo de los distintos grupos de la población". 

    Programa que no solo abarca estas primeras dosis, sino la inmunización de toda la población objetivo, la que alcanza a cerca de 15 millones de personas. La idea de las autoridades chilenas es "vacunar al grueso de la población crítica durante el primer trimestre del año 2021" y también "vacunar a una parte significativa de la población objetivo durante el primer semestre del próximo año".

    Metas que se lograrían a partir de las conversaciones con distintos laboratorios del mundo. "Hasta ahora tenemos, o estamos en etapas muy avanzadas, acuerdos y/o contratos que nos garantizan 10 millones de dosis con el laboratorio Pfizer-BioNTech, 10 millones de dosis con el laboratorio Sinovac, lo que sumado a los acuerdos con los laboratorios AstraZeneca-Oxford, Janssen – Johnson & Johnson y la Alianza Covax, nos permiten llegar a más de 30 millones de dosis", sostuvo el mandatario. 

    "Estos contratos nos permitirían distribuir durante el primer semestre del próximo año 20 millones de dosis de vacunas, sujeto a las aprobaciones nacionales e internacionales, y a la capacidad de entrega de los laboratorios", agregó. 

    Esta vacunación de la población objetivo, según confesó Piñera, es un gigantesco desafío de organización, recursos, logística, distribución y seguridad, para el cual el país sudamericano, a través de sus distintas instituciones, insiste en estar preparado.  

    Como también lo señaló García al momento de aprobar la vacuna, "el comité de expertos analizó materias superrelevantes como, por ejemplo, si Chile estaba preparado o no en la logística para recibir vacunas". Y sostuvo que "la buena noticia es que Chile sí está preparado: Chile tiene hoy día un sistema adecuado para recibir vacunas que tiene esta logística tan compleja para poder vacunar a la población”.

    ¿Cómo se hará el traslado de la vacuna?

    Control de calidad a vacunas en el ISP
    © Foto : Gentileza Ministerio de Salud/Alejandra De Lucca V.
    Control de calidad a vacunas en el ISP

    Según las autoridades de salud, el país sudamericano también está preparado para la farmacovigilancia que se requiere en estos casos, requisito fundamental para la llegada de las primeras 20.400 dosis, y luego de las posteriores remesas, de las que no se maneja ningún detalle pormenorizado de su itinerario.   

    Muy por el contrario, se mantiene en absoluta reserva, tal como ocurrió con los ventiladores mecánicos importados por el país sudamericano al inicio de la pandemia, medida para evitar lo que sucedió en esa ocasión en otros países, como fue "una guerra de los ventiladores", con incautaciones aduaneras, sobreprecios o prohibiciones de venta.

    Aunque para las autoridades chilenas, la farmacovigilancia apunta más a la seguridad y calidad de traslado de las vacunas, a partir de lo cual el ministerio del interior, Rodrigo Delgado señalo que su cartera ha hecho "un trabajo con las Policías, y con el Ministerio de Salud para resguardar la ruta de la vacuna desde el origen hasta el destino final, que por supuesto son las personas de todo Chile".

    Coordinación que busca estar preparados a la alerta emitida por Interpol a comienzos de mes, la cual hizo un llamado a las Policías del mundo a estar atentas a redes de delincuencia interesadas de sacar provecho del intercambio de vacunas y que se relacionan con la falsificación, el robo o la publicidad ilícita de vacunas contra la gripe y la COVID-19.

    "Mientras los Gobiernos se preparan para sacar las nuevas vacunas, las organizaciones delictivas planean infiltrarse en las cadenas de suministros o perturbarlas", se leía en el texto firmado por Jürgen Stock, Secretario General de Interpol. 

    Heriberto Gracia aseguró por su parte que como institución el ISP tienen un buen control en aduanas "respecto a la entrega de lo que va llegando, en ese sentido nosotros tenemos el rótulo oficial y tenemos todos los controles que estamos trabajando para justamente por, en el caso que haya falsificaciones poder hacerlo y notificarlo para que la población tome los resguardos". 

    Lo cierto es que antes que se crearan vacunas para combatir el COVID-19, ya se pronosticaba una compleja logística para su distribución a los distintos países del mundo, lo que hoy resulta en uno de los mayores desafíos del trasporte en la carga aérea, considerando que no todos los aviones son aptos para transportar medicamentos y menos vacunas. 

    Las vacunas de Pfizer-BioNTech deben guardarse a temperaturas inferiores a 70 grados bajo cero, lo que excluye a muchas aeronaves, y por su composición lo ideal es no mueva más de cuatro veces porque el riesgo es que se vuelva inestable y pierda su eficacia. Por todo eso, supone un enorme desafío logístico. 

    En Chile aún no se ha informado si será una línea aérea comercial o la propia Fuerza Área chilena (FACH) la que realizará el traslado hasta ese país. Sí existe un ofrecimiento para su distribución interna, la que sería gratuita, y corresponde la aerolínea LATAM, que está adaptando aviones, tanto de carga como de pasajeros, para esta tarea. 

    Cristina Oñate, gerente senior LATAM Cargo, señala a la televisión pública chilena que su flota internacional, "según las características de la vacuna y el empaque en que vengan, podríamos llegar a transportan hasta dos millones de vacunas por vuelo". 

    ¿Cómo está la situación sanitaria en Chile? 

    Hisopado nasal a un paciente en Chile
    © Foto : Gentileza Ministerio de Salud
    Hisopado nasal a un paciente en Chile

    Frente a las positivas y alentadoras opiniones de las distintas autoridades de Gobierno, respecto a lo preparado que se encuentra el país para la aplicación de la vacuna, los trabajadores de la salud son más bien cautos, debido a que el panorama en la salud pública en Chile no es tan auspicioso. 

    "No vemos el panorama muy bueno, porque estamos viendo que en distintos hospitales del país se están anunciado rebrotes por parte del personal, rebrotes en la población. Nosotros mismos como federación tenemos un rebrote en el San Borja Arriarán, que acá nosotros lo hemos denunciado pero que no se ha solucionado", señala a Sputnik Brisa Gálvez Ahumada, presidenta de la Federación Nacional Coordinadora de Base de las Salud Pública- FENACOOR

    "Ha habido rebrotes en otros hospitales también en regiones. Entonces no vemos el panorama como muy bueno de aquí en adelante tomando en cuenta que esta sería la segunda ola de COVID. Así que vemos el panorama bien incierto de aquí en adelante", agrega.

    La dirigente al ser consultada sobre las dificultades que se prevén frente a una vacunación masiva señala que "en algunos hospitales están diciendo que ya faltan insumos, que les están negando las EPP (Elementos de Protección Personal) al personal de movilización de algunos hospitales, no está la misma cantidad de EPP. O sea si aquí la autoridad dice que alguien ha bajado la guardia, no han sido los trabajadores. Los trabajadores no han bajado la guardia. Yo creo que han sido las mismas autoridades que han bajado la guardia en cuanto al presupuesto para el COVID, ya que los hospitales faltan insumos, ya están faltando insumos".

    Etiquetas:
    vacuna contra coronavirus, salud pública, coronavirus, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, vacunación, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook