00:10 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    1463
    Síguenos en

    Argentina ya superó los 260.000 casos y 5.000 muertes por COVID-19. "La búsqueda de una vacuna que libere a la población de la carga del aislamiento social es una de las principales esperanzas", dijo a Sputnik Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, que concentra el 60% de los nuevos contagios en el país.

    Argentina lleva más de 145 días desde el inicio de una de las cuarentenas más estrictas y extensas en el mundo, aunque todavía no llegó al pico en el aumento de nuevos contagios de SARS-CoV-2.

    Las medidas de aislamiento han permitido evitar el colapso de su sistema sanitario y el anuncio de la primera vacuna con potencial contra el COVID-19, realizada por Rusia, ofrece del otro lado del mundo una luz de esperanza.

    "La aparición de una vacuna efectiva desarrollada en Rusia por supuesto que genera muchísimas expectativas, por las características del planteo de la necesidad de que sea accesible a todos los países del mundo, con la responsabilidad y mesura que nos obliga, cuando se toman medidas sanitarias de impacto en grandes poblaciones, de tener certeza de su eficacia clínica y seguridad", dijo a Sputnik Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires.

    Kreplak explicó que la estrategia argentina de prolongar medidas para distribuir los casos en el tiempo tiene "la perspectiva de que hay un horizonte que nos propone la ciencia y el desarrollo tecnológico. La búsqueda de una vacuna que libere a la población de la carga del aislamiento social es una de las principales esperanzas".

    El Gobierno argentino anunció el 12 de agosto que comenzará la producción en territorio nacional de una vacuna piloto contra el coronavirus, desarrollado por el laboratorio AstraZeneca a partir de una investigación de equipos científicos de la Universidad de Oxford, del Reino Unido.

    El médico clínico, docente universitario y funcionario comentó que en Argentina el aislamiento social obligatorio, sostenido desde el 19 de marzo y con continuidad indefinida, ha permitido tener una gradualización de la pandemia, lo que se conoce como "aplanar la curva" de contagios, que permitió un crecimiento de los casos prolongado sin una aceleración vertiginosa, como en otros países, donde colapsaron las capacidades de los sistemas hospitalarios.

    "Hemos salvado decenas de miles de vidas"

    Desde mediados de julio, Argentina comenzó a registrar más de 5.000 contagios diarios, con un promedio durante la última semana de alrededor de 6.500 nuevos casos confirmados por día, y las muertes vienen aumentando de manera exponencial. La ocupación de camas de terapia intensiva a nivel nacional promedia el 57%, mientras que en el área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires es de más de 67%.

    "La administración en la velocidad de aumento de los casos nos dio tiempo a que tengamos un crecimiento muy grande en las capacidades de respuesta del sistema de salud, que permitió que hasta el momento sostengamos una capacidad de atención significativa, que se concentra en el principal conglomerado urbano", mencionó.

    En la provincia de Buenos Aires, donde vive un tercio de la población nacional y donde se concentra la extensión de la mancha urbana de la capital, se logró un crecimiento de 130% en la cantidad de camas de terapia intensiva. Se abrieron 12 centros de atención modulares nuevos, se inauguraron dos hospitales nuevos y se trabaja en la finalización de otro, cuyas obras estaban paralizadas previo al brote del nuevo coronavirus.

    Además de destacar el esfuerzo de los profesionales de la salud y del conjunto de los trabajadores esenciales dedicados a la gestión de la pandemia, Kreplak aseguró que "la estrategia sigue siendo la del control, vigilancia activa y pasiva, diagnóstico masivo, trabajo territorial, búsqueda de pacientes sintomáticos en las áreas más vulnerables, seguimiento de los contactos estrechos".

    "Lo más importante que tenemos que tener presente es que hemos salvado decenas de miles de vidas. Esto tiene que servirnos como estímulo a nuestra autoestima como pueblo, hemos sido capaces de poner la solidaridad por encima de todo y salvar a quienes más lo necesitan. La aparición de vacunas y tratamientos son el motivo por el cual todo el esfuerzo que hacemos vale la pena", concluyó Kreplak.
    Tema:
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    Etiquetas:
    Buenos Aires, salud pública, COVID-19, coronavirus, coronavirus en América Latina, vacuna contra coronavirus, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook