16:07 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Rusia
    URL corto
    Por
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    0 120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia da el gran salto en la carrera contrarreloj para frenar la pandemia de coronavirus al registrar la primera vacuna en el mundo contra el COVID-19, una enfermedad que se cobró ya más de 736.000 vidas en el planeta.

    El anuncio lo hizo este 11 de agosto el presidente ruso, Vladímir Putin, en una reunión telemática con sus ministros.

    La vacuna desarrollada por el laboratorio Gamaleya, con sede en Moscú, y denominada Sputnik V llega en momentos en que los contagios en el mundo superan los 20 millones, según datos de la universidad privada estadounidense Johns Hopkins.

    Putin agradeció a todos los científicos que trabajaron en la creación de la vacuna, catalogando el acontecimiento como "un primer paso, muy importante para Rusia y el mundo entero".

    El ministro de Salud del país, Mijaíl Murashko, confirmó que la vacuna mostró durante las pruebas clínicas en los voluntarios su alta eficacia y seguridad.

    Gamaleya comenzó a desarrollar la vacuna contra el coronavirus a mediados de febrero. El 30 de marzo el equipo de investigadores de la institución se inoculó dos dosis de la sustancia experimental para prevenir el contagio, a finales de mayo se supo que los científicos vacunados habían desarrollado inmunidad. Para acelerar la obtención de la vacuna contra el COVID-19 el laboratorio empleó su experiencia en el trabajo sobre el antídoto antiébola.

    El 18 de junio se administró la primera dosis de la vacuna experimental a los primeros voluntarios, militares del Ejército, que se sometieron a un chequeo exhaustivo antes de las pruebas. Veintiún días después se les inoculó la segunda dosis sin que se registraran efectos secundarios. Todo ese periodo estuvieron en observación médica.

    El mundo atento a la vacuna

    Más de una veintena de países ya se han asegurado 1.000 millones de dosis de la vacuna de Gamaleya. La propia Rusia tiene capacidad para producir 500 millones de dosis anuales y actualmente baraja fabricar la sustancia en plantas farmacéuticas de otros países. En particular, en América Latina se podrían encargar centros de producción de Brasil y Cuba, según lo adelantaba este 11 de agosto Kiril Dmítriev, presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI), que financió el desarrollo del antídoto.

    El ensayo de la vacuna contra coronavirus en el Centro Gamaleya
    © Sputnik / Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa
    Emiratos Árabes, Arabia Saudí y Filipinas se han ofrecido para realizar la tercera fase de las pruebas clínicas de la vacuna de Gamaleya que empezarán este 12 de agosto, una sustancia que también se inoculó en las etapas anteriores a una de las hijas del presidente ruso.

    El RFPI avanzó que Gamaleya publicará pronto la información completa sobre los resultados de las tres fases de los ensayos. Precisamente, algunos países que también trabajan en una vacuna contra el coronavirus habían puesto en duda la eficacia de la sustancia rusa debido a los pocos datos que se han filtrado al respecto.

    Carrera contra COVID-19

    El laboratorio Gamaleya no es la única institución de Rusia que trabaja en una vacuna. En la carrera participan compañías biotecnológicas, institutos de investigación y las universidades más prestigiosas del país, entre ellos Vector de Novosibirsk, la Universidad Lomonósov de Moscú, el Instituto de Vacunas de San Petersburgo, el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Sustancias Inmunobiológicas Chumakov, la Universidad de Kazán, el Instituto de Genética Vavílov y otros.

    En China, el país que detectó por primera vez el nuevo coronavirus, continúan los ensayos el Instituto de Wuhan, la compañía Sinovac Research & Development, el laboratorio Zhifei Long Kema y la empresa CanSino Biologics.

    En Estados Unidos, actualmente el principal foco de contagio en el mundo, el Gobierno del presidente Donald Trump lanzó en mayo la operación Warp Speed, un proyecto conjunto del Departamento de Salud y el Pentágono que busca producir 300 dosis de una vacuna contra el coronavirus.

    A mediados de marzo, el Instituto de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Seattle anunció el inicio de los ensayos en humanos de una vacuna desarrollada en conjunto con la empresa Moderna. La Universidad de Pittsburg probó con éxito una sustancia experimental en ratones y tenía previsto empezar los ensayos clínicos en los próximos meses. Otras instituciones científicas y compañías norteamericanas siguen sus experimentos.

    Alemania, Francia, Reino Unido, Singapur, Tailandia, la India, Japón, Corea del Sur, Australia y otros países continúan la búsqueda de su propia vacuna contra el coronavirus, algunos con más éxitos que otros, mientras tanto los contagios y las muertes siguen aumentando sin tregua en el mundo.

    Tema:
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, vacuna contra coronavirus, vacuna, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook