En directo
    América Latina
    URL corto
    108
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Bolivia acreditará a su alto representante en la embajada en España para superar el impasse que surgió tras las expulsiones de diplomáticos, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano en su respuesta a la Unión Europea.

    "El Gobierno Constitucional de Bolivia acreditará en la Embajada de Bolivia en Madrid a un alto representante diplomático", dijo la Cancillería.

    Recalcó que Bolivia desea superar el impasse a la brevedad y "mantener estrechas relaciones con el Reino de España, en el marco del tradicional respeto y la amistad que siempre las han caracterizado".

    La presidenta del Gobierno de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció la expulsión de la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, el cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, por el incidente que se produjo en la Embajada de México en La Paz.

    La policía boliviana impidió el acceso de personas con el rostro cubierto que acompañaban a funcionarios de la Embajada de España en Bolivia al considerarlas como una "potencial amenaza".

    Bolivia aseguró que los diplomáticos españoles entraron en la residencia diplomática mexicana libremente pero denunció violaciones de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, que estipula que los diplomáticos de otros países deben respetar las leyes del Estado receptor y no interferir en sus asuntos internos.

    España respondió a las expulsiones de manera recíproca al declarar personas no gratas a tres miembros del personal diplomático y consular boliviano acreditado en su territorio.

    Las expulsiones fueron anunciadas mientras se cumplían casi 50 días de la permanencia de varios altos miembros del Gobierno de Evo Morales (2006-2019) en la residencia mexicana a la espera de salvoconductos que el Gobierno de Áñez ha afirmado que no les otorgará.

    El Gobierno boliviano de facto denunció un supuesto plan internacional para facilitar la fuga de algunos asilados desde la embajada.

    Los gobiernos de México y España rechazaron esa denuncia y la Unión Europea consideró las expulsiones como una "medida extrema e inamistosa".

    Etiquetas:
    diplomáticos, España, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik