En directo
    Política
    URL corto
    1120
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La Delegación de la Unión Europea en Bolivia expresó que la expulsión de diplomáticos es una medida extrema y pidió que el Gobierno de ese país envíe a la brevedad una explicación sobre la solicitud de que funcionarios de la Embajada de España dejen la nación sudamericana.

    "La expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad, el pleno respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y el diálogo son fundamentales para reducir la tensión", afirmó la Delegación en un comunicado difundido en su cuenta de Facebook.

    El 30 de diciembre el Gobierno de facto de Jeanine Áñez en Bolivia dio un plazo de 72 horas para que diplomáticos de México y España abandonen el país y declaró persona non grata a la embajadora mexicana María Teresa Mercado.

    Bolivia indicó que la decisión alcanzaba también "al grupo de los presuntamente diplomáticos [españoles] encapuchados y armados", que protagonizaron el 27 de diciembre un incidente con la policía local cuando pretendían ingresar a la Embajada mexicana.

    La Delegación de la Unión Europea le pidió al Gobierno de Bolivia que envíe a la mayor brevedad posible una explicación sobre lo que ha sucedido.

    "La Delegación de la Unión Europea expresa su firme deseo de que esta situación se supere con celeridad y que las tradicionales y excelentes relaciones de Bolivia con todos los Estados Miembros y la Unión Europea se restablezcan", agregó.

    Las expulsiones fueron anunciadas mientras se cumplían casi 50 días de la permanencia de varios altos miembros del Gobierno de Evo Morales (2006-2019) en la residencia mexicana a la espera de salvoconductos que el Gobierno de facto ha afirmado que no les otorgará.

    Los dos países están enfrentados por una serie de bloqueos y controles impuestos por las autoridades bolivianas en torno de la sede diplomática mexicana y la residencia de Mercado que, según el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, violan las normas de la diplomacia internacional.

    México denunció el 26 de diciembre al Gobierno de facto de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, por lo que considera un asedio a su Embajada y a la residencia oficial de su diplomática.

    Etiquetas:
    expulsión, México, Bolivia, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik