Widgets Magazine
17:43 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Evo Morales, presidente de Bolivia

    Evo Morales canta victoria en masivo cierre de campaña electoral en Bolivia

    © REUTERS / David Mercado
    América Latina
    URL corto
    Elecciones generales en Bolivia 2019 (105)
    150
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El presidente boliviano, Evo Morales, cerró con proclamas anticipadas de victoria, en dos sucesivos actos multitudinarios, su campaña hacia las elecciones del venidero domingo 20 en las que buscará un cuarto mandato consecutivo.

    "Estamos convencidos, en estas elecciones nuevamente vamos a dar paliza a los vendepatrias, a los neoliberales, a quienes privatizaron nuestros recursos naturales", dijo en tono combativo el líder indígena en una concentración final de decenas de miles de seguidores realizada en un sitio de confluencia de las ciudades de La Paz y El Alto.

    Morales basó su optimismo en la gran asistencia a sus actos de campaña de la última semana y a lo que denunció como falta de propuestas claras de la oposición, frente al programa de gobierno que presentó para el período 2025, que daría continuidad a sus más de 13 años consecutivos en el poder.

    Eslogan en apoyo del presidente Evo Morales pintado en una pared en La Paz, Bolivia, 2014
    © AP Photo / Juan Karita
    "Bolivia tiene su programa rumbo a su bicentenario (2025), debatido con los movimientos sociales y el aporte de empresarios, intelectuales y profesionales; no importamos políticas del Fondo Monetario Internacional (...), nos hemos liberado gracias a la conciencia y el voto del pueblo, hemos recuperado la patria", aseguró.

    Añadió que pedía de nuevo el voto para consolidar la unidad y la soberanía nacionales, mantener a Bolivia a la cabeza del crecimiento económico de Sudamérica, completar los grandes proyectos industriales y de infraestructura en marcha y reducir la pobreza extrema a menos del 5% de la población.

    Pidió en especial a las nuevas generaciones "no votar por la derecha porque es volver al pasado privatizador y enajenador", lo que a su juicio pondría fin a las conquistas sociales, políticas y económicas que beneficiaron a las mayorías empobrecidas del país en los últimos años.

    "Lo que dijo (el caudillo indígena del siglo XVIII) Túpac Katari hemos cumplido; dijo 'muero y volveré millones', ahora somos millones, no solo socialmente, sindicalmente, comunalmente: electoralmente somos millones", añadió.

    Previamente, en una también masiva concentración realizada en Cochabamba (centro), Morales calificó como antidemocráticos a los brotes de violencia surgidos en el último tramo de la campaña electoral, que dejaron al menos 11 activistas opositores detenidos y en puertas de un proceso por agresión a policías.

    "Quienes están con la violencia atentan contra la democracia", dijo refiriéndose a incidentes que ocurrieron la noche anterior en Santa Cruz (este), donde activistas del Comité Cívico de esa ciudad trataron de boicotear otra multitudinaria concentración oficialista.

    Morales, en el poder desde 2006 y favorito según las encuestas para renovar su mandato en las elecciones del venidero domingo 20, dijo que las grandes concentraciones oficialistas de la última semana de la campaña eran "un reconocimiento a los logros del proceso de cambio", en especial la estabilidad y el crecimiento económicos.

    Añadió que recientes apoyos de diversos líderes de la derecha al expresidente Carlos Mesa, el candidato opositor mejor perfilado según proyectaban los sondeos, constituían una suerte de retorno de la "megacoalición", como se denomina en Bolivia a la alianza de partidos conservadores que se turnaron en el poder en las dos décadas anteriores al actual gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

    Entre esos apoyos mencionó los del empresario Samuel Doria Medina, exdirigente del socialdemócraca Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, y del expresidente Jorge Quiroga, heredero político del desaparecido dictador militar Hugo Banzer.

    El mismo Mesa, agregó, representa al exgobernante Gonzalo Sánchez de Lozada, líder de la facción neoliberal del histórico Movimiento Nacionalista Revolucionario.

    Morales habló en Cochabamba poco después de que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informara en conferencia de prensa que la mayoría de los 50 activistas detenidos en Santa Cruz habían sido liberados y que quedaban en custodia 11 dirigentes de lo que definió como "banda criminal" que habría intentado atentar contra el Presidente.

    Romero anunció que, entre otros delitos, esos activistas —entre ellos el presidente de la Unión Cívica Juvenil de Santa Cruz, Juan Martín Delgado— habían sido identificados por testigos e imágenes de cámaras de vigilancia como participantes directos en los enfrentamientos en cercanías del acto del MAS, a donde habrían llegado con cuchillos, bates de béisbol y otros objetos de ataque.

    El ministro añadió que los detenidos serán acusados también como responsables del ataque de una horda a la sede del Tribunal Electoral de Santa Cruz, en diciembre pasado, y a una sede del MAS en la misma ciudad, durante la campaña electoral.

    Estos fueron los incidentes de violencia más graves ocurridos en el camino a las elecciones.

    Los actos de campaña debían concluir hasta la medianoche del 16 de octubre, para dar paso a tres días de silencio electoral antes de la votación.

    Tema:
    Elecciones generales en Bolivia 2019 (105)
    Etiquetas:
    Bolivia, elecciones, Evo Morales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik