En directo
    El proceso de obtención de las muestras de estructura amorfa a base de hierro

    Bolivia inicia obras de su primera industria siderúrgica

    © Sputnik /
    Economía
    URL corto
    2100

    LA PAZ (Sputnik) — Bolivia puso en marcha su primer proyecto siderúrgico en el megayacimiento de hierro de Mutún, en su frontera sudoriental con Brasil, dando la orden de proceder a la contratista china Sinosteel que deberá entregar en 30 meses la obra de 546 millones de dólares.

    "Por fin llegó este día histórico, será un día inolvidable porque ahora arranca la industria, (la contratista) está con orden de proceder, ya está pagado un adelanto de 80 millones de dólares", dijo el presidente Evo Morales en el acto inaugural realizado en el yacimiento, transmitido por la televisión estatal.

    Destacó la estabilidad política y económica de sus 13 años de Gobierno como claves para garantizar el proyecto Mutún y otras obras de impacto, entre las que citó la próxima fabricación de baterías de ion litio en los salares del altiplano, la producción de fertilizantes y proyectos de exportación de electricidad.

    Morales llamó a los empresarios a cumplir las leyes y a los sindicatos a evitar protestas injustificadas, como huelgas y bloqueos, para garantizar la ejecución de los proyectos.

    El embajador chino en La Paz, Liang Yu; el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas, y el líder de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Huarachi, hablaron en el festivo acto, al que concurrieron también ministros y autoridades regionales.

    "Día histórico" y "sueño cumplido" fueron expresiones repetidas por los oradores para destacar la importancia del proyecto, del cual se hablaba en Bolivia desde mediados del siglo pasado, cuando se confirmó que la serranía de Mutún alberga unas 40.000 millones de toneladas de hierro, una de las mayores reservas del mundo.

    "Estamos poniendo fin a una de las más incomprensibles paradojas de Bolivia, que teniendo uno de los yacimientos de hierro más grandes del mundo sea uno de los últimos países en explotarlo", dijo Nostas.

    El presidente de la estatal Empresa Siderúrgica del Mutún, Jesús Lara, dueña de la industria, dijo que la inversión en el complejo siderúrgico sumará 464 millones de dólares, de los cuales 396 millones están financiados por el Eximbank de China y el saldo pagado por Bolivia.

    Incluida la supervisión y los costos iniciales de operación, la inversión total será de 546 millones de dólares, apuntó, precisando que tras la entrega de la industria en 30 meses, Sinosteel se hará cargo de su operación durante el primer año.

    El complejo contará con un acueducto de 120 kilómetros desde el río Paraguay y utilizará gas natural, relativamente abundante en el país.

    Lara indicó que el proyecto tendrá en una primera etapa, a partir de mediados de 2021, una capacidad de producción de 194.000 toneladas de acero de construcción al año para el mercado interno, para subir a 450.000 toneladas del mismo material a mediano plazo.

    En una tercera etapa, en la próxima década, Bolivia prevé producir anualmente en Mutún un millón de toneladas de aceros de construcción y especiales, además de hierro esponja, para el mercado internacional, añadió.

    El Gobierno izquierdista de Morales emprendió el proyecto siderúrgico como una obra totalmente estatal, a diferencia de otros proyectos más ambiciosos del pasado, que resultaron frustrados.

    En 2007, presionado por grupos regionales, el mismo Gobierno firmó un contrato de proyecto siderúrgico de más de 2.000 millones de dólares con el grupo indio Jindal, que terminó anulado dos años después por supuesto incumplimiento empresarial.

    Más aquí: La petrolera boliviana YPFB confirma un convenio de $1.200 millones con Gazprom

    "A diferencia del acuerdo con Jindal, que nos habría dejado la mitad de las utilidades, con este nuevo proyecto toda la utilidad será de los bolivianos y la reinvertiremos aquí mismo", dijo el presidente de la ESM.

    Destacó que el proyecto generará en el municipio de Puerto Suárez, donde está ubicado, al menos 5.000 fuentes laborales directas e indirectas.

    Etiquetas:
    planta siderúrgica, industria, desarrollo, obras, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik