Widgets Magazine
En directo
    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

    Qué repercusiones conlleva el bloqueo de las cuentas venezolanas dictado por EEUU

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    15334

    El Gobierno de EEUU congeló los activos del Estado venezolano en su país —particularmente los de la estatal petrolera PDVSA—, a menos que se traspase el control al autoproclamado presidente Juan Guaidó, o en su defecto a un nuevo Ejecutivo "democráticamente electo". Sputnik te cuenta de qué manera podría afectar al país caribeño esta medida.

    Con esta medida controvertida, Washington presiona más al Gobierno de Nicolás Maduro, tras la toma de posesión del cargo por el que fue elegido en los comicios presidenciales de mayo de 2018. Las sanciones rigen sobre un total de 7.000 millones de dólares de activos y una pérdida de 11.000 millones de dólares en ingresos por exportaciones.

    "Es una medida que avala la hipótesis de la injerencia de EEUU en asuntos externos, concretamente con Venezuela. Es una medida ilegal, arbitraria, que rompe con toda norma tradicional, del comercio internacional de un proveedor habitual regulado de petróleo como es Venezuela y de una empresa como PDVSA, con activos en EEUU y una larga trayectoria de producción e intercambio", explicó a Sputnik Julio Gambina, doctor en Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires.

    De acuerdo con Gambina, profesor de Economía Política en la Universidad Nacional de Rosario, es una acción unilateral de EEUU que tiene como fin "avalar un presidente autoproclamado de manera ilegal", en sentido contrario a la Justicia venezolana.

    El académico recordó también cómo el Banco de Inglaterra retuvo una cifra en el entorno de 1.200 millones de dólares en oro que el país caribeño tiene depositados en Londres. Según dijo, "es de esperar" que acciones de este tipo hagan que "escale el conflicto político, no solo al interior de Venezuela sino a escala mundial".

    "Se agrava la crisis de este enero caliente y queda clara y en evidencia la injerencia estadounidense. Como dijo en el Consejo de Seguridad de la ONU el canciller de Venezuela, [Jorge Arreaza,] no es que EEUU esté detrás del golpe, sino que está adelante", aseveró.

    Más: Barcos que carguen crudo en Venezuela deberán pagar antes de zarpar

    La medida puede agravar la delicada situación económica que atraviesa el país, constató el experto.

    "Hay que ver cómo avanzan los reclamos venezolanos, porque eso afecta sus finanzas tanto al interior del país como a las relaciones económicas financieras internacionales. Venezuela no solo las tiene con EEUU, sino además con otros países. Tiene compromisos de pago por relaciones comerciales, relaciones financieras, deuda que está pagando y que se va a ver comprometida con esta restricción de ingreso", constató.

    "Es una medida que condiciona fuertemente la economía interna de Venezuela y las relaciones comerciales y financieras con el resto del mundo. Desde el vamos ha significado algunas medidas de actualización cambiaria y monetaria dentro de Venezuela para hacer frente a esta decisión que ha sido tomada en las últimas horas", agregó.

    En contraste con la posición de EEUU y varios países de América Latina, México, Uruguay y el Vaticano se han ofrecido para mediar y tender diálogos con la oposición, el presidente Donald Trump "está involucrado en la decisión de avanzar para otorgar financiamiento a un gobierno autoproclamado y claramente ilegal según la legislación vigente en Venezuela".

    Además: Sanciones a Venezuela, una confiscación

    El crudo, el principal recurso de Venezuela, tarda 45 días en llegar desde los pozos de Medio Oriente, indicó el profesor. Desde el Caribe, arriba en apenas cuatro días a costas estadounidenses. El país suramericano dispone de las más grandes reservas de petróleo a nivel mundial.

    Para Gambina, la agresividad de EEUU hacia Venezuela va más allá de la cuestión estratégica del petróleo, y se relaciona con la viabilidad de un modelo económico alternativo en una región que Washington considera su 'patio trasero'. En ese sentido, recordó cómo en 2004, el Gobierno de Hugo Chávez puso en cuestión el proyecto de crear un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y propuso una integración alternativa en el ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

    "Hacia 1990 se había instalado en el imaginario social mundial que había un fracaso del socialismo, un fin de las ideologías y de la historia y que el capitalismo había ganado una batalla cultural, civilizatoria a escala mundial. Se planteaba que no era viable una sociedad organizada fuera del mercado capitalista, con valores no capitalistas", opinó el economista político.

    También: ¿Qué está pasando entre EEUU, Venezuela y su petróleo?

    El modelo de Venezuela desafió esta idea. Por otra parte, se consolidaron nuevas alternativas de integración latinoamericana como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), sin la participación de EEUU y Canadá.

    "Era la primera vez que los pueblos de la región se unían sin la presencia de EEUU y por lo tanto empezó a perder sentido la OEA, se generaron instrumentos de integración y propuestas de integración económica muy importantes", valoró Gambina.

    El experto analizó que "EEUU no puede permitir esa situación en la región, en sintonía con su larga tradición de intervención en procesos latinoamericanos". "Hay razones económicas muy concretas, como es el petróleo, pero también razones políticas e ideológicas de no permitir que funcione una sociedad que intente construir algo que no sea el capitalismo", aseveró.

    Por otro lado, Gambina consideró que a la luz del debate en el Consejo de Seguridad de este 27 de enero, Washington también abrazó este tema como parte de su puja geopolítica con Rusia y China, particularmente en lo que concierne a las cuestiones comerciales y de defensa de espacios multilaterales.

    "La decisión de EEUU de exacerbar el conflicto con Venezuela intenta generar mejores condiciones para una disputa global que tiene hoy. Insisto en que EEUU fracasó en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, no solo por la presencia de una opinión distinta de China o de Rusia, que son asientos permanente", analizó.

    Te puede interesar: Colombia pide a Maduro que respete medidas cautelares de la CIDH en favor de Guaidó

    "No logró los mínimos votos de los países que participaron del debate para lograr su cometido en Venezuela, no está logrando éxito diplomático y por lo tanto está avanzando unilateralmente con el poder imperialista que hoy tiene desde el pdv económico, político y militar. Por eso no es descartable una intervención militar", agregó.

    "Pese a esas derrotas diplomáticas, sigue insistiendo unilateralmente para doblegar al legítimo Gobierno de Venezuela liderado por Nicolás Maduro", sentenció el profesor de Economía Política.

    "Es una clara decisión de intromisión en asuntos externos. No llama la atención, creo que en Venezuela está pasando algo muy parecido a lo que aconteció en su momento con Irak y con Libia. Creo que se van generando las condiciones, incluso, para una intervención militar", abundó Gambina.

    Etiquetas:
    sanciones, Juan Guaidó, Nicolás Maduro, Venezuela, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik