15:27 GMT +317 Diciembre 2018
En directo
    Un médico (imagen ilustrativa)

    Caso de niño sin riñones reabre debate sobre negligencia médica en Bolivia

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    1 0 0

    LA PAZ (Sputnik) — El caso de un niño de tres años a quien un médico le extirpó los dos riñones, uno sano y el otro con cáncer, reabrió en Bolivia el debate sobre el castigo legal a la negligencia médica, reportaron medios locales.

    "Este tipo de casos, que lamentablemente se repiten, son los que justificaban la necesidad de un Código del Sistema Penal que establezca de mejor manera un manto de protección para el paciente", dijo el ministro de Justicia, Héctor Arce, citado por la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

    Arce se refería a un nuevo código penal que incluía la tipificación precisa de la mala praxis y la negligencia médica, sancionado por la Asamblea Plurinacional (parlamento) a fines del 2017 pero no firmado por el presidente Evo Morales a causa de una resonante huelga de los médicos.

    Esa huelga, que paralizó los hospitales públicos por seis semanas y ganó el apoyo de diversos sectores sociales y de connotados líderes opositores, dejó en vigencia un código del siglo pasado que tipifica la negligencia médica pero ha caído en desuso por sus complicados procedimientos.

    El supuesto error médico ocurrido en una clínica oncológica de Santa Cruz (oriente) dejó al pequeño, identificado por los medios como Sebastián, forzado a vivir conectado a una máquina de diálisis por tiempo indefinido, hasta un eventual trasplante.

    También: Gobierno de Bolivia busca una ley de Salud consensuada

    El fiscal José Parra de esa ciudad dijo a la televisión estatal que abrió de oficio una investigación por "lesiones gravísimas", evitando identificar el caso como uno de negligencia médica por las complicaciones del código vigente.

    "El médico responsable ha solicitado prestar su declaración en este caso que está todavía en etapa preliminar, estamos acumulando antecedentes médicos, informes forenses y todo lo necesario para emitir un dictamen", afirmó el fiscal, sin identificar al oncólogo.

    El padre de Sebastián, Evert Justiniano, dijo a la misma televisora que el médico le confesó haber cometido un error.

    "El día de la cirugía el [médico] cometió su error, me dijo que fue una estupidez, y el día que lo citen a declarar no creo que dé otra versión", declaró Justiniano.

    Agregó que le interesaba más la salud de su hijo que el eventual castigo al médico.

    Mientras el caso del niño enfermo en terapia intensiva acaparaba la atención de los medios y las redes sociales, el presidente Morales intervino con un mensaje de solidaridad vía Twitter, en el que anunció que el Gobierno otorgará una vivienda a la familia Justiniano, que la cual se informó que es de escasos recursos.

    En este ambiente, oficialistas y opositores en el parlamento coincidieron por primera vez en la necesidad de legislar sobre la negligencia médica.

    "Está claro que se tiene que debatir una norma adecuada para responder a estos casos", dijo el diputado Luis Felipe Dorado, jefe de una de las bancadas de oposición.

    La senadora Adriana Salvatierra, del gobernante Movimiento al Socialismo, dijo que el caso "pone a la justicia en la dificultad de no tener una ley adecuada", porque el Código Penal vigente desde 1972 "no responde a la realidad de la mala práctica médica ni de otras profesiones".

    "Éstas son las consecuencias de una movilización absurda encabezada por los médicos y secundada por la oposición, que impidió la entrada en vigencia del nuevo Código del Sistema Penal impulsado por el Gobierno para modernizar la justicia en muchos aspectos", afirmó.

    Ese código era el eje de un proyecto de reforma judicial que quedó trunco.

    También: Negligencia médica: un hombre vive durante 18 años con unas tijeras en el estómago

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    niños, error, negligencia, salud, Bolivia