Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

La agonía de la izquierda francesa

© AP Photo / Christophe EnaLos ciudadanos franceses
Los ciudadanos franceses  - Sputnik Mundo, 1920, 15.12.2021
Síguenos en
PARÍS (Sputnik) — Una ciénaga en la que siete cabezas luchan por salir del agua y del barro para no ser tragados por la indiferencia popular. La izquierda francesa vive en plena agonía a cuatro meses de las elecciones presidenciales, sin esperanza de victoria, ni siquiera representada por un candidato común.
"La izquierda está en un nivel patético, jamás visto". Quien así se expresa es un político de izquierda, el diputado europeo Raphael Glucksmann, exponente de la "izquierda caviar" que ha contribuido a que una mayoría de franceses opten por formaciones que van desde el centro a la derecha más conservadora.
Los sondeos de opinión a menos de cuatro meses de las presidenciales coinciden en reflejar el ínfimo peso del conjunto de partidos políticos que se reclaman de izquierda. La Francia Insumisa (LFI) de Jean Luc Melenchon; Europa Ecología Los Verdes, de Janick Jadot; el Partido Socialista (PS), representado por Anne Hidalgo; los comunistas (PCF), encabezados por Fabien Roussel; La Remontada (sic) de Francia, de Arnaud Montebourg; Lucha Obrera, de Nathalie Arthaud, y el jefe del Nuevo Partido Anticapitalista, Philippe Poutou, aspiran al Palacio del Elíseo sin llegar sumados todos al 25% de intención de voto en la primera vuelta de los comicios, la misma cifra que las encuestas otorgan al actual mandatario, Emmanuel Macron. Los siete enanitos electorales o "la izquierda liliputiense", como la califica el expresidente socialista, François Hollande.
La exigua expectativa electoral de la izquierda focaliza la atención de los medios de comunicación en la pelea de Macron frente a la candidata del centroderecha (Los Republicanos, LR), Valérie Pécresse, y los dos aspirantes de la derecha más conservadora o radical, Marine Le Pen (Agrupación Nacional, AN) y Eric Zemmour, al frente de Reconquista.
Los partidarios del Partido Comunista de Francia (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 19.05.2021
Internacional
El Partido Comunista, de vuelta para las elecciones en Francia

El rechazo a la primaria popular

La batalla, cada uno por su lado, de los candidatos de la izquierda fue sacudida por la propuesta de la socialista Hidalgo de celebrar una "primaria popular" de la izquierda. Anne Hidalgo, que en los sondeos obtiene entre el 3% y el 5%, se unía así a la idea original de Arnaud Montebourg, antiguo ministro del gobierno socialista de François Hollande y hoy aspirante al trono presidencial con un apoyo popular estimado en un 2,5%.
Hidalgo, que dejó sorprendidos a los propios dirigentes socialistas, que nunca habían imaginado algo similar, cosechó mucho ruido mediático, varias bofetadas políticas de sus "fraternales" compañeros de izquierda y la chanza generalizada entre analistas y medios que interpretan su iniciativa como un intento desesperado de salir del abismo al que la envían los sondeos.
El propio Jean Luc Melenchon, el mejor situado entre los líderes de izquierda, con un resultado entre el 9 y el 10% de intención de voto, lo explica a su manera: "La actitud de Hidalgo es de una hipocresía total; ella no busca la unión, sino una salida de emergencia para una campaña fracasada".
Yanick Jadot, el candidato de 'los verdes', rechazó de plano unas primarias y llamó a los socialistas a unirse a su candidatura. La misma respuesta obtuvo Hidalgo del aspirante comunista, Fabien Roussel.
Eric Zemmour, periodista y escritor francés - Sputnik Mundo, 1920, 23.11.2021
Internacional
La batalla por los votos de la extrema derecha francesa

Izquierdas irreconciliables

Pretender celebrar unas primarias entre personalidades y formaciones con programas políticos en muchos casos absolutamente irreconciliables, no puede ser interpretado más que como una maniobra de urgencia para salvar al propio PS. Dentro del partido se baraja la posibilidad de descabalgar a Hidalgo para presentar un candidato con más atractivo popular. La actual alcaldesa de París no ha contado ni con el apoyo de François Hollande, que la descalificó afirmando que no se pueden improvisar unas primarias a estas alturas del calendario electoral.
Las diferencias programáticas se unen las incompatibilidades personales. Melenchon detesta a Hidalgo y Jadot. Jadot no soporta a Melenchon, y comunistas y verdes son incompatibles. Para cualquier observador del panorama político francés es evidente que, si Melenchon fuera el representante de toda la izquierda, muchos votantes socialistas y verdes preferirían inclinarse por Macron antes que por el líder de la izquierda populista.
El sistema presidencialista francés es interpretado por los votantes como una adhesión a una persona, más que a un programa. La primaria de la izquierda es en realidad la primera vuelta electoral, donde se podría dar el caso que, como en 2017, ningún representante de las izquierdas llegue a la final contra Emmanuel Macron, Pécresse, Le Pen o Zemmour.
Cartel con una imagen del candidato presidencial francés Éric Zemmour - Sputnik Mundo, 1920, 05.12.2021
Protestas en París contra el candidato presidencial derechista Éric Zemmour
La izquierda francesa ha llegado al declive por méritos propios. Abandonó a las clases populares, a los obreros, a los pequeños empleados, para intentar representar a las minorías étnicas, sexuales o religiosas (solo los musulmanes). Ello provocó la estampida de esos votantes hacia el partido de Marine Le Pen. Más tarde, buena parte del voto socialdemócrata fue a parar a las redes de Emmanuel Macron.

Inseguridad e inmigración, un tabú que se paga en las urnas

La izquierda francesa siempre ha rechazado interesarse por las cuestiones de inseguridad y delincuencia. Hacerlo, decían y dicen —con la excepción del Partido Comunista actual— es "hacer el juego a la extrema derecha". Pero la inseguridad la viven las mismas clases desfavorecidas olvidadas por una izquierda y la sufre ya la llamada Francia "periférica", la gran ausente en todas las campañas izquierdistas.
La inmigración masiva y sin control es el fundamento del programa de Eric Zemmour, el nuevo "diablo" para la izquierda y la mayoría de los medios de comunicación. Pero las consecuencias de esa inmigración ilegal se sufren en los barrios más pobres. También en este aspecto el candidato comunista, Fabien Roussel —acreditado con un 2,5% en intención de voto— se ha querido diferenciar, tímidamente, de sus rivales en la izquierda, sin llegar a desempolvar las palabras del histórico líder comunista Georges Marchais, que en 1981 ya advertía: "Hay que frenar la inmigración clandestina; es irresponsable dejar entrar a más inmigrantes ilegales cuando hay dos millones de trabajadores en paro, franceses e inmigrantes." En ese momento, 1981, los socialistas acusaban al PCF de "favorecer el racismo" por ese tipo de declaraciones. Cuando el PCF decía estar contra las drogas y aconsejaba el deporte a la juventud francesa, era acusado de "petainismo" (doctrina política del mariscal Petain o sus partidarios durante la Segunda Guerra Mundial), también por los socialistas.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, vota en las elecciones regionales - Sputnik Mundo, 1920, 28.06.2021
Internacional
Los franceses quieren una alternativa al duelo Macron-Le Pen en 2022

Adiós al laicismo

Otro fracaso o error de la izquierda es su ambigüedad frente a la penetración del islam político, especialmente en los barrios con mayoría de población de origen extraeuropeo. La policía moral islamista y las bandas de traficantes controlan esos barrios que Macron decía querer "reconquistar" para la República.
Por último, dejar las protestas sociales en manos de chalecos amarillos, para después menospreciarles, y abrazar las corrientes "identitarias", "indigenistas", "descoloniales" o "racialistas" es otro viraje político —importado de Estados Unidos— que la izquierda francesa puede pagar en 2022, tanto en las elecciones presidenciales de abril, como en las legislativas que se celebrarán dos meses más tarde.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала