Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Una nueva crisis política y contando: el presidente de Perú no tiene paz para gobernar

© AP Photo / Ernesto AriasEl presidente de Perú, Pedro Castillo, durante un acto por el Bicentenario de Perú en 2021
El presidente de Perú, Pedro Castillo, durante un acto por el Bicentenario de Perú en 2021 - Sputnik Mundo, 1920, 09.11.2021
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — El presidente de Perú, Pedro Castillo, no tiene paz. Cuando parecía que las crisis políticas habían llegado a su fin tras la ratificación de su gabinete ministerial por parte del Congreso, esta semana se abrió un nuevo capítulo de inestabilidad política.
El lunes 8, los excomandantes generales del Ejército y la Fuerza Aérea, José Vizcarra y Jorge Luis Chaparro respectivamente, denunciaron que recibieron presiones de parte de Castillo, su ministro de Defensa, Walter Ayala, y del secretario de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, para ascender a altos mandos militares.
Los excomandantes indicaron que los ascensos eran irregulares por no cumplir con la meritocracia requerida y por saltarse el debido proceso de designación, por lo que no accedieron al presunto pedido presidencial, siendo pasados al retiro en supuesta represalia por no cumplir con las órdenes del jefe de Estado que, alegan los excomandantes, buscaba el ascenso de militares cuyo único mérito era ser cercanos a él.
Pedro Castillo, presidente de Perú - Sputnik Mundo, 1920, 09.11.2021
América Latina
El Gobierno de Perú decide sobre la denuncia por ascensos militares que involucra a Castillo
Esto ha originado una nueva crisis política exactamente una semana después de que el exministro del Interior, Luis Barranzuela, presentara su renuncia por haber violado el estado de emergencia sanitario al organizar una fiesta en su domicilio, pasando por alto las órdenes de su cartera de prohibir las reuniones sociales por la pandemia de nuevo coronavirus.
Y, aun más relevante, es una nueva crisis que rompe la implícita tregua que significó que el Congreso, donde la oposición es mayoría, le haya dado el 4 de noviembre el voto de confianza (respaldo) al gabinete presidido por la primera ministra Mirtha Vásquez, un gabinete que la oposición objetaba, entre otras cosas, por tener a Barranzuela en sus filas.

Los problemas lo siguen

Pareciera evidente que el presidente de Perú se abre frentes de confrontación cada cierto tiempo, ya sea por sus propias acciones o por las que cometen sus ministros, lo que hace que la oposición derechista liderada por Fuerza Popular (fujimorista) vuelva a sugerir que la destitución del mandatario es la salida a lo que consideran un gobierno viciado, en una medida que se ha hecho común en Perú desde que en los pasados cinco años el país tuvo cuatro presidentes, todos asumiendo luego de intentos, exitosos o no, por sacar al mandatario de turno de su cargo.
Martín Vizcarra - Sputnik Mundo, 1920, 08.11.2021
América Latina
Martín Vizcarra, un presidente destituido que no se rinde en Perú
Cabe decir que Castillo ya ha tenido escándalos previos cuando su excanciller, Héctor Béjar, renunció bajo denuncias de tener nexos con agrupaciones terroristas de extrema izquierda. Eso sucedió apenas a 19 días de asumir el mando el 28 de julio pasado.
El presidente de Perú también generó una crisis política cuando nombró el 29 de julio al congresista por Perú Libre (partido oficialista y de izquierda), Guido Bellido, como el primer ministro de su primer gabinete ministerial.
Bellido tuvo una gestión que se caracterizó por contradecir al presidente en asuntos políticos, además de enfrentarse frontalmente a la oposición, y salió del cargo el 6 de octubre al ser su presencia insostenible por ser fuertemente cuestionado al tener investigaciones en la fiscalía por terrorismo, apología al terrorismo y presunto lavado de activos.

Oficialismo opositor

Sin embargo, lo más llamativo del Gobierno de Castillo quizá no sea la "habilidad" que posee para generar crisis que son aprovechadas convenientemente por sus enemigos políticos, sino que el presidente de Perú ha pasado a ser un caso insólito de un mandatario que tiene a su propio partido oficialista ejerciendo como oposición.
Este fenómeno quedó patente cuando 19 de los 37 miembros de la bancada de Perú Libre votaron en contra de otorgar el respaldo (confianza) al actual gabinete ministerial pues, alegan, este no es representativo de los objetivos políticos de la organización, además de denunciar que el gobierno ha sido captado por "fuerzas centroderechistas" y "organizaciones no gubernamentales extranjeras".
Congreso de la República del Perú - Sputnik Mundo, 1920, 05.11.2021
América Latina
Congreso de Perú da respaldo a Gabinete Ministerial y ratifica su nombramiento
Incluso el mismo Guido Bellido, quien en teoría debería lealtad al presidente de su partido, se refirió a él como un hombre que "no es de izquierda", que tiene un "nivel sindicalista básico" (Castillo es maestro de escuela y fue dirigente sindical) y que, por tal motivo, "no lleva un gobierno de izquierda socialista".
Frente a este escenario donde una parte de la bancada oficialista ha asumido el papel de oposición, es difícil prever si alguna vez el presidente tendrá tranquilidad para gobernar con un Congreso que, de tanto en tanto, insiste en que su destitución es lo que más le conviene al país, pedido que a un sector del oficialismo tampoco censura y pareciera que a ratos le parece plausible.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала