Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

La venta camuflada de tomates del Sahara Occidental puede arruinar a los agricultores españoles

© Sputnik / Maxim Blinov / Abrir banco de fotosTomates
Tomates - Sputnik Mundo, 1920, 08.06.2021
Síguenos en
Una investigación revela que empresas agrícolas controladas por el rey de Marruecos exportan tomates saharauis como marroquíes, contraviniendo los acuerdos comerciales con la UE y sus legislaciones. El estudio indica que las plantaciones ayudan a legitimar la ocupación del territorio. Los agricultores españoles vislumbran la ruina del sector.
La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), basándose en un informe publicado por la fundación Mundubat, denuncia que Mohamed VI controla el cultivo ilegal de tomates en Dakhla, producto que la Unión Europea importa como si fuera de origen marroquí y cuyo bajo precio está arruinando a sus competidores españoles, que reducen la extensión de su cultivo.
El señalamiento se produce en un momento en que la tensión entre España y Marruecos todavía no se ha reducido, una crisis diplomática cuyo origen Rabat reconoce estar radicada en el Sahara Occidental y no en la estancia hospitalaria del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, durante más de un mes en un centro médico de Logroño. Es en los territorios en disputa donde mediante el empleo de mano de obra barata la empresa Les Domaine Agricoles, perteneciente al holding que administra el monarca alauita, acapara buena parte de la producción hortofrutícola de la zona de Dakhla desde finales de los años 80, en particular tomates, pepinos y melones.
Según Mundubat, en el entramado empresarial que controla la producción de tomates en el Sahara Occidentan figuran otras compañías, como Domaines Abbes Kabbage, controladas por Tariq Kabbage (alcalde de la ciudad de Agadir) y por Aziz Akhannouch (ministro de Pesca y Agricultura de Marruecos). Otras dos organizaciones dedicadas a la explotación del tomate en Dakhla, el grupo SoprofelIdyl y la sociedad Maraissa, también están vinculadas a Kabbage. En la zona únicamente opera una empresa no marroquí, una pequeña cooperativa formada por 15 personas naturales de Dakhla.
El puerto español de Ceuta - Sputnik Mundo, 1920, 06.06.2021
España
Marruecos deja a España sin la Operación Paso del Estrecho en plena crisis diplomática

Herramienta de legitimización

Mundubat, que es una ONG vasca especializada en temas de soberanía alimentaria, derechos humanos y cuestiones de género, incide en el peso creciente que a lo largo de las últimas décadas han adquirido los recursos agrícolas del Sahara Occidental. Estos no pueden compararse en valor económico a la extracción de fosfatos y pesca, pero su explotación y comercialización contribuyen a la estrategia de Rabat de implantación de su soberanía en el territorio, advierte.
Los tomates representan hasta el 80% de la producción agrícola de la región de Dakhla. Los autores del informe sostienen que su explotación es un elemento importante para consolidar la ocupación del territorio, pues de esta manera se atraen inversiones extranjeras. En otras palabras, el entramado de empresas bajo control del rey de Marruecos se beneficia de acuerdos de exportación con compañías europeas, creándose intereses europeos cuya defensa limita la acción de la UE en su denuncia de la vulneración de derechos humanos en el Sahara Occidental.
"Los planes de expansión de Marruecos en este sector denotan el interés en desarrollar una vertiente, relativamente reciente, de su estrategia por reforzar la ocupación del territorio del Sáhara Occidental. A la vez que pone de manifiesto un sistema de explotación intensiva e insostenible, orientado a la exportación, y que únicamente beneficia a las empresas implantadas en Dakhla –propiedad del rey de Marruecos y de empresarios marroquíes y franceses–, que exportan ilegalmente sus tomates principalmente a Europa", se puede leer en el informe de Mundubat, que concluye:
"La opacidad que caracteriza a dicho sector no permite realizar la trazabilidad de estas exportaciones, desde el momento en que el tomate de Dakhla es 'marroquinizado' a su llegada a Agadir, a través de su certificación como producto originario de Marruecos. Este proceso de certificación, absolutamente irregular y contrario a la normativa de la UE, requiere un control por parte de esta última, que no está teniendo lugar".

Esquivando la normativa europea

Según la legislación europea (reglamento 543/2011), los productos llegados al continente deben presentar un etiquetado sobre el origen de producción. Y la Ley de Información al Consumidor de la UE, otorga el derecho a conocer la procedencia de cualquier alimento por razones éticas o morales relacionadas con la forma en la que se ha podido cultivar. Nada de esto sucede con los tomates de Dakhla, estiman en COAG y Mundubat.
Mundubat y COAG recuerdan la necesidad de que la UE vele en sus relaciones con Marruecos por el cumplimiento de la legalidad internacional aplicable al Sáhara Occidental. "En el ámbito de los acuerdos de pesca y de liberalización de los productos agrícolas y pesqueros implica que los mismos se establezcan en beneficio del pueblo saharaui y que éste otorgue su consentimiento previo, libre e informado", se señala en el documento, donde se consigna que entre el 7% y el 14% de los tomates que Marruecos exporta a Europa proceden de los campos saharauis de Dakhla. Es un dato que también incide negativamente en los agricultores españoles.
Como a efectos de la legalidad internacional las plantaciones son ilegales, Marruecos etiqueta la producción con otro origen. Carga los tomates en camiones y los envía a la región de Souss Massa para empaquetarlos con tomates marroquíes cosechados de manera legal, de ahí que los autores del informe, Celia Murias y Jesús García-Luengos, hablen de la dificultad de trazar el origen verdadero del producto que llega a Europa, pues está marroquinizado.
El acuerdo pesquero y de productos agrícolas, suscrito entre la UE y Marruecos en 2012, está revisándose en el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) a instancias del Frente Polisario, que entiende que su aplicación vulnera el derecho internacional. Está previsto que el tribunal se pronuncie antes del verano.
Una protesta en España conta Brahim Ghali - Sputnik Mundo, 1920, 04.06.2021
España
Marruecos y España, dos orillas y dos visiones

Las cifras del 'emporio'

A juicio de COAG, el conglomerado empresarial participado por Mohamed VI y su ministro de Agricultura en tierra fértil "de los territorios ocupados del Sáhara Occidental" tiene como objetivo la creación de "uno de los mayores centros de producción de tomate a nivel mundial".
Según datos de esta organización, Marruecos ha aumentado un 170% sus envíos de tomates a la UE desde 2001 hasta 2019, unas cifras que están provocando que España pierda cada año mucho terreno dedicado a su cultivo. En Almería, por ejemplo, 2.000 hectáreas en los últimos cinco años.
"Los calendarios de exportación de Marruecos, beneficiados históricamente por un acuerdo arancelario y de contingentes, coinciden claramente con los periodos de máxima salida de tomate del sureste español hacia su principal mercado: el resto de países de la UE", denuncian en esta organización. "Las exportaciones de tomate de esta zona se han visto resentidas, dada la inestabilidad y falta de rentabilidad de los mercados de destino, con el claro perjuicio para la economía y el empleo en estas zonas".
"El PlanGeneration Green marroquí pretende contar en 2030 con 5000 hectáreas de producción hortícola en el Sáhara Occidental", aseguran en COAG y Mundubat, que denuncian múltiples irregularidades en el proyecto agrícola marroquí, tales como exoneraciones fiscales a los grupos empresariales instalados, discriminación laboral hacia la población saharaui, la usurpación de recursos naturales locales como la tierra y el agua, y el fraude a los consumidores europeos en materia de etiquetado.
La investigación calcula en unos 14.000 los puestos de trabajo directos en las explotaciones de Dakhla, donde la gran mayoría de los empleados son marroquíes. "No contratan a los saharauis porque desconfían de ellos y porque buscan mano de obra algo cualificada que encuentran directamente en el Souss", se señala en el informe, que vincula también este dato "con la estrategia de transferencia de población y su intención de revertir demográficamente a la población saharaui". Por parte de los trabajadores marroquíes, el documento recoge las declaraciones de algunos de ellos, que denuncian condiciones laborales deplorables en las extensiones agrícolas.
"La crisis actual provocada por las autoridades marroquíes en la frontera con España forma parte de su estrategia para forzar a la comunidad internacional a reconocer su soberanía sobre los territorios ocupados del Sáhara Occidental y blanquear así los abusos e ilegalidades que llevan cometiendo durante décadas contra los saharauis, caso del mega-proyecto agrícola en cuestión", afirmó Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG durante la presentación del informe.
"El acuerdo de libre comercio firmado con la UE, los deficientes controles en frontera y la desidia de las administraciones españolas y europeas, han contribuido a ello. Un país capaz de utilizar a sus niños como arma arrojadiza para dirimir sus conflictos internacionales no es un socio fiable y la UE debería revisar todos los acuerdos comerciales con el mismo. La agricultura no puede seguir siendo moneda de cambio".
Andrés Góngora
COAG
El universo (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 09.12.2020
Ciencia
Cultivar tomates en la Luna o Marte podría ser una realidad: la misión de los agricultores espaciales
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала