Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Un Congreso fragmentado perpetuaría el enfrentamiento con el Ejecutivo en Perú

 Congreso de la República del Perú - Sputnik Mundo, 1920, 10.04.2021
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — Luego de elegir a fines de 2019 un Congreso nuevo que reemplazó al disuelto en ese año por el expresidente Martín Vizcarra (2018-2020), la ciudadanía peruana ha sido testigo durante 2020 de un Ejecutivo enfrentado, cuando no sometido, al Legislativo.
Este sometimiento de un poder frente a otro, y cuyo punto más crítico lo tuvo en la destitución de Vizcarra por parte del Congreso en noviembre pasado, fue consecuencia de dos factores: un Ejecutivo carente de una bancada oficialista que lo represente y defienda, y la propia fragmentación del Legislativo en muchas pequeñas bancadas (9 en total) cuya dispersión fomentó el caos de ideas para la gobernanza, generando a su vez una honda inestabilidad política.
Este escenario resistido por los peruanos tiene, sin embargo, muy altas probabilidades de repetirse tras las elecciones generales del 11 de abril.

Presidente débil

En Perú, un partido requiere superar el 5% de los votos válidos para obtener representación en el Legislativo; a mayor porcentaje, más curules obtiene una agrupación dentro de un parlamento unicameral y de 130 representantes.
Hay cinco partidos de derecha con posibilidades de tener una bancada: Fuerza Popular, Avanza País, Victoria Nacional, Renovación Popular y Alianza Para el Progreso.
Asimismo, hay cinco de centro derecha con opciones de entrar: Acción Popular, Somos Perú, Partido Morado, Podemos Perú y el Frente Popular Agrícola del Perú; mientras que sólo dos agrupaciones de izquierda tendrían bancadas: Juntos por el Perú y Perú Libre.
Por otro lado, actualmente son 6, de un total de 18 candidatos a la presidencia, los que tienen chances de pasar a una segunda vuelta.

Alianzas para gobernar

Este escenario se pudo haber evitado cuando en 2019 el Ejecutivo presentó al Congreso un proyecto de ley para que las elecciones congresales se celebrasen en paralelo a la segunda vuelta presidencial, de manera que la ciudadanía, sabiendo qué candidatos tienen posibilidades ciertas de asumir el Ejecutivo, podrían elegir a los congresistas bajo un criterio que busque un balance de representación que tenga en cuenta la necesidad de tener un jefe de Estado con respaldo fuerte en el parlamento.
Sin embargo, esta iniciativa fue desestimada por el Legislativo, dando lugar al panorama electoral actual que amenaza con perpetuar el enfrentamiento de poderes que tanto castigó al país durante la crisis sanitaria y económica más grave de su historia republicana, provocada por la pandemia del COVID-19.
En ese sentido, restaría que el partido que gane la presidencia tenga buena muñeca para establecer alianzas políticas que le permitan gobernar con estabilidad, así como también la oposición se organice bajo objetivos de gobierno claros, evitando el caos natural que trae tener tantos intereses disímiles confluyendo en un solo parlamento.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала