Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La pandemia se propagó en la campaña electoral de Perú

© REUTERS / Sebastian CastanedaVacunación anti-COVID en Lima, Perú
Vacunación anti-COVID en Lima, Perú - Sputnik Mundo, 1920, 09.04.2021
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — Según cifras del Sistema Informático Nacional de Defunciones de Perú, este país registró un promedio de 783 muertes diarias por COVID-19 en marzo, una situación catastrófica que ha sido un tema capital de debate en la campaña de cara a las elecciones presidenciales del 11 de abril.
A estas alturas, y según los sondeos recientes, seis de los 18 candidatos tienen chances de pasar a una inevitable segunda vuelta pues el líder, Yonhy Lescano de Acción Popular (centroderecha), no supera el 15% de las preferencias, separado por menos de seis puntos del sexto, Rafael López Aliaga de Renovación Popular (derecha).
Si algo ha marcado drásticamente las propuestas durante la campaña sobre qué hacer para frenar la pandemia es la discusión sobre la intervención de los privados en la compra de vacunas, siendo Verónika Mendoza, de Juntos por el Perú (el único partido de izquierda con chances) quien ha rechazado en solitario esta iniciativa.
"El Estado debe centralizar las vacunas y distribuirlas, no para quien tenga más dinero sino para quien más lo necesite y con criterios epidemiológicos. Debemos rechazar la importación de los privados para evitar que esto se convierta en un negocio", sostuvo Mendoza en un debate organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) a finales de marzo.
Asimismo, la candidata de izquierda ha propuesto, a diferencia de sus rivales, tomar el "control temporal" de la producción de oxígeno medicinal en Perú, indicando que esta medida está contemplada en la Ley General de Salud y rechazando que se trate de una "política de expropiación".

Privados con condiciones

Lescano, puntero en los sondeos, declaró que apoyaría la importación de vacuna por parte de los privados, bajo la condición de que estas se ofrezcan a un "precio razonable".
"Los parámetros debe ponerlos el Estado y autorizar a los privados a traer las vacunas en condiciones adecuadas. Por lo menos, en esta emergencia, ponerse la camiseta del Perú y vacunar a un costo razonable", dijo a la radio local RPP.
Por su parte, Keiko Fujimori, del partido Fuerza Popular (derecha), ha acusado al actual Gobierno de tener "taras ideológicas" al no permitir la intervención de los privados en la importación de vacunas.
Asimismo, propuso en el debate organizado por el JNE descartar las cuarentenas por su ineficacia.
"De nada sirvió las cuarentenas cuando no se ocuparon de potenciar el sistema sanitario. Proponemos cambiar los horarios [laborales] y protocolos [sanitarios] para que la gente salga a trabajar", dijo la candidata fujimorista.

Cuarentenas voluntarias

En una línea similar, Rafael López Aliaga, de Renovación Popular, partido calificado como ultraconservador y situado por algunos analistas dentro del espectro de la extrema derecha, ha propuesto establecer "cuarentenas voluntarias" y anunció que viajaría a EEUU en el día en que asuma el mando (28 de julio) para "traer personalmente 40 millones de vacunas", algo que, sin embargo, no sería posible porque antes necesitaría el permiso del Congreso, recién instalado, para ausentarse del país.
En tanto, Hernando de Soto de Avanza País (derecha) también ha apoyado la importación privada de vacunas, a tiempo de proponer simplificar la burocracia para su adquisición y llegada al país.
"Cada vez que se trata de comprar vacunas hay que pasar a través del Ministerio de Salud, Fuerzas Armadas, Instituto de Defensa Civil, EsSalud [Seguro Social], Policía Nacional, Poder Judicial para realizar [la compra] con un trámite burocrático que absorben entre el 30 y 50% del costo total. Lo que queremos es que esto quede en el pasado y desregular inmediatamente y se pueda comprar afuera directamente por privados", dijo De Soto en el debate del JNE.
Por su parte, George Forsyth, de Victoria Nacional (derecha), ha apostado por la importación privada y, como sus demás contendores, ha insistido en la necesidad de ampliar la capacidad hospitalaria, en especial de camas UCI; implementar más plantas de oxígeno y reforzar el primer nivel de atención sanitaria para evitar que los pacientes se agraven y tengan que acudir a los hospitales, actualmente colapsados casi en su totalidad.
Debate público e improvisado de gente de izquierda en la Plaza San Martín de Lima - Sputnik Mundo, 1920, 06.04.2021
América Latina
Elecciones en Perú: la fuerza de la izquierda que no reflejan las encuestas
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала