- Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Así funciona el plan de Bolivia para contener el COVID-19 en Cochabamba: rastrillaje y pruebas rápidas | Fotos

© Sputnik / Sebastián Ochoa Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia
Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia  - Sputnik Mundo, 1920, 03.02.2021
Síguenos en
Mundo
Video
Sputnik acompañó a las brigadas médicas que recorrieron barrios de la zona sur de Cochabamba para detectar, casa por casa, posibles contagios. El sistema de salud boliviano, ¿está mejor preparado para enfrentar este rebrote?
Alrededor de 50 médicos, médicas y trabajadores de la salud se reunieron temprano en el Centro de Salud Sebastián Pagador, en la zona sur de la ciudad de Cochabamba, una de las zonas más afectadas por la segunda ola de COVID-19 y donde también se registran los mayores índices de pobreza
Coronavirus en Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 18.06.2020
América Latina
Bolivia supera los 20.500 contagios de COVID-19
"Iremos casa por casa para detectar casos positivos, así iniciaremos rápidamente el tratamiento. También haremos seguimiento si el paciente tuvo contacto con su familia o con vecinos del barrio", comentó a Sputnik el doctor José Ticona, responsable del Centro Coordinador de Emergencias del departamento de Cochabamba (en el centro del país).
© Sputnik / Sebastián Ochoa Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia
Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia  - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
En las unidades móviles se toman pruebas de antígeno nasal y también muestras rápidas de sangre, que permiten conocer en 15 o 20 minutos si se encuentra el temido virus, que en Bolivia ya cobró más de 10.000 vidas. 
"Si nos sale positivo, de inmediato implementamos la estrategia de contención, de aislamiento domiciliario, o lo llevamos a uno de los Centros de Aislamiento que tenemos en Cochabamba", explicó.
Según el último registro del Ministerio de Salud, del 2 de febrero, en un día se sumaron 2.100 nuevos casos, con lo cual el total acumulado desde marzo de 2020 (cuando desembarcó la pandemia en el país) es de más de 162.000 contagios. 
Lideran el ranking las ciudades de Santa Cruz (con 851 positivos) y La Paz (con 619). Tercera quedó Cochabamba, con 180.
El director del SEDES, Yercin Mamani, aseguró que la curva de contagios tiende a estabilizarse, por lo cual en las próximas semanas comenzaría a bajar. La masificación de las pruebas rápidas, promovida por el Gobierno de Luis Arce, sería la clave para contener el aumento de casos.

El doloroso recuerdo de 2020

Durante la primera ola, el año pasado, varias personas fallecieron en la vía pública, como consecuencia del coronavirus. También perdieron la vida en la puerta de hospitales, a la espera de una atención que no pudo llegar por el nivel de colapso sanitario. 
Médicos bolivianos - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
América Latina
Un acuerdo que evita huelga en hospitales divide a médicos en Bolivia
Durante esta segunda ola, iniciada en diciembre pasado, se registraron más casos diarios, pero ya no se vieron en las calles escenas que parecían salidas de La Divina Comedia, de Dante Alighieri. 
"Ahora estamos más preparados. Durante la primera ola no conocíamos de forma clara el comportamiento de la enfermedad", dijo Ticona. "Hoy, con los centros de salud de primer nivel, más los centros hospitalarios de segundo nivel, más los equipos de rastrillaje, más la comunicación que tenemos con la población por medio de una línea gratuita y un aplicativo que la gente puede descargarse, estamos evitando que lleguemos a colapsar como en la primera ola".
"El año pasado, con esta misma cantidad de pacientes, nuestros hospitales estaban saturados, la gente estaba falleciendo. Ahora también la gente fallece, pero no en la cantidad que tuvimos en julio de 2020".
​Cuando Jeanine Áñez estaba en el poder, era difícil acceder a una prueba de COVID-19, costaba caro y el resultado tardaba en llegar "hasta una semana", según Ticona. Desde que Luis Arce es presidente, varios aviones de Boliviana de Aviación (BOA) trajeron cientos de kilos de kits médicos de antígeno nasal para detectar el virus en el momento. "Esto nos permite tomar medidas de aislamiento inmediatas e impedir la propagación del virus", agregó.
Además, mediante un pedido de la Fiscalía, la Justicia permitió que se utilicen en los hospitales cientos de respiradores artificiales comprados aparentemente de manera fraudulenta durante el Gobierno de facto de Áñez. De todos modos, no son de mucha ayuda. "Tengo conocimiento de que esos respiradores pueden servir para una etapa inicial. Pero los equipos que se necesitan para terapia intensiva tienen otras especificidades técnicas, que se han adquirido con apoyo del Gobierno, el municipio y otras instituciones", aclaró Ticona.

Rastrillaje en la zona sur

A diferencia del centro de Cochabamba o de los barrios de la zona norte, donde la geografía es plana, las casas de la zona sur están en colinas con marcadas pendientes. En ascenso a los hogares donde podría alojarse el virus, las brigadas médicas se encontraban con perros mojados por la lluvia reciente, que ladraban insistentemente a quienes osaban pisar su territorio.
En muchas casas nadie atendía, posiblemente porque sus integrantes estarían en sus actividades laborales, que el actual Gobierno en ningún momento intentó detener con la imposición de una "cuarentena rígida", como la instaurada durante seis meses de 2020.
© Sputnik / Sebastián Ochoa Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia
Rastrillaje y pruebas rápidas de COVID-19 en Cochabamba, Bolivia  - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
Recorrían las calles 16 brigadas (cada una con dos o tres profesionales de la salud). Donde les abrían, realizaban una encuesta para conocer la situación de las familias. Preguntaban si alguien estaba con tos, dolor de cabeza o algún malestar. Cuando detectaban en alguien un caso sospechoso, le hacían bajar una o dos cuadras hasta la avenida Pisiga, donde se había estacionado un móvil sanitario.
En una de las casas atendió don Felix Achá, quien saludó con voz tomada. Contó a los doctores que se sentía mal, que le dolía la cabeza, que tenía escalofríos. En agosto de 2020 ya había tenido coronavirus, por ello estuvo 10 días internado. Pero desde hace un mes volvieron los síntomas, aunque el test que se realizó le dio negativo. Se quejó de que le costó 480 pesos bolivianos, unos 70 dólares.
Félix se dedica a manejar su taxi, un viejo Toyota Corolla blanco, pero no puede salir porque apenas hace unas cuadras, empieza a chorrear agua y le dan temblores del frío, relató. Le hicieron unos breves análisis y lo enviaron al móvil a testearse.
​Allí estaba don Simón, de 70 años, quien llegó quejándose del dolor de cabeza y de que se sentía como si estuviera resfriado. Le sacaron una gota de sangre de su dedo índice para analizar el estado de sus anticuerpos
Inundación (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2021
América Latina
Ocho muertos y más de 30.000 familias, afectadas en Bolivia por inundaciones | Vídeos
Abajo del camión, en una mesita, un doctor enfundado en un prístino traje de bioseguridad preguntaba a una joven por sus vínculos familiares, para averiguar si alguien más podría desarrollar los síntomas que ella manifestaba.
El rastrillaje continuó hasta el mediodía. En las próximas semanas se continuará con esta tarea en varias zonas de la ciudad de Cochabamba y su área metropolitana, integrada por los municipios de Sacaba y Quillacollo. En el SEDES esperan llegar así a 10.000 familias que viven en barrios con niveles elevados de contagio.

Un alivio en la segunda ola

El 2 de febrero se anotaron 180 casos nuevos de COVID-19 en la ciudad sobre un total de 800 pruebas realizadas. Según el director del SEDES es un dato alentador, porque de acuerdo a sus proyecciones para esta fecha se tenían que contabilizar 500 contagios diarios.
"Durante las últimas cuatro semanas registramos entre 1.200 a 1.400 casos por semana. Por ello en Cochabamba estamos declarando el aplanamiento de la curva epidemiológica", dijo Mamani. Y se mostró esperanzado de que esta semana haya menos de 1.200 contagios, gracias a las medidas asumidas desde el Estado para controlar la pandemia.
​"Con actividades de rastrillaje, con el refuerzo de la estrategia comunicacional, más las medidas de contención, espero que tengamos un descenso", dijo Mamani. Y comentó que también fue contratado más personal para enfrentar la pandemia, aunque no detalló la cifra exacta. Este era uno de los reclamos más fuertes de los sindicatos e instituciones médicas al Gobierno de Arce.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала