En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La líder del parlamento de Bolivia, Eva Copa, del opositor Movimiento Al Socialismo (MAS), dijo que promulgará la ley que ordena realizar elecciones generales a más tardar en septiembre, si la presidenta transitoria del país, Jeanine Áñez, persiste en su negativa a firmar la norma.

    "Yo voy a asumir la promulgación, pues no soy la que se quiere prorrogar, no soy candidata y no estoy haciendo campaña con la pandemia", declaró Copa, quien es la máxima autoridad legislativa como presidenta del Senado y en ausencia de un vicepresidente del Estado.

    Era la primera vez que Copa anunciaba personalmente la posibilidad de firmar la ley, algo que habían anticipado legisladores del MAS, partido ampliamente mayoritario en la Asamblea Legislativa Plurinacional (parlamento).

    Fuentes parlamentarias dijeron que Copa esperaría hasta mediados de la próxima semana para promulgar la ley, sancionada el 9 de junio, considerando que el 22 de junio será feriado nacional por el Año Nuevo Andino-Amazónico.

    Tensión política

    El tira y afloja entre el Gobierno transitorio y el parlamento sobre la ley de elecciones tenía en vilo a Bolivia, en un escenario con amenazas sindicales de protestas en demanda de los comicios y advertencias oficiales de represión policial y militar.

    "El Gobierno tiene que entender que hay una población que está sufriendo por el tema de la pandemia, la falta de empleo", dijo Copa tras participar en una ceremonia católica virtual en memoria de un senador recién fallecido, según reportó el Senado.

    La jefa del Senado dijo que en los últimos días se formaban grandes aglomeraciones en el Ministerio de Trabajo de personas que acudían a denunciar despidos en entidades públicas, que están teóricamente prohibidos por decretos de lucha contra la pandemia de COVID-19.

    Copa insistió en el criterio de la mayoría parlamentaria, de otras fuerzas políticas y del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de que el ejercicio del derecho al voto no era incompatible con el cuidado de la salud y la economía.

    Por el contrario, la presidenta Áñez mantenía invariable su decisión de poner a los comicios en un segundo plano, después de la atención a la emergencia sanitaria, pese a que su único mandato constitucional como presidenta transitoria es conducir un proceso electoral.

    En la mañana de este 19 de junio, en una celebración del aniversario de la Policía, la gobernante volvió a denunciar que en las protestas contra la cuarentena y en las demandas electorales habría un plan subversivo alentado por el expresidente Evo Morales (2006-2019), jefe del MAS.

    "Le pido a la Policía Boliviana que se prepare (…), muchos violentos, aprovechando la cuarentena, se están reorganizando políticamente y vuelven con el palo en la mano. Por ejemplo, el evismo", afirmó Áñez.

    La ley motivo de la disputa dispone que el TSE fijará la nueva fecha para la jornada de votación a realizarse en un plazo máximo de 127 computables a partir del 3 de mayo de 2020, es decir hasta el domingo 6 de septiembre, adoptando medidas de bioseguridad.

    El 3 de mayo era la fecha original de los comicios, que resultaron suspendidos por la emergencia ante la pandemia de COVID-19. 

    Etiquetas:
    elecciones, Jeanine Áñez, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook