¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Aliviada por el Brexit y la salida de Trump, la UE quiere un escenario a lo Bond en 2021

Síguenos en
La Unión Europea enfrenta 2021 aliviada por un Brexit sin dolor y con un acuerdo para relanzar la economía afectada por el COVID-19, pero el nuevo año hereda problemas de difícil solución.
Tras cuatro años de sobresaltos, amenazas, propaganda y noticias falsas por ambas partes, el Reino Unido y la Unión Europea pueden celebrar el final de 2020 sin deshonra, ni vencedores, ni vencidos. Si el club de Bruselas ha conseguido salvar su organismo tras la amputación voluntaria de uno de sus 28 miembros, el líder conservador británico, Boris Johnson, puede sacar pecho por un divorcio que ha dado paso a una relación comercial libre, sin grave deterioro de las expectativas de Londres.
Tourists walk to enter the British colony of Gibraltar at its border with Spain, in La Linea de la Concepcion, southern Spain - Sputnik Mundo
España
La negociación paralela al Brexit: ¿cruzarán los británicos frontera en Gibraltar?
En épocas de crisis como la que atraviesa el Viejo Continente, renunciar al sistema de intercambio de estudiantes, 'Erasmus', no parece un acontecimiento que vaya a provocar el llanto de la ciudadanía británica. Para la UE, el Brexit es, sin embargo, un mal ejemplo que conviene agitar como dañino para frenar el anhelo de cualquier otro 'exit' entre los 27 países restantes de la organización. Aún así, no se puede decir que el Reino Unido haya sido castigado con el pacto del adiós.

Mercosur más verde, o nada

La voracidad por los acuerdos comerciales, por extender hacia el infinito la filosofía del libre cambio, tiene también, a veces, sus contratiempos.
Emmanuel Macron, presidente de Francia - Sputnik Mundo
Macron se 'trumpiza' y bloquea el Mercosur
Así, tras 20 de años de negociaciones, el Acuerdo Mercosur de la UE con cuatro países suramericanos (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) quedó congelado en 2020 por decisión política del presidente de Francia, Emmanuel Macron. Arguyendo que el gobierno brasileño de Jair Bolsonaro no se comprometía lo suficiente con el Pacto de París sobre el clima, y lamentándose del deterioro de la selva amazónica, Macron esconde así el perjuicio electoral que Mercosur puede originarle en este 2021, en el que afrontará unas elecciones regionales que estarán marcadas por la presión de las potentes asociaciones agrícolas francesas, contrarias a aceptar la carne, el vino y las verduras del Sur de América, entre otros productos.
El año que comienza será vital para Mercosur. Algunos socios de Francia en la UE (España, Italia, Portugal, Suecia, República Checa, Dinamarca o Letonia) van a intentar presionar al gallo del Elíseo. Se negocia ya añadir unas cláusulas ecologistas al tratado comercial. Si tras las elecciones regionales francesas París cede en su postura, Macron podrá justificar que un Mercosur verde era su verdadera preocupación.

Turquía, el vecino incómodo y armado

Para Francia y para Europa en general, Turquía seguirá representando en 2021 uno de sus más arduos problemas en el campo diplomático. El año que termina ha puesto de manifiesto el despliegue militar de su aliado en la OTAN en Oriente Medio (Siria), el Cáucaso (Nagorno Karabaj), el este del Magreb (Libia) y el Mediterráneo Oriental. Los intereses opuestos dentro de la UE no han posibilitado un acuerdo sobre la postura a adoptar con respecto a Ankara. París ha encabezado la ofensiva verbal contra Recep Tayyip Erdogan, pero no ha sido seguido por sus pares.
En el terreno de las relaciones con Turquía, el tándem franco-alemán no funciona. Angela Merkel reconocía que la UE no se ha puesto de acuerdo sobre el asunto.
Otras voces no están muy de acuerdo con ese halago y preferirían hablar de la actitud turca como de chantaje, pues el presidente del país blande siempre como amenaza la apertura de sus fronteras a los inmigrantes con destino a la Europa Occidental (en Europa del Norte siguen ignorando que el flujo migratorio se ha desplazado de nuevo al Sur del continente, y, especialmente hacia España). Las represalias comerciales y financieras de Bruselas a Ankara serán estudiadas de nuevo en 2021; la UE sabe que la difícil situación económica de Turquía es el flanco sensible del gobierno de Erdogan.

Merkel, un adiós sin sobresaltos

Alemania celebrará elecciones el próximo mes de septiembre. Unos comicios en los que ya no figurará la foto de Angela Merkel. Pero antes de iniciar su retiro político, la Canciller preferiría no abrir ningún frente que dañe a su partido, el Cristiano Demócrata. El voto de las decenas de miles de alemanes de origen turco es una buena razón para exprimir la diplomacia al máximo.
Merkel querría retirarse con el buen sabor de boca que puede dejar la puesta en marcha efectiva del plan de salvamento de la economía europea para paliar el desastre originado por el COVID. Reticente hasta la pandemia a abrir la caja fuerte de Bruselas y a mutualizar deudas y gastos, sin la aquiescencia de la jefa del gobierno alemán los 750.000 millones que se repartirán los miembros de la UE no hubieran visto los bolsillos de los gobiernos concernidos.

Vuelve James Bond

A Merkel se debe también buena parte de la presión para firmar un acuerdo comercial entre la UE y China antes de la finalización de 2020. Un pacto que supone en teoría, mejores condiciones para los inversores europeos en ese inmenso mercado. Pero también aquí ha encontrado críticas por forzar un contrato pasando por alto cuestiones relacionadas con derechos humanos y, entre ellos, los sociales.
Las banderas de la UE y China - Sputnik Mundo
Internacional
China-UE: la alianza que puede cambiar el mundo
China continúa siendo la referencia que se agita entre los librecambistas de la UE para no perder terreno comercial. La voracidad y la capacidad de Pekín obliga a Europa a olvidarse de concertarse con "su nuevo presidente" norteamericano, Joe Biden, que no piensa hacer ningún favor en ese sentido a unos europeos que —con excepciones— tanto le han apoyado y aplaudido en su combate electoral contra Donald Trump.
Con la salida de Trump de la Casa Blanca, los países de la UE sueñan con una vuelta a la "normalidad":
Un escenario clásico para un James Bond 2021.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала