Entrenamiento de la selección de Rusia de fútbol

La selección de Rusia, con dificultades pero con mucha esperanza

© Sputnik / Anton Denisov
Noticias del Mundial 2018
URL corto
110

MOSCÚ (Sputnik) — Con el partido entre Arabia Saudí y Alemania, todas las selecciones nacionales del Grupo A cerraron la serie de amistosos previos a la Copa Mundial. Los resultados de esos partidos y el juego que mostraron los futbolistas apuntan a que para el combinado anfitrión será un gran reto superar la fase de grupos.

En la última clasificación mundial de la FIFA, publicada el 7 de junio, Rusia bajó cuatro puestos, hasta el número 70, es decir por debajo de todos los países que participan en el Mundial 2018.

De los cuatro amistosos que disputó este año —con Brasil, Francia, Austria y Turquía—, la selección rusa no ganó ninguno. Las derrotas más dolorosas fueron contra Brasil (0-3) y Francia (1-3), aunque estas selecciones están entre las mejores del mundo (segunda y séptima respectivamente, según la FIFA).

El partido con Austria, perdido 0-1, se caracterizó por una flagrante falta de velocidad y muchos fallos tácticos por parte de Rusia.

Por último, el empate 1-1 ante Turquía, que de hecho tenía un equipo de suplentes, tampoco da motivo para celebrar, ya que el único tanto marcado por Rusia fue posible gracias a un grave error por parte del conjunto turco. Además, el gol fue para la selección rusa el único tiro a la portería en todo el partido.

Más: La selección rusa se pone las camisetas de los otros países del Mundial 

No obstante, en la selección rusa hay jugadores que tienen un buen nivel individual. Entre ellos destacan los jóvenes centrocampistas Roman Zobnin (Spartak) y Aleksandr Golovin (CSKA). Este último, de 22 años, ha atraído la atención de varios de los mejores clubes europeos.

Otra esperanza del fútbol ruso es el delantero Fedor Smolov (Krasnodar), el dos veces mejor goleador del Campeonato de Rusia (las temporadas 2015-2016 y 2016-2017).

Finalmente, no se puede olvidar al capitán y portero Igor Akinfeev (CSKA). Con 34 años y 106 partidos por la selección nacional, es uno de los futbolistas más experimentados de Rusia. Suele ser fiable y a menudo salva a su equipo, pero también comete errores: uno de sus peores momentos fue una salida mal calculada de portería en el partido de la Copa Confederaciones 2017 con México, que convirtió en derrota (2-1) lo que hubiera podido ser un empate.

Sigue aquí: Ya se conoce el lema oficial de la selección de Rusia para el Mundial 2018

Sin embargo, el conjunto ruso no ha logrado resolver el problema de que los jugadores tengan peor rendimiento en la selección nacional que en sus respectivos clubes.

Entre las posibles causas de esta situación llaman la atención los permanentes cambios de plantilla: de los 23 futbolistas que representarán a Rusia en el Mundial solo 12 jugaron la Copa Confederaciones y siete la Eurocopa 2016.

Varios jugadores importantes sufrieron lesiones. La baja más sensible es la ausencia de los defensas fundamentales, Viktor Vasin (CSKA) y Georgy Dzhikiya (Spartak), que ha afectado mucho la calidad del juego en la zaga. Otro gran ausente es el delantero Aleksandr Kokorin (Zenit), quien disputó el Mundial 2014 de Brasil y marcó un gol contra Argelia.

Noticia relacionada: Diego Forlán comenta las "sorpresas" de Rusia 2018

La insuficiente cohesión del equipo tiene sus consecuencias. Por ejemplo, durante el amistoso con Turquía el exseleccionador nacional y ahora comentarista Leonid Slutski señaló que al conjunto ruso le resulta difícil enviar el balón a la zona ofensiva desde el centro y la profundidad del campo. Otro elemento que a menudo genera peligro para la selección rusa son los contrataques rápidos del rival. Todo eso, junto con unos delanteros bastante dependientes y los problemas en la zona de defensa, complican la construcción de un juego eficaz.

Pese a las dificultades, no se puede prescindir de un factor importante que es el apoyo de los hinchas rusos, que estarán muy presentes en el primer torneo de un nivel tan alto disputado en casa. Según datos del Comité Organizador de la Copa Mundial, unos 695.000 rusos visitarán los partidos, es decir, un 53% de todos los aficionados.

Además, los últimos pronósticos ponen a Rusia como la segunda selección mejor colocada para salir del Grupo A, detrás de Uruguay. Según una proyección de la empresa de análisis de estadísticas deportivas Gracenote, Rusia tiene una posibilidad del 60% de superar la fase de grupos; Uruguay, del 77%; Egipto, del 36%; y Arabia Saudí, del 27%.

Más aquí: Las memorables victorias y derrotas de Uruguay en la historia de los Mundiales 

La compañía de apuestas deportivas rusa Fonbet también da al combinado ruso el segundo mejor coeficiente, de 1,48, para salir del Grupo A. El cociente de Uruguay es de 1,12; el de Egipto es de 2,15; y el de Arabia Saudí, es de 9,00.

Los rivales

Los tres rivales de Rusia en la fase de grupos —Arabia Saudí, Egipto y Uruguay— se ubican por encima de ella en la clasificación de la FIFA.

Uruguay (puesto 14), con sus astros internacionales como el delantero Luis Suárez (F.C. Barcelona) y el defensa y capitán Diego Godín (Atlético de Madrid), es el favorito incontestable para ganar el Grupo A. Los 'celestes' ganaron todos los partidos que disputaron en 2018: el 20 de marzo superaron 2-0 a la República Checa, el 26 del mismo mes se impusieron 1-0 frente a Gales y el 8 de junio derrotaron 3-0 a Uzbekistán.

Egipto (puesto 45) cifra sus esperanzas en la recuperación de su principal estrella y uno de los mejores futbolistas de la actualidad, el delantero Mohamed Salah (Liverpool), quien el 26 de mayo resultó lesionado en el hombro en la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2017-18 contra el Real Madrid. Esta semana, tanto el propio jugador, incluido en la lista de Egipto para el Mundial, como el técnico de la selección nacional, el argentino Héctor Cúper, se mostraron confiados de que pueda estar presente el 15 de junio en su primer partido del torneo, ante Uruguay.

Además: Jugador uruguayo critica a la selección de fútbol de Rusia

Sin Salah, los 'faraones' lograron empatar 0-0 con uno de los mejores conjuntos latinoamericanos, el de Colombia (el 1 de junio), pero cayeron derrotados 0-3 ante Bélgica (el 6 de junio).

De todo el Grupo A, la selección de Arabia Saudí (puesto 67) es el combinado que más amistosos ha jugado este año, y los resultados son muy diversos. Los saudíes superaron 3-0 a Moldavia (el 26 de febrero); 2-0, a Argelia (el 9 de mayo); y 2-0, al campeón europeo de 2004, Grecia (el 15 de mayo). Por otra parte, perdieron 1-4 ante Irak (el 28 de febrero); 0-4, ante Bélgica (el 27 de marzo); 1-2, ante Italia (el 28 de mayo); 0-3, ante Perú (el 3 de junio); y 1-2, ante Alemania (el 8 de junio). Además, tuvieron un empate, de 1-1, con Ucrania (el 23 de marzo).

Es decir, Arabia Saudí ha mostrado que es capaz de vencer a rivales de mediano nivel, como Grecia y Argelia, y marcar goles ante las mejores selecciones del mundo, como Italia y Alemania.

Te puede interesar: Esta es la maniobra desleal de judo que lesionó a Mohamed Salah

En resumen, el Grupo A no será fácil para Rusia. Pero el fútbol está lleno de sorpresas, y la selección rusa también puede sorprender. Cabe recordar que en 2008 llegó hasta las semifinales de la Eurocopa. 

Normas comunitariasDiscusión
Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

Además:

Mediocampista ruso: la selección nacional piensa solo en el Mundial
El beneficio económico que sacará Rusia del Mundial 2018
Rusia espera recibir como mínimo 600.000 visitantes por el Mundial
Así será el pasaporte de hincha para el Mundial 2018 de Rusia
Etiquetas:
deporte, fútbol, Copa Mundial de Fútbol de 2018, Egipto, Arabia Saudí, Uruguay, Rusia