En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Se encuentra actualmente en proceso de rediseño una tecnología de pantallas térmicas utilizada por las Fuerzas Armadas de Brasil en operaciones especiales. Ahora, el objetivo es aplicarla a establecimientos donde pueda haber aglomeración de personas para detectar su temperatura corporal y evitar posibles contagios.

    Si algo de positivo se puede destacar de la pandemia de COVID-19 es seguramente el desarrollo científico y tecnológico que ha provocado para atender las necesidades que fueron surgiendo. Desde modelos innovadores de respiradores artificiales para los pacientes internados hasta el controvertido ataúd-cama inventado en Colombia, no faltó creatividad o ingenio de los más diversos rubros para luchar contra el coronavirus. 

    En Brasil, los vehículos de las Fuerzas Armadas poseen monóculos portátiles con pantallas térmicas elaboradas por la compañía brasileña de ingeniería en sistemas optrónicos Opto Space & Defense. Actualmente, trabajan en el rediseño del dispositivo para que sea aplicable a locales muy concurridos, como escuelas, shoppings, estadios, entre otros, en tiempos de pandemia.

    Básicamente, consistirá en una cámara térmica que podrá escanear a las personas desde una distancia de hasta 12 metros y reconocer temperaturas de entre 35 y 44° C. A través de un programa integrado al lente sensor, se procesa la información que indicará si alguien está por arriba de la temperatura estándar —entre 36,5 y 37° C—, es decir, si tiene fiebre, uno de los síntomas más claros de COVID-19.

    Al identificar a una persona en estado febril, el sistema emitirá una alerta de audio o visual para avisar a los guardias de seguridad, que podrán ver a través de un monitor convencional el rostro de dicha persona. 

    El protocolo de actuación dependerá del tipo de establecimiento. En algunos casos, puede estar ligado al bloqueo automático de la entrada al local, aunque en otros se opte por informar a la persona que se encuentra con la temperatura más elevada que lo normal. Así lo explicó el investigador responsable del proyecto, Raphael Pereira Moreno, al boletín informativo de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp).

    La empresa espera que el prototipo termine de desarrollarse este mes de junio, y la tecnología final esté disponible aun en 2020.

    Etiquetas:
    Brasil, pandemia de coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook