En directo
    Salud
    URL corto
    0 1052
    Síguenos en

    Una cama hospitalaria que se convierte en ataúd para atender a pacientes con COVID-19 es furor en Colombia mientras la pandemia avanza en el país. El curioso y polémico invento es también ecológico y surge para amortiguar un sistema sanitario que anticipa las amenazas de saturación.

    Si las cosas continúan como van, pronto estarán en todos lados. Anticipando el colapso del sistema sanitario en Colombia, una empresa local empezó a fabricar una camilla de hospital que se convierte en ataúd si el paciente fallece por COVID-19.

    Están hechas de cartón corrugado y son 100% biodegradables, según la empresa colombiana que las ha creado, ABC Displays. Resisten hasta 150 kilogramos y tienen una durabilidad de seis meses y un costo de 300.000 pesos colombianos (75 dólares). El precio llama la atención: las camillas tradicionales cuestan, en general, entre 250 y 2.000 dólares.

    "Las familias de bajos recursos no tienen cómo pagar un ataúd", dijo el gerente de la compañía, Rodolfo Gómez, a AFP, y añadió que la emergencia sanitaria en Ecuador fue clave para idear la cama.

    La empresa donó unos 10 ejemplares a la Salud pública del departamento de Amazonas, al sur de Colombia, donde el SARS-CoV-2 . La cama-ataúd ha repercutido de tal forma que la compañía ya habla de exportar el producto a otros países de América Latina como Chile, Ecuador y Perú. 

    El invento, sin embargo, también viene recibiendo críticas desde su salida a la luz. La cama-ataúd ha sido considerada irrespetuosa con la vida de los pacientes enfermos. La sensación que transmite es la de una sentencia de muerte. 

    ​¿Tú qué crees?

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, COVID-19, ataúd, cama
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook