En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    En los últimos 20 años 75.731 excombatientes de grupos ilegales dejaron las armas, informó la Agencia para la Normalización y Reincorporación (ANR) de Colombia. Sin embargo, la ONU advierte que "violencia incesante contra ellos continúa impidiendo la consolidación de la paz". Tras el Acuerdo de Paz han asesinado a 241 exintegrantes de las FARC.

    A finales de octubre, excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de todas las regiones del país realizaron una peregrinación a Bogotá "Por la paz y por la vida". La marcha culminó el 6 de noviembre con una reunión con el presidente, Iván Duque, y un acuerdo para, entre otros puntos, garantizar su protección y derecho a la vida. 

    Desde que en 2016 se celebró el Acuerdo de Paz, muchos excombatientes firmantes han sido asesinados. El 16 de noviembre el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) lamentó la muerte de dos excombatientes más y recordó que en los últimos cuatro años 241 de sus compañeros han sido asesinados. 


    Los números del proceso de reincorporación

    El informe de la ANR —organismo que diseña e implementa la política pública de reintegración y reincorporación de excombatientes, así como su gestión territorial—, reveló que:

    • 75.731 personas se desarmaron: 64.342 hombres y 11.389 mujeres siguieron el plan del Gobierno. Del total, 51.419 personas ingresaron de manera voluntaria al proceso.
    • El exgrupo Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) es el que más combatientes han abandonado: 36.376 personas. Le siguen los de las ex Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia; de ellos 19.929 se desmovilizaron individualmente y 13.194 abandonaron las armas por el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto. Del ex Ejército de Liberación Nacional (ELN) fueron 4.911, y de otros grupos, 581.
    • De las personas que culminaron el proceso, 50% son bachilleres, 78% están trabajando, y 90% están afiliadas al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS).
    • De las personas que están en proceso, 29% son bachilleres, 74% están trabajando, y 95% están afiliadas al SGSSS.
    • Hoy hay alrededor de 25.000 en reintegración que finalizaron su tránsito a la vida civil. De estos, ocho de cada diez permanecen en la legalidad. 

    Según el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), desde el Acuerdo de Paz, la violencia de conflicto ha desaparecido en 343 municipios de los 1.103 del país. "En ellos se registró violencia de conflicto antes o durante la negociación y luego del Acuerdo este tipo de violencia desapareció". Sin embargo, advierten que en 103 municipios emergió violencia de conflicto, con el ELN como principal protagonista, seguido de grupos armados pos FARC.

    ​¿Por qué la paz continúa amenazada en Colombia?

    "La violencia incesante contra excombatientes sigue afectando la consolidación de la paz", advirtió el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ante el Consejo de Seguridad sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia el pasado 2 de octubre.

    Según el informe, desde enero a septiembre de 2020 fueron asesinados 50 exguerrilleros de las FARC, dos de ellos mujeres. El 30% de los asesinatos se cometieron cerca de las nuevas áreas de reincorporación —zonas donde han migrado algunos excombatientes tras abandonar los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) por problemas de seguridad—, que en su mayoría están situadas en regiones rurales aisladas.

    ONU advierte que en zonas como Frontino, Antioquia, los grupos armados ilegales siguen amenazando y obligando al desplazamiento de comunidades y excombatientes.

    ¿Qué son los falsos desmovilizados?

    El proceso del ARN no ha estado exento de escándalos. Durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) —hoy investigado por la Corte Suprema de Justicia por delitos de soborno y fraude procesal—, se conocieron varias falsas desmovilizaciones. 

    ​Una de ellas fue la del 'Cacique Nutibara' de las AUC, en noviembre del 2003. Según el periódico colombiano El Tiempo, el exjefe paramilitar Freddy Rendón Herrera, el 'Alemán', admitió ante un Tribunal de Justicia y Paz que había sido un montaje para darles beneficios políticos a los jefes de la "oficina de Envigado". Incluso, varios de los 855 supuestos 'paras' admitieron que los recogieron poco antes en barrios populares y que les ofrecieron plata y hasta borrarles sus antecedentes criminales. 

    Etiquetas:
    Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), Colombia, excombatientes, asesinatos, FARC
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook