02:03 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo

    MSF: Sin la cooperación de los Gobiernos europeos, los refugiados seguirán muriendo

    © Sputnik /
    Sociedad
    URL corto
    0 10

    Quizá no suceda en tu ciudad ni en tu país, pero antes de que termines de leer esta línea, más de 30 personas habrán abandonado sus hogares huyendo de guerras, en busca de una mejor vida que muchas veces nunca les llega. Sputnik te acerca a esa realidad a través de "Seguir con vida", una muestra de Médicos Sin Fronteras (MSF).

    Miles de personas diariamente deben abandonar sus hogares para sobrevivir a la violencia, la persecución y la pobreza. MSF presta atención médica y asistencia humanitaria en 462 proyectos en 72 países alrededor del mundo, entre ellos Sudán del Sur y Bangladés, y en el Mar Mediterráneo.

    Esos son los escenarios de "Seguir con vida": "Una acción que se vale de la realidad virtual para intentar acercar la realidad de los pacientes que atendemos en situación de migración", explicó a Sputnik Carolina Heidenhain, responsable de Comunicación de la Oficina de MSF para América del Sur de habla hispana.

    Hasta el 28 de noviembre la exposición estará en Plaza Cagancha en Montevideo, Uruguay. Allí se podrán ver vídeos en 360° que muestran los suelos, cielos y alrededores en los que viven miles de personas que quedaron "atrapadas" en crisis humanitarias.

    • Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      © Foto : Cortesía de Médicos Sin Frontera
    • Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      © Foto : Cortesía de Médicos Sin Frontera
    • Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      © Foto : Cortesía de Médicos Sin Frontera
    • Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      "Seguir con Vida", muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo
      © Sputnik /
    • Carolina Heidenhain, responsable de Comunicación de la Oficina de Médicos Sin Fronteras para América del Sur de habla hispana
      Carolina Heidenhain, responsable de Comunicación de la Oficina de Médicos Sin Fronteras para América del Sur de habla hispana
      © Sputnik /
    1 / 5
    © Foto : Cortesía de Médicos Sin Frontera
    Seguir con Vida, muestra de Médicos Sin Fronteras en Montevideo

    Bangladés

    Desde fines de agosto de 2017 más de 700.000 rohinyás, la minoría musulmana del estado birmano de Rakáin, huyeron a la zona limítrofe de Bangladés, por el brote de la violencia provocado por un ataque del Ejército de Salvación Rohinyá de Arakán. Se estima que sólo en el distrito bangladesí de Cox's Bazar hay casi un millón de personas, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

    El MSF tiene 19 estructuras sanitarias y clínicas móviles en Bangladés, allí ha proporcionado más de 656.200 consultas médicas, un número equivalente al 76% de los refugiados rohingyas, "uno de los grupos más vulnerables del mundo", aseguró Heidenhain.

    Durante los primeros meses de desplazamiento, más de la mitad de los pacientes de MSF recibían tratamiento por lesiones relacionadas con la violencia, pero pronto surgieron otros problemas de salud relacionados con las condiciones de hacinamiento y la falta de higiene en los campos.

    "Es inaceptable que la diarrea acuosa siga siendo uno de los mayores problemas de salud que vemos en los campamentos", contó en el informe anual 2017 de MSF Pavlo Kolovos, coordinador general de MSF en Bangladés.

    "Las infraestructuras para cubrir incluso las necesidades más básicas de la población no están aún disponibles, y eso afecta seriamente a la salud y bienestar de las personas", agregó.

    Al respecto, Heidenhain señaló a Sputnik que "estamos hablando del mayor campo de refugiados del mundo con 900.000 personas, con todo lo que eso implica en términos de logística, de acceso a la salud, de la precariedad de las condiciones de vida de la gente, la dificultad para acceder a la alimentación, al agua".

    Más: Pence tilda de injustificables las acciones de Birmania respecto a los rohinyás

    Desde hace décadas los rohinyás viven con "la falta total de derechos, no son reconocidos como ciudadanos, […] en muchos de los países vecinos a los que buscan huir, tampoco se los reconoce en su condición de refugiados", resumió.

    Teniendo en cuenta el alto nivel de violencia que los rohinyás sufrieron en Birmania y el trauma que esto les ha causado, los servicios para tratar los problemas de salud mental y las lesiones por violencia sexual y de género "siguen siendo inadecuados e insuficientes", se lee en el informe anual de MSF 2017.

    "La atención especializada que estas personas requieren también se complica por la falta del estatus legal que les impide tener un acceso razonable a la justicia y los beneficios propios de un Estado de derecho", se agrega. Además, los rohinyás "permanecen confinados a la fuerza en los campos".

    Sudán del Sur

    "Es un país que tiene algunos de los indicadores de salud más bajos del mundo, un país donde MSF viene trabajando hace muchísimos años antes de que se independizara" en 2011, contó Heidenhain, después de la guerra civil más larga de África.

    Sin embargo, MSF ha fortalecido su accionar después de 2011, al desencadenarse otros conflictos internos armados que llevaron a los sudaneses del sur a desplazarse dentro del mismo país o países vecinos.

    "El trabajo que muestra el vídeo de ‘Seguir con vida' es de campo […] donde encontramos […] malas condiciones de vida, hacinamiento, falta de las condiciones adecuadas de acceso al agua, la comida, y son las cosas que MSF intenta paliar día a día".

    Mar Mediterráneo

    Según datos de la OIM, al menos 2.835 personas se ahogaron cuando intentaban cruzar el mar desde Libia a Europa en 2017. El número de personas rescatadas y trasladadas a puertos seguros en Italia en 2017 fue el más bajo en cuatro años: unas 120.000.

    "Si bien hoy en día la cantidad de personas que se arriesgan a cruzar el Mediterráneo ha bajado, la cantidad de muertes entre esos que toman la decisión, ha aumentado", puntualizó Heidenhain. En 2017 al cruzar el mar moría una persona cada "47, aproximadamente", pero hoy muere una cada 18 personas.

    Además: Médicos Sin Fronteras condena decisión de Italia de inmovilizar el Aquarius

    Sobre la búsqueda y rescate que realiza MSF en el Mediterráneo, la experta aseguró que "son actividades muy complejas de realizar".

    "Hoy es cada vez es más difícil realizar estas actividades de búsqueda y rescate, los Gobiernos europeos están poniendo cada vez más trabas para poder hacerlos. Hay una tendencia muy fuerte en externalizar la frontera, es decir, que otros países por fuera de la Unión Europea terminen lidiando con esta situación", explicó.

    "Mientras los Gobiernos europeos no pongan otras vías legales y seguras que permitan a la gente intentar otras opciones para escapar, para pedir asilo, refugio… lamentablemente seguirán generándose muchísimas muertes", advirtió.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    desplazados, refugiados, guerra civil, Médicos Sin Fronteras (MSF)