18:00 GMT +322 Septiembre 2018
En directo
    Angela Merkel, la canciller alemana

    El origen de la falta de empatía de Merkel hacia los rusos

    © AP Photo/ Markus Schreiber
    Sociedad
    URL corto
    16330

    La desafección que la canciller alemana, Angela Merkel, siente hacia los rusos puede explicarse por el hecho de que un soldado soviético le robó la bicicleta cuando la política teutona era una niña en Alemania del Este.

    En el libro 'Kovarnaya Koleya' ('Carril Ruin', en español), Yakunin escribe que semejante explicación fue la que le dio la propia Merkel.

    De acuerdo con el empresario, Yakunin le preguntó en 2008 al presidente de Siemens, Peter Löscher, por qué durante sus reuniones con los rusos la canciller alemana utilizaba los servicios de su traductor. 

    Es público y notorio que Merkel, nacida en Alemania del Este —que tras la Segunda Guerra Mundial fue ocupada por la URRS—, habla bien ruso. 

    "Siempre consideré que si yo supiera al menos una palabra de chino, la usaría; y si supiera tres palabras de alemán, las emplearía también. No podía entender por qué una persona que sabía ruso tan bien como Merkel no lo hablaba durante sus visitas al país. Tenía la sensación de que ella estaba atenazada por una fobia", escribe Yakunin, citado por los medios rusos.

    Te podría interesar: Merkel, al tanto de la 'línea roja' que no se puede cruzar con Rusia

    Dos semanas después de esta conversación con Löscher, el jefe de Ferrocarriles de Rusia tuvo la oportunidad de conversar en Berlín con la propia Merkel.

    "Ella me saludó (…) y en seguida empezó a hablar conmigo en ruso. Merkel dijo: 'Señor Yakunin, usted tiene razón en que tengo temor a hablar ruso. Cuando era niña, un soldado soviético me robó la bicicleta. A partir de aquel momento, siento algo que supongo que puede calificarse como una cierta desafección hacia los rusos'", cita Yakunin las palabras de Merkel. 

    Al escuchar esta explicación, el empresario ruso recordó que a la vuelta de la esquina había una tienda de bicicletas.

    "Si pudiera imaginar por un segundo que eso ayudaría a cerrar su herida, me echaría allí en seguida para comprar todas sus bicicletas, pero no estoy seguro de que eso le ayude", le dijo Yakunin a Merkel. 

    La editorial Biteback Publishing publicó el 12 de abril 'Carril Ruin'. Aparte de este caso, Vladímir Yakunin describió detalladamente en el libro distintas fases de su vida y compartió recuerdos sobre la gente con la que tuvo oportunidad de encontrarse. 

    También: Macron-Merkel, un amor interesado

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    libros, Angela Merkel, Rusia