En directo
    Salud
    URL corto
    0 18811
    Síguenos en

    Un hábito bastante popular entre los chinos puede ser el secreto para una mejor salud y, por ende, una vida más larga. En el país asiático, tanto los jóvenes como las personas mayores suelen beber agua caliente constantemente a lo largo del día.

    En China, a menudo es posible encontrar calderas de agua hirviendo en todas partes, desde bibliotecas, hasta cafés y restaurantes o estaciones de tren, y aeropuertos. Los ciudadanos pueden llenar las tazas portátiles que suelen llevar consigo en prácticamente cualquier lugar.

    Beber agua caliente es un hábito presente en la cultura china desde hace varios miles de años. Desde la antigüedad, los chinos consideran el consumo del líquido una medida preventiva contra la mayoría de las enfermedades

    A día de hoy, gran parte de los médicos del país asegura que el té y el agua caliente son buenos remedios para todas las dolencias. Pero, ¿para qué exactamente sirve el agua caliente desde el punto de vista de la medicina tradicional china?

    Tomar un baño caliente promueve la dilatación de los vasos sanguíneos y mejora la circulación de la sangre. Se cree que beber agua caliente tiene un efecto similar. Un flujo sanguíneo saludable garantiza una presión arterial en niveles adecuados y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

    Muchos chinos suelen tomar un vaso de agua caliente por la mañana, luego de despertarse, para activar el sistema digestivo. Su consumo a lo largo del día puede también ayudar en la digestión. Algunos creen incluso que el agua caliente puede disolver y disipar los alimentos que nuestro organismo tiene dificultad de digerir.

    Beber agua caliente puede hacer que las personas se sientan más llenas, lo que, por ende, reduce la cantidad de alimentos que ingieren y les ayuda a perder peso. Se cree también que la práctica estimula el metabolismo y promueve la eliminación de toxinas.

    Además, beber agua caliente alivia la tensión de las membranas mucosas del sistema respiratorio. La práctica ayuda a toser la flema, por lo que es un remedio eficaz en el tratamiento de la tos durante un resfriado. También ayuda a aliviar el dolor de garganta. 

    Asimismo, el consumo de agua, ya sea caliente o fría, mejora la función del sistema nervioso central, lo que afecta el estado de ánimo y la función cerebral. El buen funcionamiento del sistema puede disminuir la ansiedad y los niveles de estrés.

    La medicina tradicional del país asiático considera que el consumo de agua caliente también puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de manera general y evitar numerosas enfermedades. 

    Muchos chinos creen que beber este líquido con frecuencia puede prolongar la vida e incluso ayudar a verse mucho más jóvenes.

    Etiquetas:
    agua, salud, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook